Certificado de eficiencia energética, clave contra el cambio climático

5/5 - (2 votos)

Desde el año 2002, el certificado de eficiencia energética se ha convertido en un sistema de diferenciación en los edificios en base a su capacidad para gestionar la energía, una perspectiva que está llamada a convertirse en una de las claves para reducir nuestro impacto medioambiental.

Qué es el certificado de eficiencia energética

El certificado de eficiencia energética, también conocido como certificado energético, es un documento de carácter oficial que ha sido redactado a través de un técnico autorizado, a través del cual se expone toda la información objetiva relacionada con las características energéticas de un inmueble determinado.

Básicamente, el objetivo del certificado energético es el de calcular el consumo energético del edificio al año, es decir, cuánta energía necesita durante un año para satisfacer la demanda de sus ocupantes.

Este estudio se realiza en base a unas condiciones normales estandarizadas, de manera que se pueda llevar a cabo una comparativa efectiva que permita determinar la etiqueta que le corresponde.

Esto significa que lo que se valora no es la energía que consume al año de forma efectiva, sino de la que consumiría en base a unos parámetros establecidos previamente que son los que determinan las necesidades reales de sus ocupantes.

Para ello se tiene en cuenta la iluminación, producción de ACS, calefacción, ventilación y refrigeración, y una vez se saca una conclusión final, se compone el certificado de eficiencia energética, el cual permite determinar la etiqueta de eficiencia energética que le corresponde.

La etiqueta de eficiencia energética de los edificios

La nueva etiqueta de eficiencia energética contempla un total de siete niveles enumerados desde la letra A, que representa al edificio más eficiente energéticamente, hasta la etiqueta G, que es la que se otorga a los edificios que muestran una menor eficiencia energética.

La atribución de una u otra letra dependerá de las necesidades energéticas del edificio con respecto a su consumo en kgCO2/m2, obteniendo un resultado que se puede observar en esta gráfica:

Lo que contempla el certificado de eficiencia energética

Para poder confeccionar el certificado de eficiencia energética, es importante contemplar la siguiente información:

  • Identificación del edificio o parte del edificio que se va a certificar.
  • Identificación del procedimiento utilizado para el cálculo:
    • Características energéticas: aislamiento térmico, condiciones de funcionamiento y ocupación, condiciones de confort, instalaciones y en general, cualquier dato que se haya utilizado para la obtención de la calificación energética del edificio.
    • Normativa sobre ahorro y eficiencia energética: en caso de que existiera, se deberá facilitar la normativa de ahorro y eficiencia energética en el momento en el que se hizo la construcción.
  • Calificación de la eficiencia energética representada a partir de la etiqueta energética.
  • Medidas recomendadas por el técnico certificador para mejorar la eficiencia energética del edificio.
  • Fecha de visita, comprobaciones y pruebas realizadas por el técnico.

Aumentar el valor de un inmueble reduciendo su gasto energético

En la actualidad, obtener el certificado de eficiencia energética es obligatorio si se quiere vender o alquilar una vivienda, piso, oficina, local comercial o cualquier otro tipo de construcción.

Es por ello que el arrendador o vendedor está en la obligación de informar al arrendatario o comprador del consumo energético de la construcción.

Además, esta clasificación puede ser una buena oportunidad para aumentar el valor de la vivienda, ya que se se encuentra en una zona donde hay varias viviendas a la venta y conseguimos mejorar la eficiencia con respecto a ellas, la valoración estará muy por encima.

Esto ha hecho que cada vez sean más los propietarios que deciden hacer inversiones con el objetivo de reducir el consumo energético, mejorando así la calificación energética del inmueble.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que estas inversiones no sólo revalorizan la propiedad, sino que a su vez, también son útiles para reducir las emisiones de CO2, con lo cual, estaremos teniendo un gesto positivo para contribuir contra el cambio climático y la contaminación medioambiental.

Europa impulsa nuevas políticas de eficiencia energética en edificios

Por su parte, Europa sigue adelante en su intención de reducir las emisiones de CO2 a través de la reducción de las necesidades energéticas de los edificios.

Un buen ejemplo de ello es la entrada en vigor de la nueva Normativa el pasado 3 de junio de 2021, plasmada a través del Real Decreto 390/2021, de 1 de junio.

Esta nueva Normativa tiene como objetivo el de ampliar los supuestos en los que es obligatorio obtener el certificado de eficiencia energética, así como el de obligar a agencias inmobiliarias, portales inmobiliarios, webs, catálogos, vallas, prensa y similares a informar de la certificación energética del inmueble que están promocionando.

De esta manera, la ley no sólo está dirigida al propietario, sino también a los intermediarios y a todo aquel que publicite un inmueble.

En el caso de no cumplir con esta Normativa, se sancionará a la persona responsable, logrando así que el certificado de eficiencia energética se normalice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.