Cap. 006 – Cómo hacer la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor – Estribos, zunchos o riostras, pilares enanos y parrillas

4.5/5 - (4 votos)

Ahora toca empezar a fabricar la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor, para lo cual, vamos a colocar unos enanos para hacer pilares en zapatas, y unas riostras que se encargarán de unir todas las zapatas.

Los elementos de la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor

Para poder unir y garantizar el soporte de toda la vivienda contenedor, es importante empezar haciendo unos buenos cimientos.

En nuestro caso, vamos a hacer cuatro zapatas por lado de contenedor, las cuales irán apoyadas sobre una parrilla cada una, unidas por riostras tanto en la propia línea como las pares que se encuentran más cercanas, de manera que quede un atado completo. En cada zapata, irá un enano, que dará lugar a un pilar de sujeción, de manera que cada contenedor estará soportado por ocho pilares arriostrados entre sí.

En este plano os podéis hacer una idea:

Fabricando la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor

Pues bien. Para hacer esta cimentación, vamos a tener que fabricar los siguientes elementos de ferralla:

  • Estribos: son los elementos que unen las varillas para conformar las riostras.
  • Riostras: son los conjuntos que tienen, como cometido, la unión entre enanos.
  • Enanos: son elementos individuales que conforman la estructura metálica de los pilares.
  • Parrilla: son los soportes que vamos a utilizar como base para los enanos.

Algunos apuntes importantes sobre la ferralla para la vivienda contenedor

Antes de empezar a explicar con detalle cómo hacer cada uno de los elementos de ferralla para la vivienda contenedor, vamos a resolver algunas dudas con estas puntualizaciones que pienso que os pueden resultar interesantes.

Estado del hierro, ¿se puede utilizar varillas corrugadas oxidadas en la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor?

A lo largo del proceso, veréis que algunas varillas corrugadas aparecen nuevecitas y negras, mientras que  otras ya están algo oxidadas. Esto se debe a que el proceso lo tuve que interrumpir después de comprar el material por razones que no vienen al caso, por lo que las varillas han estado unos meses a la intemperie, lloviéndoles encima, enterrándose un poco en la tierra y recibiendo hasta nieve y hielo.

De todas formas, quiero aprovechar este hecho para comentaros un tema que creo que es importante.

Si bien es cierto que las varillas no se deben oxidar más de la cuenta, ya que pierden resistencia, también lo es que el hecho de que estén ligeramente oxidadas, puede ser incluso beneficioso, ya que permite un mejor agarre del hormigón a su superficie.

Lo que no debemos utilizar es varilla corrugada que haya empezado a deteriorarse y presente desperfectos, puesto que estas sí estarán debilitadas, y eso puede afectar seriamente a nuestra estructura.

Pero si frotáis con el dedo, el óxido se va y debajo veis que la varilla de acero corrugado está íntegra, la podéis utilizar con total tranquilidad.

El hormigonado de la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor

Una vez que fabriquemos todos los elementos de ferralla, procederemos a colocarlos, unirlos entre ellos, encofrarlos y hormigonarlos para conformar la cimentación.

Voy a hacer todo lo posible por ir explicándoos cada paso y cada detalle. De cualquier manera, recordad que estoy aquí para lo que necesitéis, así que ante cualquier duda, abajo tenéis un apartado para comentarios donde me podéis preguntar lo que queráis.

En cuanto a la excavación, quiero hacer hincapié en que la Normativa exige que la estructura metálica tiene que estar embutida, al menos, 2,5 cm dentro del hormigón. Es decir, si ponemos una riostra, por ejemplo, alrededor debe haber al menos 2,5 cm de hormigón en cada lado. Esto significa que si hacemos una estructura para la riostra de 24 cm de lado, al menos tendremos que excavar 29 cm para que se hormigone correctamente. Evidentemente, en este caso vamos a ir, como mínimo, a 30 cm de ancho y de profundo.

Es importante comentar que la estructura que estamos fabricando está muy por encima de las exigencias estructurales de cualquier edificación de este tipo; es decir, no hace falta ir a tanto, pero mi objetivo es hacerlo de la forma más segura y duradera posible, así que si no queréis gastar tanto tiempo ni dinero, no es necesario, pero esto, tened por seguro, es para toda la vida, sin fallos innecesarios cuando llega esa edad en la que ya no estamos para tanto merengue.

De cualquier manera, en este capítulo me voy a centrar en la ferralla, y dedicaré otro específico al hormigonado, pero pienso que es importante comentaros estas cositas antes de empezar con la ferralla, de manera que podáis tomar bien las medidas y no os encontréis con sorpresas.

Hormigón de limpieza antes de colocar la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor, ¿sí o no?

Normalmente, para poder trabajar mejor, se suele echar un hormigón de limpieza de poco grosor (unos 5 cm) a lo largo de toda la zona donde vamos a colocar la ferralla y a hormigonar posteriormente.

En este caso no lo voy a hacer, ya que tengo que pedir camiones hormigonera que vienen de algo lejos, por lo que no me sale rentable pedir medio para esto y después pedir el resto para todo.

A nivel estructural, esto no afecta en absoluto, sólo es para que la colocación de la ferralla y el trabajo en general sea más cómodo y rápido, pero bueno, todo lo que pueda sustituir al dinero por trabajo, es bienvenido.

Cómo cortar las varillas de acero corrugado

Para cortar las varillas, vamos a utilizar dos tipos de herramienta:

  • Cizalla o cortavarillas: la utilizaremos para cortar la varilla de 8 mm.
  • Amoladora de 230 mm (disco grande): con ella cortaremos la varilla de 12 mm, ya que la cizalla se nos queda algo corta, y no es plan de estropearla. También la usaremos cuando tengamos que cortar las riostras para encajarlas bien y que, como veréis más adelante, estarán hechas de varilla de acero corrugado de 10 mm.

Herramientas que he utilizado para hacer este trabajo

Antes de nada, quiero dejaros aquí un listado de las herramientas y materiales que he utilizado para realizar todos estos trabajos de ferralla para la casa contenedor.

Os he puesto fotos con los modelos que utilizo, u otros similares que os recomiendo, enlazados a Amazon, por lo que si queréis verlos, no tenéis más que hacer clic en la imagen y os llevará al artículo en cuestión.

  • Varillas de acero corrugado: de 8, 10 y 12 mm. Aquí os pasé lo que me costó comprarlas.
  • Metro: hay metros de diferentes longitudes, generalmente de 3, de 5 y de 8 metros. Yo utilizo principalmente uno de 5 m y otro de 8 m, y os recomiendo que tengáis los dos, ya que durante la obra, los vais a utilizar bastante. Os voy a dejar el enlace a los dos modelos que estoy utilizando, pero ojo, el de 8 m que compré es muy caro, aunque eso sí, una maravilla, con su puntita imantada y todo, pero vais a poder encontrar otros muchos más baratos, incluso de la misma marca:

Metro flexómetro de 5 m:

Metro flexómetro de 5 m

Metro flexómetro Stanley 5 m x 19 mm

Me costó 6,95 € en mayo de 2019

Metro flexómetro de 8 m:

Metro flexómetro de 8 m

Metro flexómetro Stanley 8 m x 32 mm

Me costó 35,40 € en noviembre de 2017

  • Cinta métrica: todavía no es necesaria, ya que con los metros anteriores será suficiente, pero ya la hemos necesitado previamente para marcar la excavación, y también la utilizaremos mucho a lo largo de la obra, por lo que cuanto antes la compremos, mejor. La que yo utilizo es de Stanley, pero tiene ya más de 40 años, así que va a ser difícil encontrarla. Este modelo puede ser una muy buena opción, ya que es similar aunque abierta, por lo que aunque le entre más polvo, también se irá desalojando (la mía es cerrada y tengo que engrasarla con regularidad):

cinta métrica

Cinta métrica Stanley 0-34-297 de fibra de vidrio de 30m x 13 mm

La mía no me costó nada, la heredé de mi padre.

  • Alambre recocido para ataduras: aunque en las imágenes veréis que en algunos tramos he utilizado alambre inoxidable, lo hice porque no tenía recocido, pero es mejor este segundo por precio y calidad de atado. En mi caso lo compré en un almacén de materiales, pero es similar a este:

Alambre recocido para ataduras

Alambre recocido para ataduras Wurko, 1,25 mm 5 Kg

El mío es de 1,30 mm, y me costó 13,30 € en abril de 2024

  • Tiza: yo generalmente utilizo tiza para marcar, ya que es práctica y, si te equivocas, se puede borrar. Generalmente se utiliza tiza blanca, pero si cogéis un paquete de colores, también le daréis uso más adelante en la obra. Estos son los tipos de tiza que utilizo, con la particularidad de que, si compráis las cajas grandes, os sale más barato, pero con estas pequeñas, en principio tendréis suficiente y salen a poco más de un eurito cada una:

Tiza blanca para pizarra:

Tiza blanca para pizarra

Tiza blanca para pizarra Apli 14576 10 Uds.

Tiza de colores para pizarra:

Tiza de colores para pizarra

Tiza de colores para pizarra Apli 14574 10 Uds

  • Marcadores: otra alternativa a la tiza serían los marcadores. La ventaja de estos es que permiten hacer marcas más precisas y no se borran, además de que servirán más adelante para hacer las muchas marcas que tendremos que hacer en la obra. Concretamente, yo utilizo uno grande y cuatro pequeñitos, estos que os enlazo, y en muchos años no se han secado:

Marcador negro grande:

Marcador negro grande

Marcador negro Stanley 1-47-329

Me costó 0,70 € en marzo de 2019

Marcadores de colores pequeños:

Marcadores de colores pequeños

Marcadores de colores negro, azul, rojo y verde pequeños Stanley 2-47-329

Me costó 4,66 € en abril de 2019

  • Guantes: existen diferentes tipos de guantes que podemos utilizar. En este caso, para trabajar con ferralla, yo os recomiendo el guante de cuero, ya que como más adelante también vamos a soldar, le podremos dar uso. También se puede utilizar guante de serraje sin problema, pero para hacer el atado de los alambres, yo prefiero cambiarlos por los guantes de nylon o algodón con nitrilo o látex, ya que tienen mucho mejor tacto, y aunque el forro de nitrilo o látex se desgasta rápido (especialmente el látex, el nitrilo dura más), como detrás tiene algodón normalmente, es suficiente para protegerte de los pinchazos de los alambres y de pequeños cortes por despiste. Estos son los tres tipos que os recomiendo tener siempre a mano, aunque en mi caso, los compré en un almacén de materiales, pero son de este tipo:

Guantes de serraje:

Guantes de serraje Jah 1760

Me costaron 2,03 € el par hace unos meses

Guantes de cuero:

Guantes de cuero

Guantes de cuero RuviGrab

Me costaron 1,95 € el par hace unos meses

Guantes de algodón y nitrilo:

Guantes de algodón y nitrilo

Guantes de algodón y nitrilo Nitras 03400

Me costaron 1,95 € el par hace unos meses

  • Amoladora: lo ideal es utilizar una amoladora de 230 mm, es decir, la grande, pero os recomiendo tener también una de 125 mm, ya que es más accesible y la vamos a necesitar cuando estemos montando la armadura.

Estas son las dos amoladoras que tengo:

Amoladora de 125 mm:

Amoladora de 125 mm

Amoladora angular Einhell TE-AG 125/750 Kit. 750 W

Me costó 72,80 € en junio de 2019.

Amoladora de 230 mm:

Amoladora de 230 mm

Amoladora angular Einhell TE-AG 230. 2350 W, 230 V, disco Ø 230 mm

Me costó 79, 20 € en noviembre de 2019.

Las dos me han salido muy buenas, pero tienen una pega, que es el hecho de que son bastante grandotas. En el mercado podéis encontrar otras que pesan menos y son más pequeñas, que pueden resultar más agradables a la hora de trabajar, sobre todo cuando busquéis el modelo pequeño de 125 mm.

  • Cizalla cortavarillas: podemos realizar todos los cortes con las amoladoras, pero a mí me gusta también la cizalla, puesto que es rápida y facilita el trabajo, sobre todo cuando hay que hacer pequeños cortes, o estos están en zonas menos accesibles. En mi caso, utilizo una cizalla de 600 mm, ya que sirve incluso para varilla de acero corrugado de 10 mm (aunque este lo corto ya directamente con la amoladora para no desgastar demasiado la cizalla). Este es el tipo de cizalla cortavarillas que utilizo, aunque el mío lo compré en un almacén de materiales:

Cizalla cortavarillas

Cizalla cortavarillas BGS Diy 1909 600 mm

Me costó 18,46 € en abril de 2023

  • Caballetes: para poder montar los zunchos o riostras, será imprescindible contar con, al menos, tres caballetes, y a ser posible, con cuatro. Este es el tipo de modelo que utilizo, aunque los míos los compramos hace ya muchos años para las empresas de construcción que teníamos. Los míos son de 1 m de alto; lo ideal es que estén entre 75 y 100 cm:

Caballetes

Caballetes de acero Relaxdays 75 x 78 x x40 cm

  • Tenaza rusa: las tenazas son imprescindibles para este trabajo, por lo que os recomiendo invertir en unas buenas, que mantengan bien el filo y aguanten el duro trabajo que les espera. Estas son una de las que utilizo, junto a otras bastante viejas que no tengo ni idea de qué marca son:

Tenaza rusa

Tenaza rusa Bellota 6001-225

Me costaron 15,05 € en mayo de 2023

  • Afilador: con el uso, las tenazas se van desgastando, por lo que podemos afilarlas con la misma amoladora, lo cual puede ser un poquito peligroso, o comprar un afilador. En el mercado hay afiladores manuales y eléctricos. Yo lo utilizo manual, concretamente el Bellota que os dejo a continuación, pero si queréis algo más rápido y que os sirva para afilar todo tipo de herramientas, podéis comprar uno eléctrico. En mi caso no tengo eléctrico, aunque sí tengo un afilador de cadenas eléctrico, el cual puede servir, pero vamos, con un poco de paciencia, con el de mano iréis bien.

 

Afilador manual:

Afilador manual

Afilador de mano Bellota 3642 con piedra de carburo de tungsteno

A mí me costó 10,94 € en mayo de 2019

Afilador eléctrico o esmerilladora:

Afilador eléctrico o esmerilladora

Esmerilladora Einhell TC-BG

  • Candados y cadenas: como vamos a dejar los montajes en el exterior, aunque en mi zona es raro que haya problemas de robos, nunca está de más dejarlo todo bien atado. Si tenéis cadenas con candados, perfecto, pero en mi caso, para no depender de llaves, he utilizado principalmente candados de moto y un cable muy práctico con su respectivo candado. Para cerrar el candado de bloqueo, tengo dos tipos de candados, y de esos dos, para esta aplicación en concreto, prefiero el de arco largo, ya que es mucho más cómodo, mientras que el otro tiene dos pegas: por una parte, el arco es un poco pequeño, y por otra, hay que subir la gomita de sellado, ya que no cabe por los agujeros del candado de bloqueo. Eso sí, la ventaja del segundo (el negro de exteriores) es que da lo mismo el polvo, el agua, la nieve y demás, ya que está muy bien protegido y no se deteriora. Concretamente, estos son los que he utilizado:

Candados para bicicleta y moto:

Candado moto bicicleta

Candado de bicicleta o moto

Compré tres de estos, de diferentes colores, y me costaron unos 12,00 € cada uno en marzo de 2024

Candados de bloqueo:

Candado bloqueo

Candado de bloqueo

Compré un pack de dos unidades, y me costaron los dos 25,99 €, 12,99 € cada uno en marzo de 2024.

Candado de arco largo:

Candado Yale de arco largo

Candado Yale Y125/40/163/1 Candado De Seguridad Arco Largo, 40 Mm

Estos me costaron 5,99 € cada uno en febrero de 2020. Ahora han subido bastante, pero son muy buenos.

Candado para exteriores:

Candado Yale de exterior

Candado Yale Y220B/51/118/1 Candado de Alta Seguridad Resistente A la Intemperie Negro 51 mm

Este me costó, creo recordar, entre 25,00 € y 30,00 €, pero iban dos, por lo que fueron entre 12,50 € y 15,00 € cada uno.

Cómo fabricamos cada elemento de la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor

Pues nada, ha llegado el momento de ponernos manos a la obra, así que os voy a ir explicando cómo he ido fabricando cada elemento de ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor.

Aprovecho para recordaros que hay algunos capítulos previos que, quizás, os puedan ser de interés:

Dicho esto, pasamos al lío para explicaros cómo fabricar cada elemento  de ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor

Cómo hacer los estribos paso a paso

En primer lugar, vamos a necesitar fabricar los estribos. Los estribos de una estructura son los refuerzos que se utilizan para sostener las barras de acero, con lo cual conseguimos mantenerlas en su lugar adecuado, además de que también aumenta la resistencia frente a las cargas laterales, por lo que nos ayudarán a garantizar la estabilidad independientemente de las fuerzas y su dirección.

Cap. 006 - Fabricando la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor

En mi caso, voy a poner un estribo cada 30 cm en las riostras, lo que supone 19 estribos por cada una, más 3 estribos por enano.

Los estribos los vamos a hacer con hierro del 8. Normalmente se hace con varilla de 6 mm, pero salía bastante más cara que la de 8 mm, así que vale la pena meterla de este grosor, aunque aumentemos un poco la distancia entre estribos, en nuestro caso, a 30 cm. Seguramente estaremos ganando más resistencia en comparación, y encima, ahorramos un poco de dinero. A esto hay que añadir que quedarán menos huecos al hormigonar, por lo que hay menos riesgo de burbujas de aire.

En cuanto a las medidas, serán las siguientes:

  • Estribos para las riostras: aproximadamente 23 cm de lado para hacer riostras de hormigón armado de unos 30 cm de lado.
  • Estribos para los enanos: aproximadamente 32 cm de lado para hacer pilares de unos 40 cm.

Para calcular la longitud a la que tenemos que cortar las varillas, hay que tener en cuenta que, al doblar, el hierro va a estirar, por lo que normalmente, sumando los cuatro lados, nos dará suficiente. Es decir, para los estribos de 23, calcularíamos: 23 x 4 = 92  cm, aunque siempre hay que añadir un poquito para que los extremos no se queden demasiado cortos, por lo que podemos hacerlas de 96 cm.

Otra forma de hacer el cálculo es “a la cuenta la vieja”, es decir, cogemos una varilla y hacemos el estribo. Al final, cortamos y vemos cuánta varilla hemos utilizado. Esto es útil si tienes algún trozo por ahí suelto, porque como tengas que hacerlo con la varilla de 6 m…

Finalmente, también podemos hacer una regla de tres, de manera que, sabiendo que para un estribo de 23 cm de lado, necesitamos una varilla de 96 cm de largo, entonces:

Fórmula longitud varilla acero corrugada estribos

Es decir, si para estribos de lado 23 cm necesitamos 96 cm de varilla, para estribos de 32 cm de lado, necesitaremos una varilla de 133 cm. Sin embargo, conforme aumenta el lado, se reduce la varilla, es decir, que en este caso, con 130 cm tendremos suficiente.

En mi caso, voy a cortar las siguientes dimensiones:

  • Estribos de 23 cm de lado: varillas de 100 cm.
  • Estribos de 32 cm de lado: varillas de 130 cm.

La razón por la que voy a cortar las varillas para los estribos de 23 cm más largas, es porque al ser barras de 6 metros, si cortamos a 96 cm, al final nos sobrarían 24 cm de cada varilla de acero, una cantidad que no va a servir para mucho. Hombre, después, para hacer solapes, se pueden aprovechar, pero para no calentarme mucho la cabeza, al final las he hecho de 100 cm.

¿Cuántos estribos vamos a necesitar en total? Pues vamos a hacer un cálculo aproximado, ya que una cosa es sobre plano, y otra cuando lo instalemos, ya que seguramente habrá que añadir algo más de riostras, e incluso probablemente tengamos que quitar algunos estribos que podremos utilizar para estas.

De cualquier manera, en total vamos a necesitar unas 13 riostras de 6 m, con 19 estribos por riostra, lo que nos da 247 estribos de 23 cm.

En cuanto a los enanos, van un total de 16 pilares, es decir, 16 enanos, a 3 estribos por enano, da un total de 48 estribos de 32 cm.

Pues bien, ahora que ya sabemos que tenemos que hacer 247 estribos de 23 cm y 48 estribos de 32 cm, es el momento de prepararlo todo.

Para hacer los estribos, vamos a necesitar una grifa, o la mesa para trabajar ferralla que os he enlazado antes.

Preparamos una mesa para los trabajos de ferralla de la casa modular cube

También necesitaremos algo para doblar las varillas. En mi caso, he encontrado un simple tubo de hierro que me va de lujo, ya que dentro entra fácilmente la varilla:

tubo doblador varillas corrugadas

Y por supuesto, harán falta algunas herramientas. En definitiva, esto es todo lo que necesitamos:

  • Mesa de grifa.
  • Tubo metálico para doblar.
  • Metro.
  • Tiza o marcador.
  • Guantes.
  • Amoladora o cizalla (cortavarillas). Yo he utilizado una cizalla de 600 mm, ya que la varilla de hierro de 8 cm se puede cortar muy bien.

Lo primero que tenemos que hacer es poner unas cuantas varillas juntas y bien alineadas, de manera que marquemos todas a la vez en vez de ir de una en una, y así ahorramos algo de trabajo. En total tendremos que cortar 44 varillas de 6 m y de 8 cm de diámetro, pero claro, marcarlas todas a la vez, es un poco complicado, así que iremos de cinco en cinco o cosa así.

Es mejor empezar haciendo los estribos de las riostras por un lado, y cuando acabemos, empezar con los de los enanos, y así no hay líos.

Una vez marcadas las varillas con la tiza en tramos de 1 m, procedemos a ir cortándolas y las vamos poniendo cerca de la mesa de trabajo para que sea más cómodo.

En la imagen de arriba, veréis que la parte de arriba de las varillas ya está doblada, y de hecho, es lo próximo que vamos a hacer. Me hubiese gustado tener una foto de las varillas cortadas, sin nada más, pero se me pasó hacerla.

Ahora nos vamos a poner en la mesa de trabajo que hemos fabricado a modo de grifa. Recordad que en el capítulo anterior estuve hablando de los detalles de la mesa, por si le queréis echar un vistazo.

Para hacer el primer doble que aparece en la imagen anterior, tan sólo hay que meter la varilla en la zona indicada en la imagen siguiente:

Cómo hacer estribos

Como podéis observar, tan sólo dejo un trocito de pocos centímetros a la derecha del tope de madera. La idea es coger ahí poca varilla, pero la suficiente como para poder doblarla. Recordad que el tubo siempre llegará hasta el tope de madera, no lo metáis más o se doblará mal.

En esta otra imagen, veréis que ya he puesto el tubo para doblar, cogiendo ese cachito pequeño de la derecha:

Cómo hacer estribos

Ahora doblamos hacia nosotros haciendo un poco de fuerza:

Cómo hacer estribos

Y con esto, ya tenemos hecha la doblez inicial:

Cómo hacer estribos

Ahora vamos a continuar con esta misma varilla para hacer el estribo completo. Para ello la tenemos que sacar, y la metemos dentro del tubo como veis en esta imagen:

cómo hacer estribos

La ponemos de nuevo entre la madera y la pinza de hierro, pero en esta ocasión, vamos a enganchar el clavo con la parte que acabamos de doblar, y sacamos el tubo hasta llegar al tope de madera por la derecha:

cómo hacer estribos

Procedemos a doblar de nuevo:

cómo hacer estribos

Volvemos a repetir la tarea por tercera vez, aunque en esta ocasión, pondremos en el clavo la segunda doblez. Aquí debéis llevar cuidado, os recomiendo que cojáis con firmeza la parte izquierda de la varilla, ya que si se gira un poco cuando doblemos, el estribo se puede quedar un poco abierto, y eso hará que después cueste más atarlo cuando estemos haciendo las riostras.

cómo hacer estribos

Y doblamos de nuevo, con lo que ya tendremos tres lados hechos:

Repetimos el proceso una vez más, enganchando en el tercer vértice que hemos hecho y doblamos:

Con lo que ya tendremos el cuarto lado hecho:

Y ahora sólo nos queda un pequeño sobrante de varilla, que procederemos a doblar:

Y con esto, ya tenemos el estribo finalizado:

Aquí lo podéis ver una vez lo sacamos de la grifa:

cómo hacer estribos

Como podéis ver, esta se me ha quedado un poco más grande de lo debido, me ha dado algo más de 24 cm, cuando eran de 23 cm, ya que como estaba más centrado en hacer las fotos que en hacer el estribo, pues…

Cómo aprender a hacer estribos

Pero no pasa nada, es normal que no os salgan todas exactamente iguales, y de hecho, seguramente la primera os saldrá un poco churro, pero no os preocupéis, en cuanto llevéis tres o cuatro, le habréis cogido el tranquillo. Si os sale fea, no la desechéis, ya que es probable que la podáis utilizar en la riostra.

También os quiero comentar un detalle a la hora de doblar las varillas; como podéis imaginar, no consiste en doblar hasta la vertical, es decir, siempre hay que forzar un poco para conseguir que el hierro ceda. En esta imagen creo que entenderéis a qué me refiero:

Doblar varillas de hierro acero

Como veis, al doblar no me quedo con la barra en la vertical del lado derecho de la varilla, sino que paso un poco más. Esto normalmente se hace a ojo, es decir, en algunas os pasaréis un poquito, en otras os quedaréis un poco cortos y se quedará algo abierta, y al final, siempre iréis al punto justo.

En caso de que se doble más de la cuenta, no suele haber demasiado problema, pero intentad evitar que se queden abiertas de más, sobre todo el último tramo, ya que cuando metáis la riostra en la excavación, os podéis encontrar con que ese hierro queda al aire tras hormigonar, lo cual es un fallo serio puesto que se irá deteriorando.

Aunque no es necesario, al principio os podéis ayudar, dibujando sobre la mesa con tiza, el ángulo de doblado, algo así:

La arista derecha sería cómo debe quedar la varilla, mientras que la izquierda, es el ángulo de exceso que tiramos para conseguirlo. Para que os hagáis una idea, en este tramo de 20 cm desde la pieza de doblado y el extremo de la mesa, la distancia sería de unos 3,5 cm.

Os dejo aquí una foto de un estribo de 23 cm y otro de 32 cm ya terminados:

Estribo de 23 y de 32

Ahora que ya sabéis cómo se fabrican, a darle a la mandanga. No olvidéis hacer después los estribos de los enanos, que los necesitaremos para más adelante.

Hacer estribos

Cómo hacer las riostras o zunchos paso a paso

Ahora que ya tenemos los estribos, es el momento de montar las riostras o zunchos, piezas esenciales en la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor.

Las riostras o zunchos son elementos estructurales que tienen como cometido el de unir elementos como pilares, aportando al conjunto una mayor estabilidad y resistencia frente a las fuerzas ocasionadas por el viento, terremotos o cargas diferentes que puedan provocar pandeo o flexión.

En nuestro caso, vamos a unir todos los pilares entre sí mediante riostras, es decir, cada pilar irá unido al inmediato a su izquierda, a su derecha, arriba y abajo:

Fabricando la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor

De este modo, habrá una riostra perimetral, y después, los pilares centrales irán también unidos con el que tienen encima y debajo.

Las riostras o zunchos de hormigón armado los vamos a hacer de unos 30 x 30 cm, por lo que la armadura será de unos 23 cm de lado, el tamaño de los estribos que ya hemos fabricado. Con esto, nos queda el perímetro de hormigón justo, ya que por Normativa, hay que dejar al menos 2,5 cm de hormigón alrededor de todo el zuncho.

Para las riostras vamos a utilizar varilla corrugada de 10 mm, de manera que cada una estará compuesta por:

  • 4 varillas de 10 mm.
  • 19 estribos de 8 mm y 23 cm de lado.

Entonces, para este trabajo, lo que vamos a necesitar es lo siguiente:

  • 3 ó 4 caballetes con la misma altura.
  • Tenazas.
  • Alambre recocido.
  • Metro.
  • Tiza o marcador.
  • Guantes.

Antes de ponernos en marcha, quiero hablaros sobre el tipo de alambre. Por norma general, tenemos dos tipos de alambre que son:

  • Alambre inoxidable: es de color plateado. Tiene buena resistencia pero es poco flexible, por lo que al apretar, se rompe con más facilidad. No se oxida, pero su precio es bastante más caro.
  • Alambre recocido: es el que se utiliza para realizar los atados en la ferralla. Es un tipo de alambre negro, que se oxida con mucha facilidad. Es mucho más barato, y sobre todo, es ideal para este trabajo, ya que es muy flexible, por lo que nos permite apretarlo más sin que se llegue a romper.

En definitiva, lo ideal es el alambre recocido, ya que es mucho más fácil de trabajar y además, es más barato. En la siguiente imagen os he puesto un ejemplo de ambos:

Tipos de alambre

No sé si se verá suficientemente bien la imagen. El de arriba es el recocido, de color negro, y el de abajo el plateado, el inoxidable. El inoxidable sale un poquito oscuro, porque es de un rollo que compré hace años y que ha estado a la intemperie, por lo que aunque no se oxide, sí se oscurece un poco y pierde el brillo.

Seguramente, alguno de vosotros os estaréis planteando que, si el recocido se oxida, ¿no puede eso hacer que deje de cumplir su función con el tiempo? No os tenéis que preocupar por ello, ya que el atado sirve tan sólo para mantener la estructura bien organizada mientras se manipula, pero una vez que hayamos hormigonado, será el propio hormigón el que mantenga la unión de cada pieza, por lo que ahí daría lo mismo que el alambre no estuviese.

Vamos a empezar preparando los alambres. Si los cortáis a unos 35 cm de largo, será suficiente. Cada alambre irá doblado por la mitad, para atarlo doble y que tenga más resistencia. Hay gente que lo va cortando conforme va realizando las ataduras, pero para mí, eso es un fastidio, y ocupa demasiado tiempo, así que lo que he hecho es dedicar una tarde a cortar alambres y a prepararlos. Tened en cuenta que hay que hacer un buen puñado, ya que en mi caso sería:

(247 estribos para las riostras + 48 estribos para los enanos) x 4 alambres por estribo = 1180 alambres, pero como siempre se rompe o pierde alguno, he hecho 1200 alambres, cortados a 35 cm y doblados por la mitad, y seguro que tendré que hacer alguno más.

Cuando ya tengamos un puñado de alambres, tocará empezar a preparar la zona de trabajo. Empezaremos colocando los caballetes equidistantes, de manera que puedan cubrir los 6 metros que ocupan las varillas sin que estas se plieguen más de la cuenta. Esto significa que el primero y el último estarán a unos 5,5 m de distancia aproximadamente.

En mi caso, sólo tenía tres, y uno de ellos es algo más alto, pero me apaño:

caballetes para riostras o zunchos

Una vez colocados, ponemos las cuatro varillas de 10 mm encima, y las ajustamos, de manera que estén bien asentadas, no monten unas a otras, y estén bien alineadas. Esto lo haremos para poder marcarlas todas a la vez.

Colocamos el metro sobre ellas, y vamos marcando con la tiza el lugar donde irá cada estribo. El primero lo marcaremos a 30 ó 40 cm del inicio de las varillas, y los siguientes estarán a 30 cm (recordad que en mi caso, pongo los estribos a 30 cm porque he utilizado varilla del 8 en lugar de varilla del 6, pero si utilizáis del 6, lo suyo es ponerlos cada 20 ó 25 cm).

Cuando terminemos de marcar, veremos que todavía podríamos poner un vigésimo estribo, pero no lo vamos a hacer, ya que tendremos que ir haciendo atados y uniones entre zunchos y con los enanos de los pilares, por lo que dejamos esa zona libre.

marcar zuncho estribos

Ahora colocamos los estribos, uno al lado de cada marca de tiza:

marcas estribos en zuncho o riostra

Y también ponemos un alambre al lado de cada vértice que tenemos que atar para tenerlos preparados y no tener que estar buscándolos o llevándolos en la mano:

atar zuncho

Ahora ya sólo hay que ir atando cada estribo en la marca de tiza que hemos hecho, intentando que quede bien fuerte. Para ello, en primer lugar lo ataremos con la mano, y a continuación, utilizamos las tenazas para apretar, y al final, damos un pequeño tirón haciendo palanca con la tenaza, estirando el alambre, y giramos a la vez, con lo que quedará mucho más fuerte. Recuerda cortar el alambre sobrante, aunque daría lo mismo si lo dejases, pero hace bulto y eso puede ser un problema al hormigonar.

Atado finalizado estribo a riostra

Cuando hayamos terminado de atar todos los estribos, le daremos la vuelta al zuncho o riostra, y empezaremos a atar los otros dos hierros en la parte de arriba, lo cual cuesta un poquito más al principio, ya que no sólo hay que atar, sino también levantar la varilla, pero se puede hacer sin demasiados problemas.

Aquí podéis ver cómo empezamos elevando el primer hierro:

atado superior varillas

Una vez terminemos de atar ambos hierros, ya habremos terminado nuestra riostra o zuncho:

riostra finalizada

Antes de pasar a los enanos, voy a comentaros un par de cositas que son importantes.

En primer lugar, es inevitable que algún estribo se haya quedado un poco abierto, incluso aunque me hayáis hecho caso cuando os comentaba que había que presionar con la mano izquierda al fabricar el estribo. En este caso, es muy difícil atarlo con un único alambre, por lo que hacemos la atadura en dos atados. En estas imágenes lo veréis mejor:

atado dificil

Como podéis observar, el estribo se ha quedad muy abierto, por lo que atarlo es más difícil, sobre todo si también tenemos que elevar la varilla. En este caso, atamos uno de los lados a la marca de tiza como en la imagen superior, apretamos y pasamos a atar el segundo, apretando para que quede bien pegado a la marca:

atado dificil

Y finalmente, este es el resultado:

atado dificil

Otro consejo importante es que siempre hagáis los atados en el mismo sentido, y atéis sólo en el lado en el que estáis en ese momento. De esta manera, vamos a ir atando una varilla primero, después la del lado opuesto poniéndonos en ese lado, daremos la vuelta a la riostra, ataremos la tercera varilla, y después iremos al otro lado para hacer la cuarta.

Esto os recomiendo hacerlo así por una razón, y es que, de este modo, conseguiréis que los estribos queden levantados cuando deis la vuelta a la riostra.

Para que lo entendáis mejor. En esta imagen, un estribo que se ha atado a las dos primeras varillas cruzando el alambre de dos maneras diferentes, por lo que al dar la vuelta para atar los otros dos hierros, nos encontramos con que se tumba, y eso puede complicar un montón el trabajo, porque las varillas se atascarán al subirlas:

estribo mal colocado

Sin embargo, este lo hemos atado haciéndolo como os digo, es decir, pasando el alambre siempre en el mismo sentido, y haciendo cada varilla por su lado, no trabajando por encima de la riostra:

estribo bien colocado

Como podéis ver, se queda completamente recto aunque esté atado sólo a las dos varillas de abajo.

El truco es que, si un alambre lo ponéis en un sentido, hacedlo siempre así, y trabajando desde el lado en el que está la varilla que estáis atando.

En mi caso, los pongo siempre en este sentido:

sentido de atado de estribos a zunchos o riostras

Si dividimos en cuatro cuadrantes, siendo el primero el superior a la derecha (abscisa + y ordenada +), el segundo el superior a la izquierda (abscisa – y ordenada +), el tercero el inferior a la izquierda (abscisa – y ordenada -) y el cuarto el inferior a la derecha (abscisa + y ordenada -), yo meto el alambre por el primer cuadrante para sacarlo por el tercero.

Cómo hacer los pilares enanos paso a paso

Los pilares enanos, conocidos como enanos o como armadura de espera (erróneamente en la obra, ya que la armadura de espera es la que sobresale de la zapata para unirla con el siguiente tramo de estructura), son pilares de poca altura que generalmente se colocan en estructuras conformadas por zapatas en las que se coloca un forjado sanitario. De esta manera, estos pilares son los que unen la zapata al forjado, por lo que son un elemento imprescindible en cuanto a la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor.

Vamos a hacer un total de 16 enanos, uno por cada uno de los 16 pilares que son sobre los que se va a asentar la vivienda contenedor.

En realidad, los contenedores se pueden colocar directamente sobre el suelo, pero claro, en ese caso, este estaría pegado al hormigón, por lo que se podrían acumular humedades y demás. Nuestro objetivo es hacer un forjado sanitario, que en principio será ventilado, pero más adelante, es posible que coloque bloques para cerrar, todavía no lo tengo claro. De esta manera, el suelo de la casa estará aislado de la tierra y el hormigón, con lo que mejoramos sustancialmente el confort en el interior y evitamos humedades, algo habitual en esta zona en las temporadas de lluvia especialmente.

En definitiva, los enanos van a ser unos pequeños pilares que vamos a unir entre sí mediante las riostras, los cuales sobresaldrán un poco por la parte superior. Estas esperas serán las que soldaremos a los contenedores, con lo cual, el propio contenedor también actuará arriostrando el conjunto, por lo que todo tendrá una resistencia de… calculo… el copón.

Los pilares enanos de hormigón armado los vamos a hacer de 40 x 40 cm, por lo que utilizaremos los estribos de 32 cm para hacer la armadura del enano de 32 x 32 cm, y así tendremos margen suficiente para añadir hormigón hasta los 40 x 40 cm. Recordad que, por Normativa, hay que dejar al menos un grueso de 2,5 cm de hormigón alrededor de la armadura.

Para fabricar los enanos, vamos a necesitar dos elementos de ferralla que son:

  • 4 varillas para conformar la estructura del pilar enano. Con varilla de 12 cm.
  •  3 estribos de 32 cm de lado. Con hierro de 8 cm.

Además de las varillas, también necesitaremos:

  • Amoladora de 230 mm.
  • Tenazas.
  • Alambre recocido.
  • Metro.
  • Tiza o marcador.
  • Guantes.

El principal problema con el que me encuentro es que, al excavar las zapatas, hemos dado con piedra, por lo que hay enanos más largos y otros más cortos, lo que significa que hemos tenido que medir uno por uno, y los vamos a tener que fabricar personalizados para cada zapata.

Esto supone 16 medidas diferentes, las cuales hemos tomado con un nivel de agua, de manera que hemos empezado clavando una varilla en el centro del pilar más alto (el que será más corto), marcando la altura que queremos que tenga el forjado. Después, hemos clavado más varillas en el centro del resto de zapatas, y con el nivel de agua, hemos ido llevando el nivel y marcando en cada zapata. Hecho esto, no hemos tenido más que medir la altura entre la zapata y la marca en cada una, le hemos añadido 22 cm, de los cuales, 20 son para la pata que vamos a doblar, y los otros 2 los que queremos que salga por la superficie como esperas para soldar, y esta es la medida total que le hemos dado a cada una.

El mayor problema de esto es que, al tener que hacer 16 cortes diferentes, si no nos organizamos bien, podemos encontrarnos con que desperdiciamos demasiado hierro, y al precio al que está… Así que he hecho una tabla y he calculado cuál sería la mejor combinación:

ajuste corte varillas enanos

Lo he hecho en Excel, y como podéis ver, he puesto tres bloques que son:

  • Medidas: aquí he puesto las 16 medidas de enanos que tenemos que hacer, y las he ido ordenando de manera que se ajuste al máximo a los 6 metros que mide cada varilla. Como podéis observar, tenemos que cortar cuatro grupos de cuatro varillas (porque son cuatro patas por enano), aprovechando 5,74 m, 5,69 m, 5,93 m y el último cortaremos sólo 1,51 m, por lo que en lugar de cortar de cuatro en cuatro, lo sacaremos de una sola varilla haciéndolos de 1,50, o quizás utilice dos varillas y los haga algo más grandes, todavía no lo sé. Justo debajo del total, he calculado los metros de varilla sobrante, y debajo de esto, lo he dividido entre los cinco enanos de cada grupo, lo que me da una pequeña cantidad que, para evitar desperdiciar, la voy a sumar a cada varilla, por lo que serán un poquito más largas. Por ejemplo, en el primer grupo de varillas, veis que sobran 26 cm, así que los he repartido entre las cinco varillas, haciendo que cada una sea medio centímetro más larga, en lugar de tirar ese palmo de hierro.
  • Dimensiones finales: aquí es donde salen las dimensiones finales de corte, con esa cantidad de varilla adicional que hemos sumado para evitar desperdicios.
  • Orden de corte por varilla: esto ya es para rizar el rizo. Como podéis ver, he establecido un orden de corte, de manera que mi intención es cortar los enanos de mayor a menor. Esto se debe a que las varillas de acero, aunque tengan 6 metros de longitud teórica, en realidad siempre tienen un poquito más, quizás uno o dos centímetros adicionales, por lo que los cortes los haré de manera que, el último, será el más pequeño, y así, el pequeño se puede quedar ese centímetro adicional.

Debido a los redondeos de Excel, podréis ver que si hacemos la suma, falta un centímetro por varilla sin repartir, pero no me preocupa, ya que todos los hemos hecho más largos de lo necesario, y este centímetro se sumará al último enano que, como podéis ver, es el más pequeño en cada grupo.

Si las varillas se quedasen más largas de lo necesario, no habrá más que cortarlas pero, ¿y si se quedan cortas? En ese caso, tendremos que solapar otra varilla y soldarla para hacerla más larga. Este solape deberá ser de al menos entre 40 y 60 veces el diámetro de la varilla. Por ejemplo, en este caso que se trata de varilla de 12 mm, el solape deberá ser de entre 480 mm y 720 mm. En nuestro caso, al ser enanos y para una estructura que es muy sobrada con respecto a lo que haría falta, con 48 cm iríamos perfectos.

El solape se puede hacer de dos maneras:

  • Dos piezas: sería solapar directamente la pieza que queremos añadir a la espera. Lo podemos utilizar si no pasa nada porque la espera se desplace un centímetro. En nuestro caso, valdría.
  • Tres piezas: en este caso, colocamos la pieza a continuación de la espera, y colocamos un hierro en el lado que se soldará a ambas. Es recomendable si necesitamos que la espera salga por el sitio exacto.

Solape de dos y tres piezas

Recordad que, si para cortar las varillas, utilizáis un disco ancho, es mejor dar un centímetro o así de más a cada varilla, ya que esto cubrirá el grosor del disco y cualquier pequeño error al cortar. En nuestro caso, como tenemos ya mucho margen, ni nos hemos preocupado por ello, pero si las tenéis que cortar muy justas, recordad esto para evitar quedaros cortos.

La estructura del enano es básicamente cuatro hierros verticales, cada uno doblado en su base unos 20 cm para que se mantenga de pie y poder atarlo (en nuestro caso) a las parrillas que vamos a fabricar un poco más adelante. Estos cuatro hierros verticales, los cuales serán de 12 cm de grosor, irán unidos mediante tres estribos.

Como cada enano va a tener un tamaño diferente, vamos a ir etiquetándolos conforme los hagamos, y los ataremos en grupo. Es decir, el proceso será:

  • Cortar las varillas de acero con las medidas necesarias. Pondremos cuatro varillas juntas de 6 m, y marcaremos todas las medidas de cada grupo para cortarlas a la vez, con lo que obtendremos cuatro varillas para cada enano.
  • Etiquetamos cada varilla para saber a qué enano pertenece. Yo lo he hecho con una etiquetadora, concretamente con una Dymo 160, ya que así se mantienen bien fijas y evitamos que se estropeen al mojarse o al recibir el sol directo.
  • Atamos las varillas juntas de cada enano, es decir, de cuatro en cuatro. Utilizaremos un simple alambre.

varillas enanos ferralla

Os dejo una foto más de cerca, para que podáis ver los etiquetados:

etiquetado varillas pilares enanos ferralla

El siguiente paso será, ir cogiendo las cuatro varillas de cada enano, y hacer la doblez de la parte inferior, es decir, los pies de apoyo. Para ello, vamos a tener que preparar la mesa grifa, y en este caso, tan sólo he puesto un clavo a 20 cm del borde de doblado, ya que queremos que los pies tengan esta dimensión aproximada. Os recuerdo que en el capítulo 005 – Preparamos una mesa para los trabajos de ferralla de la casa modular cube – Mesa grifa, os expliqué las diferentes distancias que vamos a marcar para este proyecto. De cualquier manera, os dejo aquí una imagen para que podáis ver a lo que me refiero (observad que, a la izquierda de la varilla, justo donde empieza el metro, hay un clavo, aunque cuesta un poco verlo. Es el clavo que he puesto para utilizar como tope):

Marca clavo doblar pies enanos.

La perspectiva de la fotografía puede engañar un poco, así que os dejo esta otra imagen, con la que veréis hasta dónde tomamos esos 20 cm:

Marca clavo doblar pies enanos.

Os pongo esta foro que puse en el otro artículo, donde se ven mejor las marcas (tope de pie para enano, riostra de 23 y riostra de 32):

Marcas mesa grifa casa contenedor

Aunque hay que intentar que cada pata quede a 90º con respecto a la espera vertical, tampoco os preocupéis en exceso, ya que como lo estamos haciendo a mano, es normal que no salgan perfectos. Intentad hacerlos lo mejor posible, pero cuando los atemos, veréis que no suele haber demasiado problema. A la hora de hacerlo mal, es mejor pasarse un poco que quedarse corto, ya que la diferencia estará en que, si nos pasamos, la pata quedará un poco elevada, pero si nos quedamos cortos, la pata empujará a todo el conjunto, por lo que se puede quedar un poco torcido.

Una vez dobladas las cuatro patas de cada enano, los volvemos a atar para que no se líen entre ellos, y los vamos poniendo en un lado conforme los vayamos terminando:

Patas pilares enanos dobladas

Ahora, ha llegado el momento de montarlos, y para ello, vamos a ir uno por uno, para no mezclarlos, y empezaremos marcando el lugar dónde vamos a atar el estribo, de manera que mediremos desde la espera, con el objetivo de que, independientemente de las variaciones que haya podido tener la varilla al hacer la pata, siempre dejemos arriba la misma medida.. Esto va a variar mucho en función del largo del enano, pero lo importante es que dejéis ese primer estribo bajo, pero sin llegar a ponerlo en la curva de las patas. Esto va a suponer entre 76 y 113 cm en función del largo en mi caso, aunque la mayoría serán de alrededor de 90 cm.

marcar enanos

Este montaje es más complicado, ya que hay que ir aguantando la pata de la varilla mientras atamos, además de que, al poner un solo estribo, se queda el asunto un poco suelto, y por ello voy a atar cada esquina con dos alambres cruzados.

atado estribo enanos doble alambre

Cada cual, se puede buscar las mañas para hacer el montaje, pero en mi caso, he utilizado un tablero como mesa, y lo he dispuesto del siguiente modo:

montaje pilares enanos

No sé si se aprecia bien del todo. Básicamente, pongo dos varillas en la mesa, apoyo la pata en mi pecho para que quede a 45 grados, y ato. Repito con la segunda, y, después, hago uso de unos bloques para apoyar esas patas ya atadas, y en la parte superior de la mesa, pongo las siguientes para ir atándolas, y repito proceso.

La idea es que queden las cuatro patas atadas a los cuatro vértices, y queden verticales, y a 45 grados con respecto al estribo. En la imagen siguiente, os enseño cómo queda el enano, con la particularidad de que lo he atado en el extremo superior para que no se desmorone, pero podéis ver mejor cómo van las patas y el estribo:

pilar enano con un estribo atado arriba

En la foto os he puesto el enano con un estribo, y atado en su parte superior para que no se descuajaringue. En realidad, los dejo así porque cuando empecemos a montar, hay que meter los zunchos o riostras, y entonces, le pondré los otros dos estribos que tengo preparado para cada enano.  Por ello, aunque en la foto lo veáis con forma piramidal, después serán rectangulares, pero no os preocupéis, que todo esto lo explicaré en el próximo capítulo.

Recordad que, si el estribo es de 32 cm como en nuestro caso, al atar las patas, entre ellas habrá una distancia de alrededor de 29 cm. Esto se debe, por una parte, a que la varilla de acero corrugado con la que hemos hecho el estribo, es de 8 mm, a lo que hay que añadir que, al poner la pata en la curva del estribo, es inevitable perder otros 7 mm, lo que suma 15 mm por lado, o un total de 30 mm (3 cm) si tenemos en cuenta los dos lados.

Recordad que es importante intentar ponerlo en el centro de la curva, ya que de lo contrario, cuando restamos a un lado, sumamos al otro, y no quedará perfecto, pero vamos, que no va a ser tampoco un problema, y menos para este proyecto con el que ya vamos sobrados en materia de estructura.

Cómo hacer las parrillas paso a paso

El primer elemento estructural de ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor que vamos a colocar son las parrillas. Estas parrillas se van a situar debajo de cada enano, de manera que harán de base del pilar.

Las podemos colocar y hormigonarlas para después colocar encima del hormigón los enanos, o podemos atarlas a los enanos y hormigonar directamente. Nosotros lo vamos a hacer de esta segunda forma. Si lo hacéis de la primera, recordad que la parrilla de zapata suele tener unos 15 cm de grosor de hormigón.

Para hacer estas parrillas de ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor, vamos a utilizar varillas de acero de 12 cm, y tendremos que hacer un total de 16 unidades, una para cada zapata o pilar. Aquí os dejo una foto de cómo queda terminada:

Cap. 006 - Cómo hacer la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor - Estribos, zunchos o riostras, pilares enanos y parrillas

Esto ya tiene poca chicha, ya que lo que vamos a necesitar es:

  • Varillas de 12 mm.
  • Alambre recocido.
  • Guantes.
  • Tiza o marcador.
  • Metro.
  • Tenazas.
  • Amoladora.

Cortaremos las varillas con la amoladora; concretamente las he hecho de ocho varillas de 12 mm de diámetro y de longitud 85 cm, ya que las zapatas son de aproximadamente 100 x 100 cm. Las medidas de la parrilla son las siguientes:

Cap. 006 - Cómo hacer la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor - Estribos, zunchos o riostras, pilares enanos y parrillas

En un tablero he dibujado a lápiz una parrilla con las medidas anteriormente descritas. De esta manera, no tengo que estar midiendo y marcando a la hora de montarlas, sino que pongo cada varilla encima de su dibujo correspondiente y ato. Así es más fácil y rápido. En la imagen siguiente veréis lo que os digo, aunque he tenido que pintar las líneas, ya que se veían algo borrosas en la foto, pero así os podéis hacer una idea:

Marcas mesa parrilla

Con esto, ya os he explicado todo el proceso para realizar cada una de las piezas que vamos a necesitar, así que ya está todo preparado para el siguiente capítulo, en el que os explicaré cómo lo hemos montado.

Antes de dejar este apartado, comentaros que ya lo he llevado todo a la obra:

ferralla en obra casa contenedor Estribos, zunchos o riostras, pilares enanos y parrillas

Sí, es cierto, está todo lleno de hierba, pero es lo que tiene el haber esperado todo el invierno para poder reanudarlo.

Las medidas de seguridad para evitar que “desaparezcan” las varillas y piezas terminadas

Aunque por suerte vivo en una zona apartada, y por aquí es muy raro que nadie venga a robar, todos sabemos que los amantes de lo ajeno son como las moscas; están por todas partes, y aparecen cuando menos te lo esperas.

Por esa razón, he establecido unas pequeñas medidas de seguridad para evitar que las piezas desaparezcan por arte de magia.

Básicamente, he utilizado unos candados para motos y bicicletas y candado de bloqueo, los cuales te he indicado al principio de este artículo.

Aunque no son métodos infalibles, el objetivo es el de ponérselo algo más difícil al ladrón, de manera que son más elementos disuasorios que otra cosa, ya que los pueden cortar con algo de trabajo, o incluso pueden cortar las piezas fabricadas y llevárselas a trozos, pero claro, eso es mucho trabajo y necesitan herramientas.

Os dejo unas fotos de cómo los he utilizado.

Aquí las parrillas:

Estas son las patas de los pilares enanos:

Candado enanos

Y estas son las riostras:

Candados riostras

Bueno, creo que esto es todo lo que quería contaros acerca de la ferralla para los cimientos de la vivienda contenedor. Si veo que me dejo algo, iré actualizando para que no se pase nada, y por supuesto, si veis algún error, o me queréis dar consejos, o incluso si queréis consultarme algo, por aquí estoy, y es que, entre todos, se aprende mucho mejor.

Espero que os haya gustado, y en ese caso, me animaría mucho si me dejáis algún comentario, ya que he necesitado un montón de días y horas para intentar poner toda la información posible y que quedase bien ordenada 🙂


Descubre más desde Medioambiente y naturaleza

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.