Alerta sanitaria: presencia de toxina botulínica en el atún Dia

Alerta sanitaria: presencia de toxina botulínica en el atún Dia

La presencia de toxina botulínica en una partida de atún en conserva con aceite de girasol de la marca Dia, ha llevado a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición a activar una nueva alerta sanitaria.

Alerta sanitaria presencia de toxina botulínica en el atún de Dia

La razón de activar la alerta sanitaria

La AESAN ha activado una alerta sanitaria tras producirse una intoxicación por toxina botulínica en cuatro personas.

Al parecer, los cuatro pacientes, de los cuales tres han sido dados de alta y uno sigue ingresado, habían estado comiendo una ensaladilla rusa casera que habían cocinado con atún en conserva de aceite de girasol de la marca Día.

Frinsa del Noroeste es la empresa fabricante de este producto, al cual se atribuye la intoxicación.

Sin embargo, tras la inspección realizada por la Dirección Xeral de Saúde Pública de la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia, no se ha observado ningún tipo de anomalía, por lo que la investigación debe seguir su curso para saber si dicha intoxicación se ha producido en la fábrica o posteriormente en el hogar de las personas afectadas, ya que por el momento no hay más afectados.

Qué síntomas tiene una persona que ha contraído botulismo por toxina botulínica

El botulismo se produce por la intoxicación con toxina botulínica, la cual nace a partir de una bacteria que es conocida como Clostridium botulinum.

Una vez que entra en nuestro organismo, se producen alteraciones vegetativas, las cuales son las que provocan una serie de síntomas como los que detallamos a continuación:

  • Se produce fuerte sequedad en la boca.
  • El afectado siente náuseas.
  • Se producen vómitos.
  • Con las horas, comienza la parálisis muscular, la cual es progresiva.
  • Visión doble o borrosa.
  • Dificultad a la hora de respirar.
  • Calambres en la zona del abdomen.

Mucho cuidado: parte del lote afectado, ya ha sido vendido a clientes

Es importante que tengamos en cuenta que parte del lote ya había salido a la venta, de manera que, si compráis habitualmente atún Dia, es esencial que comprobéis si vuestras latas pueden estar intoxicadas.

Por supuesto, los restos de lote que no habían sido vendidos, ya han sido retirados, por lo que podemos seguir comprando con normalidad.

Además, hay que esperar a una resolución que permita saber si la intoxicación se produjo en la fábrica o se ha debido a una mala conservación del alimento en el hogar de las personas afectadas.

De hecho, aprovechamos para recordar que esta intoxicación se puede producir, por ejemplo, cuando compramos formatos muy grandes, y al no terminárnoslos rápidamente, si no los conservamos de forma adecuada, puede producirse la contaminación.

Cómo detectar la partida contaminada con toxina botulínica del atún Dia

Empresa fabricante:

  • Frinsa del Noroeste S.A.

Formato de conserva:

  • RO 900: lata de 900 grs.

Número de lote:

  • 19/154 023 02587

Fecha de consumo preferente:

  • 31/12/2022.

Lugares donde ha sido vendida la partida de atún afectada con toxina botulínica:

  • Aragón.
  • Asturias.
  • Castilla La Mancha.
  • Castilla y León.
  • Cataluña.
  • La Rioja.
  • Murcia.
  • Navarra.
  • Valencia.

Como ocurre en gran parte de las alertas sanitarias, es muy importante que entendamos que buscan evitar riesgos innecesarios.

Esto significa que todavía está pendiente la investigación, ya que no se puede asegurar que la intoxicación se haya producido en la fábrica o haya tenido lugar en la casa por un mal envasado, mala conservación, etc.

De todas formas, es importante que tengamos en cuenta que existe un cierto riesgo que debemos desechar, de manera que si tenéis alguna lata de este lote, es mejor que os deshagáis de ella llevándola a vuestro supermercado, donde se os reembolsará el importe de las mismas.

Aprovechamos para recordaros que podéis seguir comprando el producto con normalidad, ya que esta alerta sanitaria es un caso muy concreto, y tras las inspecciones que demuestran que no hay presencia de la bacteria ni de la toxina en la fábrica, no hay razón de alarma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.