Aislamiento SATE: La inversión inteligente para una vivienda eficiente y respetuosa con el medio ambiente

4.6/5 - (10 votos)

Instalar un buen aislamiento en la vivienda es prioritario para mejorar su eficiencia, y para ello existen diferentes soluciones en el mercado entre las que se encuentra el aislamiento SATE, una solución muy interesante tanto para nueva vivienda como muy especialmente para edificaciones ya existentes, ya que tanto sus características técnicas como su sistema de instalación favorece su colocación en prácticamente cualquier circunstancia.

Aislamiento SATE La inversión inteligente para una vivienda eficiente y respetuosa con el medio ambiente

Qué es el aislamiento SATE

Lo primero y más importante es entender de qué se trata el aislamiento SATE, y en este sentido debemos comenzar explicando que SATE es un término que procede de las siglas de “Sistema de Aislamiento Térmico Exterior”.

Es decir, estamos ante una solución constructiva que se aplica en la cara exterior de la vivienda envolviéndola, con la particularidad de que se consigue evitar de manera muy eficiente los puentes térmicos.

Hay que tener en cuenta que existen diferentes soluciones de aislamiento SATE, es decir, en cada proyecto u obra habrá que personalizar la instalación para garantizar los mejores resultados, de manera que es imprescindible contratar los servicios de una empresa especializada que pueda hacer una valoración completa de las necesidades de nuestra vivienda para que el cliente pueda optar por una inversión que sea verdaderamente rentable y eficiente.

En el siguiente enlace se puede encontrar todo lo referente al aislamiento SATE y a la empresa de referencia en su instalación: más información en nutersa.com.

Beneficios del aislamiento SATE

Tal y como hemos podido observar, el aislamiento SATE es una solución muy interesante y que además evita grandes obras y, por tanto, grandes gastos y molestias en las viviendas ya construidas, así como ofrece un refuerzo muy interesante en materia de aislamiento térmico y acústico en la vivienda nueva.

Además, también cuenta con otras ventajas y particularidades interesantes que te recomendamos conocer:

Ahorro energético y económico a largo plazo

Invertir en un buen aislamiento es algo que siempre nos va a beneficiar a nivel económico, ya que una edificación más aislada térmicamente, va a precisar de un menor consumo energético para mantener unas condiciones térmicas adecuadas en su interior.

Al mejorar el aislamiento térmico en el hogar, vamos a depender mucho menos del aire acondicionado y de la calefacción, con la particularidad de que los aislamientos actuales tienen una vida útil muy larga, incluso superior a la de la propia vivienda, de manera que en pocos años se recupera la inversión realizada para mejorar el aislamiento.

Mejora del confort térmico y acústico

A diferencia de otras soluciones de aislamiento, el aislamiento SATE se coloca por el exterior de la vivienda, gracias a lo cual se crea una envolvente completa que evita la existencia de puentes térmicos.

Los aislamientos tradicionales que se introducen dentro de las cámaras de los cerramientos son de elevada eficiencia, pero a menudo permiten algunos puentes térmicos como por ejemplo ocurre con algunos pilares, los cuales establecen un puente o conexión entre el exterior y el interior, sin que exista un aislamiento que impida el paso de la temperatura.

A realizar la instalación por el exterior, el aislamiento SATE garantiza que se va a cubrir absolutamente toda la superficie salvo, evidentemente, los huecos de las ventanas, con lo cual, la mejora en confort tanto térmico como acústico es sorprendente y a menudo superior a los resultados que se obtienen con otros aislamientos.

No en vano hay que tener en cuenta que el aislamiento SATE nació con la intención de ser utilizado en la rehabilitación de fachadas, evitando así tener que realizar obra mayor picando o construyendo cámaras en el interior.

Sin embargo, sus buenos resultados han hecho que se convierta en una solución que cada vez se utiliza más en vivienda nueva, ya sea como único aislamiento o para reforzar el aislamiento que se coloca durante la construcción en la cámara del cerramiento.

Favorece la salud de la familia

Gracias al aislamiento, en el interior de la vivienda se disfruta de una mayor estabilidad en relación con la temperatura y la humedad.

Esto no sólo garantiza que la familia vaya a estar más cómoda en el interior, sino que además, también evita desde la formación de moho a la acumulación de ácaros e incluso las variaciones térmicas que pueden afectar negativamente a la salud de personas de todas las edades.

Reducción de emisiones de CO2

Cuando consumimos energía, independientemente de si se trata de electricidad, gasóleo, gas natural o GLP o incluso leña, pellets, cáscaras u otros, de forma más o menos directa vamos a producir emisiones de CO2 que se liberarán en la atmósfera.

El CO2 es imprescindible para la vida, pero el problema llega cuando son muchas las viviendas y las familias que emiten CO2 en ingentes cantidades y de muy diversas formas, lo que hace que se acumule un exceso y se convierta en un problema tanto para nuestra salud como para la salud del medio que nos rodea.

Si conseguimos reducir el consumo de energía aislando mejor la vivienda, también reduciremos a la vez el gasto económico en la compra de dicha energía y las emisiones de CO2 que se producen ya sea en la fabricación o en el momento de su consumo.

Incremento del valor de la vivienda

En la actualidad, al vender una vivienda es importante presentar un certificado de eficiencia energética, el cual va a influir directamente en su valor o precio de venta.

Una vivienda más aislada es una vivienda que consume menos energía además de ser más confortable, debido a lo cual su valor aumenta significativamente.

Vida útil del sistema SATE y posibles renovaciones

Teóricamente, el aislamiento SATE tiene una vida útil de 30 años, pero lo cierto es que en condiciones normales y siempre y cuando se realice un correcto mantenimiento del revestimiento, en realidad mantiene sus características durante mucho más tiempo, ofreciendo un aislamiento duradero que incluso puede llegar a superar la vida útil de la vivienda.

Sin embargo, un mal mantenimiento del revestimiento o imprevistos como golpes en la fachada, accidentes o similares, pueden dar lugar a la necesidad de realizar una renovación parcial o total, en cuyo caso habrá que solicitar la valoración de un profesional que pueda estudiar nuestro caso en particular para buscar una solución que sea rentable y con las máximas garantías.

El sistema SATE es sin duda una solución imprescindible para mejorar el aislamiento de las viviendas ya construidas, pero además, en los últimos años también se está convirtiendo en una alternativa muy interesante para reforzar el aislamiento térmico y acústico de las viviendas de nueva construcción, y todo ello con fantásticos resultados y muchas ventajas que vale la pena valorar a la hora de elegir la mejor opción para aislar una vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.