5 razones para confiar en la energía fotovoltaica

La energía fotovoltaica se ha convertido en el sistema para obtener energía eléctrica de forma natural y ecológica más utilizado en la actualidad, y es que sin duda alguna se trata de una de las alternativas que más ventajas aporta con tan sólo instalar placas solares y sin costes ni obras excesivos, de manera que vamos a analizar las principales razones para confiar en la energía solar fotovoltaica y así resolver vuestras dudas.

5 razones para confiar en la energía fotovoltaica

La energía fotovoltaica se rentabiliza rápidamente

Hace no demasiados años, instalar un equipo fotovoltaico ya era una opción interesante gracias a que nos permitía reducir drásticamente la factura eléctrica.

Sin embargo, la energía fotovoltaica todavía tenía que avanzar para lograr la eficiencia que nos ofrecen los equipos a día de hoy, los cuales reducen el espacio necesario, el peso y aumentan la producción de forma muy considerable.

Esto permite que la inversión se rentabilice en pocos años, logrando de esta forma animar cada vez a más particulares, autónomos y empresas a realizar el cambio.

Existen empresas como es el caso de Smart Spain, las cuales se dedican íntegramente a la realización de instalaciones solares, ofreciendo un amplio abanico de soluciones de autoconsumo solar con el objetivo de satisfacer cualquier necesidad.

De esta manera, podemos encontrar dos opciones principales que son:

  • Energía fotovoltaica para autoconsumo autónoma.
  • Energía solar fotovoltaica para autoconsumo con conexión a la red.

En el caso de la primera opción, se trataría de una instalación fotovoltaica autónoma, lo que significa que se encuentra aislada por completo de la red eléctrica nacional, lo cual permite desconectarse de ella, o incluso satisfacer cualquier tipo de demanda energética en cualquier lugar del mundo, por apartado que esté de la red.

Mientras, en el segundo caso, encontraríamos una instalación conectada a la red, la cual ayudaría a minimizar los costes pero, en caso de gran demanda, siempre podríamos obtener electricidad de la forma tradicional, que es comprándola a las eléctricas.

Cabe destacar que la fotovoltaica para autoconsumo mediante instalación autónoma es ideal para lugares apartados y para aquellos que quieren desconectarse por completo, pero a cambio requiere la instalación de baterías que permitirán almacenar la energía producida para su utilización en los momentos en los que las placas no están produciendo suficiente (por la noche, en días nublados, etc.).

Si la conexión va unida a la red, ahorraremos en la inversión de baterías, ya que almacenaremos directamente en la propia red, pero no podremos olvidarnos por completo de la factura.

Sin embargo, es la opción más interesante para lugares poblados, sobre todo porque de esta forma, aunque no dispongamos de superficie para abastecer todas nuestras necesidades, al menos conseguiremos un inestimable apoyo para abaratar la factura cada final de mes.

5 razones para confiar en la energía fotovoltaica

Se trata de un sistema eficiente y sostenible

En los últimos años, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados, y la energía fotovoltaica se ha visto muy beneficiada en este sentido.

De hecho, los paneles fotovoltaicos cada vez son más eficientes y tienen un coste inferior, e incluso consiguen producir energía incluso por la noche, lo que hace que se convierta en una alternativa muy rentable y que se amortiza muy rápidamente.

De gran eficiencia, tan sólo hace falta una pequeña superficie para abastecer todas las necesidades energéticas de cualquier instalación u hogar, logrando de este modo apostar por un sistema mucho más sostenible y eficiente que permite aprovechar la radiación solar para convertirla en energía, sin producir deshechos.

No debemos olvidar que estamos hablando de una energía 100% verde y renovable, inagotable y totalmente limpia, la cual está siempre disponible y nos permite asegurarnos que conseguimos disfrutar de un futuro sostenible para nuestro planeta y las próximas generaciones.

Por otra parte, cabe destacar que estamos siendo los dueños de nuestra propia energía, tanto en instalaciones a red como aquellas que sean autónomas.

En el caso de las autónomas, lograremos un completo autoabastecimiento, y en el de las instalaciones conectadas a la red eléctrica, la energía sobrante, es decir, la que produzcamos y no consumamos, se verterá a la red y obtendremos ingresos por ello.

Esto significa que además de reducir el consumo de energía a partir de la red eléctrica, también obtendremos ingresos, lo que hará que la factura mensual sea mínima, logrando ahorros de hasta el 80% de forma completamente legal.

No debemos olvidar que la energía que el sol envía a la Tierra en una sola hora, nos permitiría abastecer todas las necesidades a nivel mundial durante todo un año, y esto se debe a los grandes avances tecnológicos que nos permiten captar la energía de forma más eficiente con un nulo impacto ecológico, ya que no emite gases nocivos ni genera contaminación acústica.

Además, esta alternativa es la que nos va a permitir conservar mejor nuestros recursos, ya que reduce la dependencia de gas, uranio y petróleo, ofreciendo a cambio un sistema de obtención de energía ilimitado y que es accesible desde cualquier lugar del mundo.

5 razones para confiar en la energía fotovoltaica

Permite disfrutar de total independencia energética

Al ser un sistema que funciona de forma autónoma (aunque tengamos la posibilidad de optar por conectarnos a la red), permite disfrutar de una completa independencia energética.

Pero esta independencia no sólo es a nivel personal, sino que se trata de una alternativa que permite independencia a todos los niveles, incluso políticos como pueden ser los propios países.

Como ejemplo, aproximadamente el 80% de la energía que se consume en España, se compra a África, Europa del Este y Oriente Medio, mientras que a través de la instalación de huertos solares, no sólo se evitaría el tener que gastar dinero en la compra de energía, sino que además, también supondría la creación de muchos puestos de trabajo.

Básicamente, es la herramienta perfecta para evitar depender de proveedores externos, reduciendo el poder que tienen a día de hoy las grandes compañías eléctricas.

Plena adaptación de la energía fotovoltaica a cualquier proyecto y necesidad

Por otra parte, la energía solar fotovoltaica es muy polivalente, ya que permite satisfacer las necesidades de cualquier tipo de proyecto que podamos imaginar.

Esto se debe a que existe la posibilidad de diseñar equipos desde para abastecer una farola hasta para satisfacer las necesidades de poblaciones enteras, incluyendo la industria.

Lo único que hace falta es redimensionar las instalaciones para cumplir con las necesidades y los márgenes establecidos en función del lugar en el que nos encontremos.

Los equipos de energía fotovoltaica apenas requieren mantenimiento

Otra ventaja importante de este tipo de instalaciones es que apenas requieren mantenimiento.

Prácticamente, lo único que tendremos que hacer es asegurarnos de que las placas están limpias para sacar el máximo partido a su capacidad de captación, y si se trata de una instalación autónoma, cambiar las baterías cuando finalicen su vida útil.

Esto hace que tanto un particular como una empresa o incluso instalaciones grandes como huertos solares, sean fácilmente gestionables y no produzcan gastos sustanciales para que funcionen de forma óptima.

Como podemos observar, son muchas las razones por las que la energía fotovoltaica es, a día de hoy, la alternativa para producir energía eléctrica de forma ecológica más utilizada en el mundo, ofreciendo la máxima polivalencia, adaptación y eficiencia para satisfacer las necesidades tanto de pequeñas instalaciones como de viviendas unifamiliares, industrias y hasta demandas a gran escala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.