Aprende a ponerte y quitarte los guantes desechables

Este es un tutorial con el que te vamos a explicar cómo ponerte y quitarte los guantes desechables de una forma muy sencilla y sobre todo mucho más segura, logrando evitar riesgos innecesarios al manipular sustancias o en situaciones de riesgo de contagio.

Aprende a ponerte y quitarte los guantes desechables

Cómo ponerte los guantes desechables

Existen dos tipos principales de guantes deschables que vamos a utilizar:

  • Esterilizados: evitan que contaminemos aquello que toquemos a la vez que previenen también de contaminarnos nosotros. Aquí podéis encontrar guantes esterilizados.
  • No esterilizados: previenen contaminarnos con aquello que toquemos. Aquí os dejamos un enlace para comprar guantes desechables no esterilizados.

Pasos para colocarse los guantes esterilizados

Estos son los pasos que deberemos seguir para colocarnos de forma correcta los guantes desechables esterilizados:

  • No podemos llevar ningún tipo de reloj, pulsera, anillo, etc.
  • Lavaremos las manos de forma correcta para garantizar su desinfección.
  • Se abre el envoltorio de los guantes, garantizando que el contenido se coloque sobre un lugar estéril.
  • Desplegamos el contenido para disponer los guantes para su colocación.
  • Nos colocamos el primer guante ayudados por la segunda mano, pero sin tocar con la mano la parte exterior del guante.
  • Ahora es el turno del segundo guante, y en este caso, nos ayudaremos con la primera mano ya enguantada, pero asegurando que sólo tocamos el exterior del segundo guante.
  • Es el momento de ajustarlos cuidando de tocar tan sólo la cara externa tanto de uno como de otro, evitando así la contaminación.
  • Recuerda que si quieres mantener la esterilidad, no podrás tocar a partir de ahora más que cosas estériles.

Con este vídeo os resultará mucho más fácil ir siguiendo los pasos:

Pasos para colocarse los guantes no esterilizados

Al tratarse de guantes que no están esterilizados, no nos preocupa tanto la contaminación que pueda haber en su exterior.

Esto significa que podremos colocárnoslos de forma normal, sin preocuparnos si tocamos el exterior de los mismos.

No obstante, nuestra recomendación es que, incluso cuando os coloquéis este tipo de guantes, aprovechéis para practicar siguiendo los pasos que hemos indicado para los esterilizados.

Por otra parte, es importante que antes de colocarnos los guantes nos lavemos bien las manos, incluso aunque se trate de guantes no esterilizados.

Cómo quitarte los guantes desechables

Ten en cuenta que, tanto si hemos utilizado guantes estériles como si se trata de guantes no estériles, el problema que tenemos ahora es que la parte exterior de los mismos es posible que esté contaminada.

Ya sean virus, gérmenes, químicos, productos peligrosos u otros patógenos, el objetivo va a ser quitarnos los guantes asegurándonos de que no tocamos en ningún momento la cara exterior que es donde está el peligro.

Esto lo vamos a poder hacer de una forma muy sencilla siguiendo estos pasos y echando un vistazo al vídeo que os hemos colocado a continuación:

  • Con el pulgar e índice de una mano engancha la parte baja del otro guante por la cara interna de la muñeca.
  • Tira hacia arriba con lo que le darás la vuelta.
  • Coloca el guante extraído en el centro de la mano que todavía tiene el guante y hazlo una pelota entre los dedos.
  • Mete los dedos índice y corazón en la parte interna de la muñeca y por debajo del guante.
  • Tira hacia los dedos con lo que le darás la vuelta con el primer guante dentro.
  • Tíralos a la basura.
  • Es el momento de lavarte bien las manos.

Este es el vídeo donde encontraréis el proceso de forma gráfica y más clara:

Esto es todo lo que tienes que saber para ponerte y quitarte los guantes desechables, tanto si son esterilizados como si no, reduciendo los riesgos de contagio o contaminación cuando manipulemos todo tipo de productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.