Ajolote o Ambystoma mexicanum

Con una apariencia muy característica, el ajolote es sin duda uno de los anfibios que más llaman la atención debido a su ligera semejanza física con el ser humano. A continuación vamos a analizar este anfibio que es conocido con el nombre científico Ambystoma mexicanum y que pertenece a la familia Ambystoma. En la actualidad se encuentra incluido en la categoría CR de la Lista Roja de animales en peligro de extinción de la UICN, y es por ello que se han puesto en marcha distintas medidas de conservación a la vez que se busca concienciar a la sociedad para que esta especie pueda seguir existiendo en el futuro.

Ajolote o Ambystoma mexicanumc

Características del ajolote

Comenzamos con las características del ajolote, y es que su físico sin duda alguna llama la atención, y como normalmente lo conocemos a través de Internet, lo primero que pensamos es que se trata de un “chop”.

Pues nada más lejos de la realidad, pero a la vez cabe destacar que existen razones para que el ajolote tenga ese curioso parecido con la estructura física de un ser humano.

Pero vamos a ir por partes para organizar las características del ajolote de un modo que facilite su comprensión.

Cabe destacar que en un inicio esta especie animal era confundida con larvas de salamandra tigre que no habían conseguido llevar a cabo la metamorfosis. No obstante, con el paso del tiempo hemos podido comprobar que en realidad se trata de animales completamente diferentes, razón por la cual se ha procedido a su estudio y análisis en profundidad a la vez que es considerado por la UICN, que lo incluye en su lista de animales en peligro de extinción.

En cuanto a especies, hasta la fecha podemos distinguir dos que son la popular Ambystoma mexicanum que es la más conocida y por otra parte tenemos la Ambystoma bombypellum, aunque cabe destacar que en cuanto a características estamos ante un animal exactamente igual.

La única diferencia que podemos encontrar en este sentido es su hábitat, y es que la primera se puede encontrar en Ciudad de México mientras que la segunda se encuentra (o encontraba) en San Martín Texmelucan.

Ajolote o Ambystoma mexicanume

Un aspecto que destaca bastante en cuanto a las características del ajolote es su comportamiento, y es que por norma general son bastante tranquilos y pacíficos salvo en el momento en el que se están alimentando, ya que pueden llegar a morderse entre sí, acabando incluso con la amputación de algunas partes del cuerpo de otros ajolotes con los que compiten.

A su vez también son bastante torpes y tienen una buena relación y gran confianza con el hombre hasta el punto que permiten que los alimentemos con nuestras propias manos. Sin embargo su relación con otros peces no suele ser demasiado buena, un aspecto a tener muy en cuenta especialmente si tenemos la intención de criar ajolotes en cautividad.

En general cuentan con una salud fuerte, aunque se pueden ver afectados por el estrés o incluso por los hongos. También se dan casos de problemas cardíacos aunque con menor frecuencia. Cabe destacar que sus branquias son bastante atractivas, razón por la cual los ajolotes se las mordisquean entre sí, circunstancia que causa un importante estrés que como comentábamos es una de las enfermedades más habituales de este anfibio.

Para entender mejor su estructura debemos tener en cuenta que el ajolote es un anfibio que permanece como renacuajo durante toda su vida, y aunque vaya aumentando de tamaño sigue manteniendo esas patas y cabeza que los hace parecerse a los hombres.

Ajolote

Dada la importancia del ajolote en la mitología, fue en el año 1863 cuando los franceses decidieron trasladar algunas unidades hasta París con el objetivo de analizar y estudiar esta especie y por supuesto de promover su reproducción.

Sin embargo quedaron bastante sorprendidos cuando pudieron observar que los descendientes de los ejemplares iniciales perdían características con respecto a sus ascendientes. Es decir, se podía observar una metamorfosis importante como la desaparición de las branquias y la posterior aparición de pulmones.

Este aspecto llamó mucho la atención a los investigadores, los cuales consideraban que en realidad el ajolote era pariente de un batracio que recibe el nombre de Ambystoma tigrinum mexicanum aunque con un considerable atraso evolutivo. También cabe destacar que este estudio demostró un aspecto relacionado con la evolución muy importante y que se puede traspasar a otras especies animales como la humana.

Hábitat del ajolote

El ajolote es un anfibio endémico de México que presenta dos variedades de iguales características pero distinto hábitat.

Ambystoma mexicanum

En el caso del Ambystoma mexicanum lo encontraremos en zonas próximas a la parte sur de Ciudad de México, mientras que también podemos conocer una segunda variedad denominada Ambystoma bombypellum que es habitual de San Martín Texmelucan.

En cualquier caso el ajolote habita en lagos, y aunque antes era frecuente en Xochimilco, Chalco y Texcoco, en la actualidad tan sólo se encuentran ejemplares en el primero, mientras que de los dos restantes se considera han desaparecido. En ese sentido podríamos pensar que tan sólo quedan ejemplares del Ambystoma mexicanum que puedan ser avistados al menos.

Situación y peligros del ajolote

El estado del ajolote ha sido catalogado como crítico en la lista de animales en peligro de extinción de la UICN, y las razones por las que ha llegado a esta situación son diversas, pero fundamentalmente se debe a la acción del hombre sobre su hábitat.

Por una parte encontramos el hecho de que el hombre ha introducido especies que no son autóctonas en estos mismos lagos, las cuales o son depredadoras y acaban con el ajolote o directamente entrar en competición por los recursos del lugar.

Algunas de estas especies devoran los huevos o incluso a las crías, mientras que a los adultos no les afecta. Esto supone un problema importante especialmente por la gran tardanza del ajolote para reproducirse.

Ajolote o Ambystoma mexicanumb

Por otra parte el ajolote también ha sido utilizado con frecuencia con fines medicinales (jarabe de ajolote) muy especialmente para tratar enfermedades respiratorias, razón por la cual ha entrado a formar parte del comercio con este objetivo y por supuesto también como alimento, y es que se considera un fabuloso manjar a la vez que también cuenta con supuesto beneficios como el fortalecimiento de las defensas. Sin embargo cabe destacar que todas estas propiedades son meramente teóricas, y es que hasta la fecha no se han realizado estudios con suficiente rigor que permitan demostrarlas.

Aunque en la actualidad existen leyes que limitan la captura de estos ejemplares, en realidad seguimos ante una situación bastante complicada también impulsada por la pesca ilegal.

Para conseguir un avance en relación con su conservación se han establecido nuevas medidas que mejoran el estado del lago de Xochimilco, buscando incentivar el turismo sostenible y ecológico y procediendo a restaurar el hábitat para adaptarlo a sus necesidades.

A su vez también se ha optado por la cría en cautividad de esta especie, la única forma legal en la actualidad para obtener jarabe de ajolote, consumirlos como alimento o como medicamento e incluso adquirirlos como mascotas.

Antes de terminar, si queréis conocer otros animales en peligro de extinción catalogados por la UICN, os recomendamos que echéis un vistazo al artículo que hemos creado al que podréis acceder a través de este enlace.

Sobre Valvermont 200 Artículos
Amante de la naturaleza y la autosuficiencia, busco plasmar todas mis inquietudes en esta página donde intentaré ayudaros desde a plantar un limonero hasta crear vuestras propias conservas o incluso manteneros al día de todo lo que acontece al medio ambiente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.