The Lowline y su concepto de parques subterráneos

Son muchos los proyectos que nos llaman la atención como es el caso de The Lowline, un parque subterráneo alimentado con iluminación solar que tiene la intención de ser construido en el subsuelo de Nueva York. A continuación damos a conocer algunos aspectos interesantes de este proyecto que finaliza hoy mismo su campaña en Kickstarter.

The Lowline y su concepto de parques subterráneos i

Un entorno natural bajo la tierra

The Lowline tiene como objetivo el construir un entorno completamente natural pero en esta ocasión bajo la tierra, buscando la creación de un parque tal cual lo conocemos pero con la particularidad de encontrarse oculto y apartado de los ruidos e inclemencias externos.

En él podremos encontrar todo lo que podríamos ver en un parque normal como pueden ser árboles, plantas y por supuesto disfrutar de la iluminación solar, y esto es posible gracias a la utilización de las nuevas tecnologías que nos ofrecen la posibilidad de canalizar, absorber y emitir luz solar hacia el interior.

En esencia hablamos de un proyecto muy interesante especialmente pensado para las grandes ciudades, y es que muchas veces resulta complicado disfrutar de espacios verdes cuando la aglomeración y el asfalto se imponen a la naturaleza.

La recuperación del tranvía de Manhattan

Pero uno de los aspectos más interesantes de este proyecto es que tiene como objetivo aprovechar las instalaciones existentes del viejo tranvía de Manhattan que fue inaugurado en el año 1908. En concreto se sacaría partido a la estación Williamsbur Bridge que se encuentra justo debajo de la Delancey Street.

The Lowline y su concepto de parques subterráneos

En esta zona se puede disponer sin problemas de más de 4000 m², los cuales serían reconvertidos 67 años después de su abandono, y es que la estación estuvo operativa tan sólo hasta el año 1948.

The Lowline y su concepto de parques subterráneos b

En esencia encontramos dos beneficios muy interesantes; por una parte no sólo se aprovecharían estas instalaciones que se encuentran totalmente abandonadas y que con los años empeorarán su estado, sino que a la vez también se logra transformar el entorno en un lugar verde y natural donde los neoyorquinos y visitantes podrán disfrutar de auténtica naturaleza en el subsuelo de Manhattan.

The Lowline sería el primer parque público subterráneo con luz solar

Por otra parte cabe destacar que este proyecto haría de The Lowline el primer parque público subterráneo con luz solar de todo el planeta, haciendo uso de tecnologías que permitiesen no sólo la habitabilidad y el perfecto desarrollo de la flora, sino que a la vez también fomentase el conocimiento y por supuesto ofreciese un remanso de tranquilidad y ocio para todos aquellos que quieran visitarlo.

The Lowline y su concepto de parques subterráneos d

La base tecnológica del proyecto The Lowline

Pero evidentemente no resulta sencillo llevar la luz solar al interior de estas instalaciones, y para ello se utilizarán, entre otros dispositivos, concentradores y colectores cuya instalación se llevará a cabo en los techos de los edificios que se encuentran en la zona del parque.

A su vez, dichos colectores dispondrán de un sistema de guiado que les permite ir rotando en función de la posición del sol, gracias a lo cual en todo momento tendrán la capacidad de dirigir la máxima iluminación posible hasta los concentradores.

The Lowline y su concepto de parques subterráneos e

Dichos concentradores se instalarán en la calle y su función será canalizar la luz obtenida de los colectores hacia los irrigadores, que son unos tubos que llevarán la iluminación hacia el parque subterráneo.

Al final de la cadena encontraremos los distribuidores, que son una serie de paneles que amplían el campo de iluminación con el objetivo de sacar el máximo partido a toda la luz capturada.

Gracias a dicha iluminación todo el parque permanecerá iluminado además de que tanto los árboles como las plantas podrán desarrollarse sin problemas.

A través de estos dibujos podréis haceros una idea de todo el proceso que os acabamos de explicar.

The Lowline y su concepto de parques subterráneos f The Lowline y su concepto de parques subterráneos g

La campaña en Kickstarter para el proyecto The Lowline

A diferencia de otros proyectos, en esta ocasión The Lowline ha sido puesto sobre la mesa de Kickstarter para conseguir la financiación necesaria no ya para la realización de las obras, sino para la construcción de un laboratorio que recibiría el nombre de Lowline Lab, para el cual se estima son necesarios unos 200.000 $, cantidad con la que se realizarán todos los análisis necesarios para estudiar la viabilidad de este sistema en relación con el desarrollo de las plantas, y por supuesto también para encontrar alternativas que permitan un perfecto desarrollo y simulen un entorno completamente natural.

Apertura de puertas del Lowline Lab

En el caso de conseguir la financiación, el laboratorio abrirá sus puertas entre el mes de septiembre del año 2015 y el mes de febrero del 2016. Cabe destacar que este laboratorio estará abierto al público en varias ocasiones con el objetivo de que todo aquel que esté interesado pueda conocer las capacidades de este sistema y participar en el proyecto.

The Lowline y su concepto de parques subterráneos h

En el caso de que todo vaya según lo previsto, una vez que se haya estudiado la viabilidad del proyecto se procederá a llevar a cabo las negociaciones y posterior construcción del parque que se espera podría abrir sus puertas para el año 2018.

The Lowline y su concepto de parques subterráneos c

Qué estudios se llevarán a cabo en el Lowline Lab

The Lowline y su concepto de parques subterráneos j

El proyecto de laboratorio se divide en tres secciones distintas que serán:

  • Estudiar el rendimiento de la tecnología solar: en primer lugar se analizará la tecnología solar así como su desarrollo a lo largo del tiempo. El objetivo es que los integrantes del proyecto puedan ver con sus propios ojos el modo en que esta tecnología se desenvuelve, analizando su eficacia y estudiando distintos sistemas de captación solar en una nave abandonada.
  • Prueba de diseño y rendimiento: seguidamente se estudiará el efecto de estos sistemas sobre la vida natural, lo cual dará lugar a un diseño adecuado y sostenible.
  • Estudio de los valores sociales y comunitarios: también se procederá a estudiar el modo en que la gente se desenvuelve dentro del parque, buscando la máxima felicidad e interacción. Por supuesto, dentro de este punto se analizará el clima interior para lograr la máxima confortabilidad en función del clima externo. En este sentido el laboratorio abrirá sus puertas entre los meses de septiembre y febrero durante los fines de semana a todo aquel que quiera participar y dar su particular punto de vista.

Evidentemente, una vez que finalicen los estudios previos se procederá a afilar el proyecto en base a los resultados obtenidos.

Invertir en Kickstarter para el proyecto The Lowline

Desde la fecha y hora de publicación de este anuncio, tan sólo quedan por delante 14 horas para alcanzar la cifra de 200.000 $ que permitiría construir el Lowline Lab que daría la posibilidad de afianzar y llevar a cabo el proyecto The Lowline.

Tan sólo faltan 5590 $, por lo que si os animáis a participar pensad que es imprescindible alcanzar la cuota mínima de 200.000 $, ya que de lo contrario el proyecto The Lowline seguramente quede tan sólo como un sueño y no se llegue a hacer realidad.

No debéis olvidar que no sólo hablamos de esta construcción concreta, sino que en el caso de que todo se lleve a cabo de un modo adecuado, este proyecto podría ser el primero de muchos tantos que devolverían ese trozo de naturaleza que tan a menudo se pierde en las ciudades.

Para todos aquellos que queráis poner vuestro granito de arena en The Lowline, podéis acceder a la campaña de Kickstarter y hacer una pequeña donación desde 1 $.

4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.