Cómo preparar conservas caseras. Mermelada de calabacín

Presentamos esta receta casera de mermelada de calabacín, una forma fantástica de aprovechar los excedentes de nuestra cosecha y, en definitiva, de disfrutar de un producto fabricado de forma natural, sin conservantes, sin colorantes y sólo con productos naturales y sabrosos.

Qué necesito para la receta de mermelada de calabacín

Con tan sólo unos sencillos utensilios y unos ingredientes bien escogidos, podremos ponernos manos a la obra con esta fantástica receta de mermelada.

Ingredientes para preparar mermelada de calabacín

Con estos sencillos ingredientes vamos a tener todo lo necesario para preparar nuestra receta.

  • Calabacín: 1 Kg (ya pelado y limpio).
  • Azúcar: 1 Kg.
  • Canela: vamos a necesitar un trocito de canela en rama.
  • Zumo de limón: exprimiremos medio limón de tamaño mediano.

Utensilios necesarios para preparar mermelada de calabacín

También deberemos tener a mano los siguientes utensilios.

  • Cazuela: en la medida de lo posible evitaremos el aluminio, y en caso de no poder, optaremos por aluminio fundido anodizado.
  • Batidora: si buscamos una mejor textura y una mayor uniformidad, podemos utilizarla.
  • Tarros de vidrio: serán necesarios para guardar el producto en buenas condiciones para que nos dure todo el año.
  • Cacerola: útil para esterilizar los tarros.

Proceso de elaboración de la mermelada de calabacín

Vamos a empezar esterilizando los botes, ya que el proceso para preparar la mermelada de calabacín puede ser más rápido que otras recetas, por lo que nos podemos encontrar con el producto ya cocinado pero sin los envases preparados. Si no sabéis esterilizar, os aconsejamos que os deis un paseo por este tutorial.

Ahora vamos a lavar bien los calabacines, los pelamos y retiramos las semillas. Ahora los vamos a cortar en trocitos, y es muy importante que tengamos en cuenta el peso, ya que vamos a tener que añadir la misma cantidad de azúcar. Es decir, si tenemos 800 grs., mezclaremos con 800 grs. de azúcar.

El caso es que meteremos tanto los trocitos de calabacín como el azúcar en la cazuela, añadiendo el zumo de limón y el trocito de canela en rama. Dejamos reposar un poquito y ponemos a cocer hasta que veamos que el calabacín se va deshaciendo. Llegados a este punto, tenemos que retirar la ramita de canela, y a continuación pasaremos por la batidora para conseguir la textura adecuada, con lo que ya tenemos nuestra mermelada preparada.

Cómo envasar al vacío la mermelada de calabacín

Para conseguir que nuestra receta se mantenga intacta durante el paso de los meses, lo que tenemos que hacer ahora es envasar el producto al vacío. Para ello os aconsejamos que echéis un vistazo a los artículos en los que explicamos qué es una envasadora al vacío y cómo envasar al vacío de forma tradicional.

Por supuesto también os animamos a que busquéis entre nuestras múltiples recetas, donde encontraréis conservas de todo tipo que podréis preparar de forma natural para llenar vuestra despensa.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.