Los beneficios de ducharse con agua fría

Calentar agua es un proceso que requiere un importante consumo energético, y es por ello que una buena forma de evitarlo es duchándonos con agua fría. Si todavía se resiste esta posibilidad, a continuación vamos a presentar algunos de los beneficios de ducharse con agua fría que consideramos os ayudarán a dar el cambio, no ya sólo para tender una mano a la naturaleza, sino también para mejorar vuestra salud.

Los beneficios de ducharse con agua fría c

Cómo puedo acostumbrarme a ducharme con agua fría

Esta es la primera duda que nos viene a la cabeza cuando nos planteamos comenzar a ducharnos con agua fría. Es cierto que ducharse con agua fría ofrece múltiples ventajas, y por norma general eso ya lo sabemos, pero el problema llega cuando nos ponemos debajo de la alcachofa de la ducha y empezamos a dudar de si realmente vamos a empezar hoy o mejor lo dejamos para mañana.

Por supuesto cabe destacar que hay momentos para todo, y tampoco tenemos que renunciar a las comodidades especialmente si disponemos de una instalación solar de energía térmica. Por ello deberemos analizar de forma correcta el momento adecuado para tomar una ducha fría o aquellos en los que es mejor calentar un poco el agua.

En cualquier caso siempre recomendamos que disminuyáis la potencia del calentador, ya que a menudo solemos calentar el agua en exceso lo cual supone un gasto eléctrico considerable.

Adquirir un nuevo hábito a menudo suele ser algo que requiere esfuerzo por nuestra parte, ya que nos tenemos que enfrentar a situaciones incómodas como puede ser el caso. Sin embargo, mentalizarnos nos va a ayudar mucho en el proceso, y en poco tiempo nos daremos cuenta de que nos hemos adaptado mucho mejor de lo que podíamos imaginar.

Generalmente en estos casos siempre se recomienda que nos metamos rápidamente debajo del agua, ya que reducimos no sólo el sufrimiento sino que además evitamos acabar echándonos para atrás. En este sentido ya dependerá de cada uno de vosotros, pero sobre todo debéis probar a hacerlo poco a poco y de golpe para analizar cuál es el sistema que simplifica más el proceso.

En el caso de que nos encontremos con temperaturas algo frescas, lo mejor que podemos hacer es practicar algo de ejercicio físico antes de ducharnos, ya que nos costará bastante menos especialmente si hemos sudado.

También nos centraremos en nuestra respiración, la cual nos va a ayudar a mejorar nuestra concentración y por tanto disminuiremos las malas sensaciones.

Ventajas de ducharse con agua fría

Pues bien, nos vamos a centrar ahora en las distintas ventajas que supone ducharse con agua fría.

Tu salud te lo agradecerá

La primera y más generalizada ventaja que vamos a obtener es una considerable mejora de nuestra salud. Al ducharnos con agua fría nuestros músculos se flexionarán y nuestro corazón latirá más deprisa, gracias a lo cual nuestros órganos y músculos se verán beneficiados con un mayor torrente sanguíneo. Por otra parte también es muy beneficiosa para el sistema nervioso.

Elimina toxinas gracias al agua fría

Ducharse con agua fría también es una forma fantástica de desintoxicar nuestro cuerpo, ya que ayuda a que las toxinas salgan fuera, evitando así infecciones innecesarias.

Los beneficios de ducharse con agua fría b

Beneficios psicológicos del agua fría

A su vez cuenta con beneficios psicológicos, ya que el agua fría ayuda a la liberación de componentes químicos en nuestro cerebro como la noradrenalina, gracias a los cuales veremos una importante reducción de estrés, ansiedad, una considerable mejora ante problemas de depresión y en general contaremos de un mejor humor.

La mejor forma de aumentar nuestra energía

Gracias a la activación de las terminaciones nerviosas que se produce al contacto con el agua fría lograremos aumentar nuestra energía. En este sentido también nos ayudará el hecho de que nuestro corazón lata más deprisa a la vez que se acelerará nuestra respiración.

Aumenta la fertilidad en el hombre

Otro punto importante que debemos conocer es que el agua fría mejora el estado del esperma. Hay que tener en cuenta que el agua caliente ofrece el resultado contrario, es decir, disminuye la fertilidad.

Esto se debe a que al ducharse con agua fría se consigue aumentar el nivel de testosterona en nuestro cuerpo, con lo que se produce una mayor cantidad de esperma dando lugar a una mejor fertilidad.

Mejora el metabolismo

También hay que tener en cuenta que ducharse con agua fría mejora nuestro metabolismo. Esto se debe a que las bajas temperaturas empujan a nuestro cuerpo a regular la temperatura corporal con mayor frecuencia. Gracias a ello vamos a consumir una mayor cantidad de calorías, razón por la cual muchas veces habréis escuchado que ducharnos con agua fría es muy beneficioso si queremos perder peso.

Reduce las inflamaciones

Especialmente si hemos practicado ejercicio físico antes de proceder a ducharnos, el agua fría nos va a ayudar a disminuir las inflamaciones que se producen posteriormente al entrenamiento.

Conseguiremos que nuestras venas se contraigan y a la vez eliminaremos toxinas de nuestro torrente sanguíneo.

Ayuda a mejorar la respiración

El agua fría, muy especialmente cuando supone un choque, uno de los efectos que produce es la hiperventilación. Se trata de una respuesta natural que mejora nuestra respiración, pero en todo caso y para no sufrir demasiado (especialmente cuando comencemos a habituarnos), lo mejor que podemos hacer es respirar hondo y relajarnos.

Activa el sistema linfático

El sistema linfático transporta los desechos de las células y los restos de patógenos. Este líquido se va extendiendo por todo nuestro cuerpo, y es por ello que debemos favorecer su eliminación.

Los beneficios de ducharse con agua fría

Muchas veces habréis podido observar que a algunas personas se les hinchan las extremidades, lo cual se debe a una acumulación de dicho líquido por un mal funcionamiento del sistema linfático. Esta situación hace que con el tiempo nuestra salud se vea afectada, pero con tan sólo ducharnos con agua fría vamos a lograr una mayor liberación de líquido.

Ayuda a controlar el estrés

El agua fría no sólo nos ayuda a reducir el estrés, sino que también favorece el fortalecimiento de nuestro sistema inmunitario, con lo que de rebote aumentaremos también nuestro control frente al estrés.

Agua fría para dormir mejor

Por otra parte también se trata de un sistema fantástico para dormir mejor. En este sentido comprobaremos sus beneficios muy especialmente si realizamos cualquier actividad física, nos luchamos con agua fría y nos acostamos en la cama.

Disfruta de una mejor apariencia

Ducharse con agua fría no sólo va a mejorar nuestra salud, sino que también hará lo propio con nuestro aspecto, ofreciendo un rostro mucho mejor hidratado y un cuerpo más tonificado, mejorando también el estado de nuestro cabello y piel en general.

Con estos consejos esperamos haberos animado para que a partir de ahora optéis por ducharos con agua fría, y muy especialmente en estos momentos en que el verano está comenzando a hacer de las suyas.

Pero ahora que hemos conseguido ahorrar electricidad evitando calentar agua, lo siguiente que tenemos que hacer es aprender algunos de los mejores trucos para ahorrar agua, y si os queda algo de tiempo también os animamos a que ahorraréis electricidad utilizando cocinas solares, destacando por supuesto la fantástica cocina solar GoSun Grill que incorpora una batería gracias a la cual no tendremos que cocinar al sol además de que podremos utilizarla incluso por la noche o en cualquier momento que la necesitemos.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.