Aerotermia, descubre todo su potencial

5/5 - (1 voto)

La aerotermia es una tecnología sostenible que cada vez tiene una mayor cantidad de adeptos a lo largo de todo el mundo, ya que ofrece un sistema de bajo consumo que, a su vez, también reduce la emisión de gases contaminantes, sin olvidar un funcionamiento bien optimizado y que le permite mejorar la calidad y la salubridad de cualquier edificación. Vamos a hablar acerca de ella, de sus usos, su funcionamiento y las principales ventajas de instalar aerotermia en la actualidad.

Aerotermia, descubre todo su potencial

Qué es la aerotermia

Gracias a empresas amigas como nuestros compañeros expertos en aerotermia en Cantabria, esta tecnología se extiende a cada vez más hogares y empresas que buscan alternativas que ofrezcan un funcionamiento más ecológico y que, además, se adapten a las próximas normativas europeas en materia de sostenibilidad pero, ¿qué es exactamente la aerotermia?

Se conoce como aerotermia a un sistema de climatización que ha sido diseñado con el objetivo de aprovechar la energía térmica que hay en el aire, de manera que se pueda obtener tanto frío como calor para climatizar espacios interiores.

Una de sus particularidades es el hecho de que funciona incluso con temperaturas bajas, y su funcionamiento se basa en la termodinámica, de manera que se reduce de forma muy significativa la necesidad de energía eléctrica para su funcionamiento, de ahí su bajo consumo, altas prestaciones y mínimas emisiones de gases contaminantes.

Qué usos tiene

Los usos de la aerotermia son muy variados, pensados tanto para viviendas familiares como para cualquier otro tipo de edificación, de manera que vamos a enumerar algunos de los más habituales:

  • Sistemas de calefacción.
  • Sistemas de aire acondicionado.
  • Suelo radiante.
  • Agua caliente sanitaria.
  • Climatización de piscinas.

En cuanto a sus usos a nivel industrial, además de los anteriores también se pueden destacar:

  • Sistemas de deshidratación de alimentos.
  • Aplicaciones industriales para alimentación, agricultura y ganadería.

En esencia, la aerotermia permite garantizar una perfecta climatización en todos los hogares, oficinas y comercios con un bajo consumo energético, un funcionamiento más sostenible y la garantía de ofrecer el máximo confort y calidad de vida en cualquier espacio interior.

Cómo funciona la aerotermia

La aerotermia se basa en un circuito por cuyo interior circula un gas refrigerante, el cual pasa en estado líquido por un evaporador que se encuentra ubicado en el exterior, de manera que captura el calor presente en el aire.

Una vez hecho esto, el refrigerante se traslada hasta un compresor alimentado por energía eléctrica donde se comprime, con lo que obtenemos un gas comprimido y caliente que se traslada hasta un condensador donde se produce la liberación del calor, a la vez que se produce el enfriamiento del gas, el cual pasa de estado gaseoso a estado líquido y vuelve de nuevo a empezar todo el proceso.

Este ciclo se realiza de manera constante, mientras que el calor que se ha liberado en el condensador, procede a calentar un intercambiador que es el que estará conectado al sistema que se haya instalado, ya sea un sistema de calefacción, para la producción de agua caliente sanitaria o para suelo radiante entre otros.

Principales ventajas de instalar aerotermia

No hay duda alguna de que la aerotermia es la mejor alternativa para aquellos que buscan un sistema más sostenible y seguro para la producción de frío y calor, y esto se debe a que presenta una gran cantidad de ventajas entre las que podemos destacar:

  • Sistema todo en uno: un mismo equipo de aerotermia puede servir para ACS, aire acondicionado, calefacción, suelo radiante y climatización de piscinas.
  • Reducción de costes: en primer lugar, muchas familias deciden instalar aerotermia precisamente porque se trata de un sistema que les va a permitir disfrutar de agua caliente sanitaria (ACS), calefacción y aire acondicionado reduciendo de manera muy significativa el consumo de energía eléctrica, lo que supone un sustancial abaratamiento de las facturas mensuales.
  • Mayor eficiencia energética: estos equipos aprovechan al máximo cada vatio de energía que consumen, y tan sólo la necesitan para el funcionamiento del compresor, por lo que se precisa de mucha menos energía para su funcionamiento.
  • Mínimo impacto medioambiental: al reducir el consumo de energía, a su vez también se generan menos gases contaminantes para la atmósfera y el entorno que nos rodea. A esto hay que añadir que estos equipos apenas emiten ruido y no generan contaminantes en el lugar donde están instalados.
  • Máximo confort: al consumir menos energía eléctrica, las familias para poder disfrutar de más horas de climatización sin preocuparse por los gastos, lo que favorecerá un interior con una temperatura más estable, lo que se traduce en un entorno más saludable y confortable.
  • Mayor salubridad: al poder gestionar mejor el clima interior de la vivienda, las familias disfrutarán de un entorno mucho más saludable, con temperaturas estables, niveles de humedad más equilibrados y con una menor o nula afluencia de elementos nocivos como el moho.
  • Total seguridad de funcionamiento: los equipos de aerotermia han sido diseñados para garantizar la máxima seguridad de funcionamiento, a la vez que también ofrecen una vida útil muy larga, haciendo mucho más rentable la inversión.
  • Adaptación a futuras normativas: al tratarse de sistemas con un funcionamiento más sostenible, se adelantan a las normativas actuales, de manera que seguirán cumpliendo con las más altas exigencias de las nuevas normativas que se vayan publicando a nivel europeo en los años venideros.
  • Gran versatilidad: es un sistema que tiene la capacidad de ofrecer una enorme versatilidad, ya que lo podemos utilizar tanto en los meses de frío como en los meses de calor.
  • Rápida amortización: al reducir sustancialmente el consumo de energía, las facturas de electricidad mensuales serán mucho más económicas sin tener que renunciar al máximo confort en el interior, gracias a lo cual, el dinero que ahorramos mes tras mes, permite amortizar en un plazo corto de tiempo el coste del equipo.

La aerotermia es la alternativa de climatización y ACS más interesante de cuantas existen en la actualidad, con la ventaja añadida de que, si disponemos de espacio suficiente e instalamos un sistema fotovoltaico, lograremos reducir al máximo nuestro impacto medioambiental sin tener que renunciar a la máxima calidad de vida para toda la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.