Qué es el turismo sostenible

El turismo sostenible, también conocido como turismo sustentable, es un modelo de turismo basado en los principios de sostenibilidad, minimizando el impacto que tenemos sobre el medio ambiente y buscando un desarrollo positivo de la cultura de aquellos lugares que visitamos.

El objetivo del turismo sostenible

El turismo sostenible tiene dos objetivos prioritarios; por una parte y como comentábamos, el objetivo es causar el menor impacto posible al medio ambiente, y por otro se busca ayudar en el desarrollo de la población local de aquellos destinos a los que nos dirigimos.

En este sentido, este tipo de turismo es conocido a menudo como turismo solidario, pero en cualquier caso y para conseguir nuestro cometido, el respeto debe ser máximo en todo momento, teniendo en cuenta los criterios culturales y por supuesto el entorno que nos rodea.

Las ventajas del turismo sostenible

Sin duda alguna, un turismo sostenible nos lleva a un crecimiento personal muy por encima del turismo tradicional, ya que nos ofrece la posibilidad de conocer de primera mano y adaptarnos a nuevas culturas, lo que supone un intercambio cultural enriquecedor tanto para nosotros como para las personas que conoceremos.

Qué es el turismo sostenible b

A su vez también cabe destacar que el turismo a menudo causa un impacto negativo en determinadas zonas, bien sea por la adaptación del medio al aumento de turistas en la misma, o por el hecho de que a menudo confundimos turismo con desaparición de responsabilidades, afectando negativamente al lugar en el que nos encontramos.

En resumen, el turismo sostenible se basa en un turismo que, de cualquier forma, suponga un impacto positivo para nosotros y los lugares que visitamos, y es por ello que a menudo incluye actividades que fomentan el comercio justo y los proyectos solidarios, consiguiendo así no sólo una ayuda puntual, sino favorecer de este modo la concienciación.

El origen del turismo sostenible

El turismo sostenible ha evolucionado a través de diversos sucesos que poco a poco lo han ido conformando.

En principio, la base principal del turismo sostenible nació en el año 1978 tras la creación de un Comité Ambiental por parte de la OMT, teniendo lugar a partir de aquí diversos acuerdos a los que se llega tras múltiples reuniones y programas en los que participan otras organizaciones.

Quizás el cambio más representativo y por tanto el nacimiento en sí de lo que podríamos considerar la base del turismo sostenible tiene lugar en 1994, año en el que se establece una serie de recomendaciones que buscan una mayor concienciación dentro del ámbito del turismo para evitar el impacto negativo.

Qué es el turismo sostenible c

Fue ya en el mes de abril de 1995 cuando tras la Conferencia Mundial del Turismo Sostenible celebrada en Lanzarote (España) nace la Carta Mundial del Turismo Sostenible, un texto centrado en la sostenibilidad turística que aún a día de hoy sigue siendo considerada la base del turismo sostenible.

La importancia del turismo sostenible en el desarrollo

Con el paso de los años, el concepto “turismo sostenible” ha ido evolucionando y adaptándose a las necesidades de cada lugar concreto, y en este sentido, el desarrollo forma parte de una estrategia que busca utilizar dicho turismo como sistema para fomentar y mejorar la calidad vida de los lugareños sin por ello tener que renunciar a sus costumbres y modo de vida.

El objetivo es evitar que el turismo suponga un impacto negativo en los ámbitos ambientales y socioculturales, consiguiendo a su vez una gran satisfacción por parte del turista y los habitantes del lugar visitado, a la vez que intenta conseguir que en todo momento, los beneficios obtenidos a través de esta modalidad de turismo, sean repartidos de la forma más equitativa posible entre estos habitantes. Permitidme un inciso, y es que no debemos olvidar que el turismo es uno de los motores económicos más representativos en todo el mundo, por lo que bien organizado y siempre respetando el lugar de destino, sin duda se convierte en un sistema favorecedor especialmente para aquellos que no tienen fácil acceso a los recursos básicos.

Qué es el turismo sostenible f

A día de hoy, el turismo sostenible se ha convertido en una de las principales prioridades de millones de turistas cada año, consiguiendo unos resultados muy positivos que, cada vez más, enriquecen tanto al que viaja como al que abre las puertas de su hogar.

El turismo sostenible y los puestos de trabajo

Cabe destacar que uno de los aspectos que podríamos considerar del turismo con relación a la mano de obra es que por norma general se trata de puestos estacionales, es decir, hay temporadas en las que se requieren trabajadores, mientras en otras se producen despidos en masa.

A su vez hablamos de una mano de obra poco cualificada, además de que, sobre todo, se ve obligado a competir con otros destinos turísticos.

Cabe destacar que en algunos destinos, el desarrollo turístico alcanza una preocupante intensidad, lo cual puede suponer un impacto negativo sobre la naturaleza, y es que no debemos olvidar que una de las principales razones para optar por un destino turístico sigue siendo el paisaje.

En ese sentido, en algunas zonas se prima el aspecto económico, lo que en ocasiones se acaba convirtiendo en un arma de doble filo, ya que el principal atractivo turístico puede acabar desapareciendo, en cuyo caso desaparece también el concepto de turismo sostenible en dicha zona.

En busca de un turismo sostenible equilibrado

Por esa razón, los responsables de fomentar este tipo de turismo analizan constantemente los impactos ambientales de este tipo de prácticas, buscando favorecer un sostenimiento adecuado, y sobre todo concienciar tanto a lugareños como a turistas de la importancia de la concienciación, evitando afectar aspectos tan esenciales como el suelo forestal, la flora y la fauna, la producción de todo tipo de residuos, la entrada de animales que puedan poner en peligro el equilibrio natural, evitar ruidos y vibraciones (habituales en la construcción de centros de ocio creados para recibir a los turistas), alteración de la geografía, evitar un exceso de vías que seccionen el hábitat de especies animales y plantas, sostenimiento hidrográfico, etc.

Qué es el turismo sostenible d

En ese sentido, para conseguir un buen desarrollo turístico sostenible es imprescindible controlar la utilización de los recursos naturales, a la vez que es necesario controlar las prácticas empresariales, muchas veces el detonante de un cambio de modelo que puede llegar a afectar negativamente a la zona.

Los tres ejes del turismo sostenible

El turismo sostenible se soporta sobre tres ejes principales que son el ambiental, el económico y el social.

El eje ambiental del turismo sostenible

Comenzamos por uno de los primeros responsables de la aparición del turismo sostenible, que no es otro que el eje ambiental.

El objetivo del mismo es conseguir que se respete y preserve la biodiversidad, primando el respeto por el ecosistema y exigiendo que las actividades que se lleven a cabo siempre mantengan la necesaria compatibilidad.

Por ello es importante inducir al desarrollo de la concienciación, aspecto clave que además no sólo se aprende en la práctica de este turismo, sino que debe formar parte de la educación de todos y cada uno de nosotros.

Qué es el turismo sostenible e

A su vez, cada localidad deberá ser analizada con detenimiento y de forma particular, estableciendo normas relacionadas con lo que se puede y no se puede hacer, prestando atención a la flora y la fauna, así como a los recursos naturales para evitar su alteración.

El eje social del turismo sostenible

También es importante destacar el eje social, y es que una de las premisas principales de este turismo es que en todo momento se satisfagan aspectos esenciales como lo son la alimentación, la vivienda, el vestido, la educación, la asistencia sanitaria, los servicios públicos, el trabajo y la seguridad.

Por ello es primordial que existan valores democráticos que además permitan la libertad en cuanto a ideología y creencias políticas. Deberá existir equidad económica, seguridad, calidad medioambiental, igualdad en función de creencias, razas y etnias y por supuesto y en todo caso se respetarán los derechos humanos.

El eje económico del turismo sostenible

Como comentábamos anteriormente, uno de los beneficios del turismo sostenible es el aspecto económico, estableciendo servicios acordes con las necesidades tanto de turistas como lugareños, y sobre todo impidiendo que este eje pueda afectar a cualquiera de los criterios establecidos a través de los ejes ambiental y social.

Esto es grosso modo lo que significa turismo sostenible. Por supuesto hay muchos aspectos que podemos desarrollar, lo cual haremos más adelante con el objetivo de entender el concepto a la vez que lograr concienciarnos de la importancia de un turismo que valore el respeto por encima de todo.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.