Pato serrucho brasileño o Mergus octosetaceus

El pato serrucho brasileño es denominado científicamente Mergus octosetaceus y se trata de un ave anseriforme que forma parte de la familia Anatidae. En la actualidad el número de ejemplares se ha reducido drásticamente, por lo que se sospecha que ya no se encuentra en algunos de sus hábitats tradicionales. Por ello ha sido incluido en la Lista Roja de Animales en Peligro de Extinción de la UICN con la Categoría CR.

Pato serrucho brasileño o Mergus octosetaceus

Características del pato serrucho brasileño

El pato serrucho brasileño es un ave del orden Anseriforme, familia Anatidae, subfamilia Merginae y género Mergus.

Es conocido científicamente como Mergus octosetaceus y cuenta con una característica muy destacada que lo ayuda a distinguirse de otros ejemplares similares que no es otra que su largo copete que se alarga por toda la nuca.

Su cabeza y cuello son de color negro, siendo su zona dorsal de un color pardo oscuro. Sin embargo, al volar deja ver un espejo alar blanco que también ayuda a distinguirlo en el aire. Sus patas son rojizas y su pico tiene una forma bastante alargada y fina, siendo de color negro.

Su voz destaca por ser áspera y seca a la vez que nasal.

En cuanto a la cría, generalmente se reproduce entre los meses de junio y agosto, aunque dependiendo de la zona geográfica en la que se encuentre puede variar. Durante varios días incuban los huevos, y las aves jóvenes comienzan a observarse entre los meses de agosto y noviembre.

Su dieta está basada en peces, larvas de insectos, anguilas pequeñas y caracoles fundamentalmente.

Habitualmente suelen anidar dentro de árboles huecos así como en grietas de las rocas, y en cuanto a la edad se calcula que envejecen hasta una media de 6,5 años.

Hábitat del pato serrucho brasileño

El pato serrucho brasileño se encuentra localizado en distintas ubicaciones de la zona centro y sur de Brasil, más concretamente en el Parque Nacional Serra da Canastra y en Minas Gerais, pero hay que tener en cuenta que se trata de un espécimen nativo de Brasil, Argentina y Paraguay, por lo que su limitación actual es clara muestra de su situación real.

Hay informes que podrían demostrar la existencia de ejemplares no controlados en algunas zonas, como 12 individuos que fueron avistados en Arroyo Urzú (Argentina) en el año 2002, cuando desde 10 años antes no habían sido vistos en la zona. De igual manera tampoco se han vuelto a avistar, por lo que es complicado saber si existe o no un hábitat en estas zonas a día de hoy.

Fundamentalmente habita en zonas de ríos de agua dulce con corriente rápida y poca profundidad, requiriendo siempre aguas cristalinas, razón por la cual es habitual encontrarlos en los afluentes superiores de las cuencas hidrográficas.

Se trata de un animal que no abandona su zona, es decir, no es migratorio, estableciendo un territorio donde vivirá el resto de su vida.

Pato serrucho brasileño o Mergus octosetaceus b

En el mapa podemos ver en color rojo lo que representa su hábitat natural, aunque es muy probable que ya no se puedan encontrar ejemplares en dicha zona. En amarillo por el contrario es donde a día de hoy se considera que todavía existen ejemplares.

Situación del pato serrucho brasileño

En la actualidad, el Mergus octosetaceus está considerado como un animal en peligro crítico de extinción, condición que ostenta desde el año 1994, aunque los últimos informes cabe destacar han sido positivos en el sentido que se piensa podría estar en mejor condición de lo que considerábamos hasta ahora.

No obstante, su población todavía es demasiado pequeña a la vez que se encuentra fragmentada, y los peligros que lo han llevado a la situación en la que se encuentra siguen vigentes e incluso tienden a aumentar, por lo que no hay que confiarse.

En la actualidad se calcula que la población podría llegar a alcanzar los 250 ejemplares, la misma cantidad que se registró en el año 1992, pero teniendo en cuenta el fuerte descenso que experimentó en los años siguientes, sin duda hablaríamos de una tímida recuperación que otorga un poco más de tiempo para su recuperación.

Los peligros que acechan al pato serrucho brasileño

Actualmente se piensa que el pato serrucho brasileño cuenta con ocho ubicaciones distintas en una extensión de alrededor de 51300 m2 a una altura máxima de 1100 msnm. No obstante, la superficie así como la calidad del hábitat donde se encuentra localizado va en continuo descenso, lo que pone en mayor peligro la situación de la especie.

Pato serrucho brasileño o Mergus octosetaceus c

Una de las mayores amenazas del Mergus octosetaceus es la alteración del medio y sobre todo la contaminación del río. La deforestación reduce considerablemente su hábitat, y de igual manera, la expansión agrícola afecta considerablemente su situación.

Estos procesos a su vez también dividen su hábitat, por lo que inevitablemente se encuentran extensiones de menor calidad y mucho más reducidas.

Recientemente, la creciente minería de diamante en la zona ha ido decayendo, pero se piensa que en breve se reanudará en la Serra da Canastra.

Otro de los peligros que acechan al pato serrucho brasileño es la construcción de presas hidroeléctricas  que afectan muy negativamente a la naturaleza de los ríos y por tanto también a la especie.

Labores de conservación del pato serrucho brasileño

En cuanto a las acciones de conservación, el pato serrucho brasileño está protegido en tres Estados, pero para conseguir una mejoría existen distintas acciones de conservación propuestas que pasan desde realizar estudios del estado del hábitat hasta implementar estrategias de trabajo de campo para aumentar la protección y obtener informes claros que permitan enumerar las especies exactas.

También se propone seguir adelante y aumentar la cría en cautividad, y cabe destacar que muchas de estas propuestas poco a poco se van poniendo en marcha, como el taller de Tocantis creado en 2014 donde se analiza la Normativa que permita elegir adecuadamente las actividades que no se permiten realizar en la zona por afectar al pato serrucho brasileño.

Si queréis conocer otros animales en peligro de extinción catalogados por la UICN os recomendamos que echéis un vistazo al artículo que hemos creado al que podréis acceder a través de este enlace.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.