Cómo plantar rábanos. Ficha completa

En esta ocasión vamos a aprender a plantar rábanos, y para ello hemos preparado una ficha completa con todos los datos que consideramos de interés acerca de esta hortaliza, incluyendo desde variedades a propiedades, pasando por aplicaciones y usos así como el proceso de siembra o plantado.

Cómo plantar rábanos. Ficha completa

Datos generales del rábano

  • Nombre común del rábano: rábano, rábanos, rábano silvestre, nabo chino, rabanillo, rabanito, rabanita, rabanitos, rabanilla, rabanillo, erradil, rabaneta, rabanete, rabaniza blanca, rabino, rábanito, rábano pajizo, rábano blanco, rábano blanco redondo, rábano granadino, rábano castellano, rábano encarnado, rábano colorado redondo, rábano macho, rábano largo, rábano redondo.
  • Nombre científico del rábano: Raphanus sativus
  • Familia del rábano: Cruciferae
  • Origen del rábano: Extremo Oriente

Definición y descripción del rábano

El rábano es una hortaliza comestible fácil de plantar y de cultivar que además evoluciona rápidamente por lo que se puede cosechar en poco tiempo.

Se caracteriza por sus colores que van desde el blanco hasta el negro, aunque habitualmente lo encontramos con tonos rojizos o incluso escarlata.

En cuanto a tamaños y formas también podemos encontrar una amplia variedad que va desde redondos y pequeños hasta alargados y grandes atendiendo a los distintos tipos de variedades. En el caso de los rábanos grandes se conocen directamente como “rábanos”, pero los rábanos de raíz pequeña son conocidos popularmente como “rabanitos”.

Variedades de rábanos

Al igual que suele ocurrir en estos casos, a la hora de plantar rábanos tendremos la posibilidad de elegir entre una amplia variedad con características distintas entre ellos. Sin embargo, a continuación vamos a presentar algunas de las más utilizadas en la actualidad:

Cómo plantar rábanos. Ficha completa b

  • Rábano Cherry Belle: es un rábano precoz que se presenta con un bonito color rojo cereza.
  • Rábano Novired: al igual que el anterior también es precoz y tiene forma ovalada aunque con una tonalidad rojo escarlata.
  • Rábano Bolide: presenta una raíz más redondeada y un color rojo escarlata.
  • Rábano redondo escarlata: es uno de los más populares y mientras que el exterior es de color rojo muy vivo, el interior presenta la carne de color blanco.
  • Rábano largo rojo: como su nombre indica, se trata de un rábano alargado y de color rojo.
  • Rábano largo de Mallorca: también presenta una forma alargada y es de color rojizo.
  • Rábano largo murciano: se trata de un rábano alargado y de color rojo, siendo algo más delgado pero más alargado que el rábano largo de Mallorca.
  • Rábano Flevo: es un rábano alargado y fino de color rojo.
  • Rábano Sezanne: se trata de un rábano de color rosa o blanco y de forma redonda.

Composición química del rábano

SUSTANCIA CANTIDAD (cada 100 grs.)
Ácido Aspártico 0,064 g
Ácido Fólico 0 mcg
Ácido Glutámico 0,157 g
Ácido Pantoténico 0,165 mg
Ácidos grasos monoinsaturados 0,017 g
Ácidos grasos polinsaturados 0,048 g
Ácidos grasos saturados 0,032 g
Agua 95,27 g
Alanina 0,026 g
Arginina 0,038 g
Azúcares 1,86 g
Betaina 0,1 mg
Calcio 25 mg
Carbohidratos 3,40 g
Caróteno beta 4 mcg
Cenizas 0,55 g
Cistina 0,010 g
Cobre 0,050 mg
Colesterol 0 mg
Colina 6,5 mg
Energía 16 kcal
Fenilalanina 0,036 g
Fibra 1,6 g
Fitosteroles 7 mg
Fluor 6,0 mcg
Folatos, total 25 mcg
Fósforo 20 mg
Fructosa 0,71 g
Glicina 0,026 g
Glucosa (Dextrosa) 1,05 g
Hierro 0,34 mg
Histidina 0,013 g
Isoleucina 0,020 g
Leucina 0,031 g
Lípidos (grasa) 0,10 g
Lisina 0,033 g
Magnesio 10 mg
Manganeso 0,069 mg
Metionina 0,010 g
Niacina 0,254 mg
Potasio 233 mg
Prolina 0,022 g
Proteínas 0,68 g
Riboflavina 0,039 mg
Sacarosa 0,10 g
Selenio 0,6 mcg
Serina 0,027 g
Sodio 39 mg
Tiamina 0,012 mg
Tirosina 0,009 g
Treonina 0,023 g
Triptofán 0,009 g
Valina 0,035 g
Vitamina A 7 UI
Vitamina B 6 0,071 mg
Vitamina C (Á. Ascórbico) 14,8 mg
Vitamina K 1,3 mcg
Zinc 0,28 mg

Propiedades del rábano

El rábano ha sido utilizado desde la antigüedad, y basándonos en las referencias que tenemos a nuestra disposición conocemos aplicaciones en las culturas egipcias y romanas.

En el caso de los romanos lo utilizaban frecuentemente en la alimentación, y muy especialmente se trataba de un ingrediente imprescindible para los constructores de las pirámides debido a que les aportaba fuerza y evitaba que enfermasen.

En la actualidad son muy apreciados gracias a sus propiedades antioxidantes que retrasan el envejecimiento gracias a la gran cantidad de vitamina C que contienen. A su vez también ayuda a eliminar los residuos que ingerimos a través del consumo de productos envasados entre los que podemos destacar las nitrosaminas.

Mejora el estado de nuestra piel y de las mucosas digestivas debido a que ayuda en la formación de colágeno, beneficiando también a nuestros huesos, tendones, nervios, favorece la cicatrización, mejora el estado de los dientes, aumenta nuestra energía y es ideal para combatir las quemaduras, especialmente las provocadas por la congelación.

A su vez también nos protege frente al cáncer gracias a los glucosinolatos, y es por ello que generalmente se recomienda su consumo a aquellas personas que se someten a quimioterapia.

En cuanto a sus propiedades digestivas es ideal para las personas que padecen de digestión lenta a la vez que mejorar la flora intestinal y neutraliza las bacterias que producen gases y pesadez. También evita el estreñimiento y la diarrea.

Consumir rábanos cuenta con muchas otras ventajas como mejorar la salud de nuestro hígado evitando la insuficiencia hepática y otras enfermedades relacionadas.

Siguiendo con las propiedades del rábano encontramos también que se trata de un ingrediente fantástico para adelgazar y perder peso, entre otras razones porque se trata de un alimento diurético que nos ayuda a eliminar los líquidos que nos sobran en el organismo.

Ayuda a eliminar la piedra del riñón y de la vesícula, a la vez que presenta numerosas ventajas para personas con problemas como hipertensión, artritis, ciática, cólicos, hipertiroidismo, etcétera.

Como curiosidad también es una hortaliza que nos ayuda a combatir malos olores corporales de las axilas y los pies, ya que se trata de un desodorante natural de gran calidad.

Los usos del rábano

El rábano tiene una amplia variedad de usos dentro del consumo y como remedio medicinal natural.

Cómo plantar rábanos. Ficha completa c

El rábano en la alimentación

Podemos utilizarlo para realizar desde ensaladas hasta aperitivos o incluso incluirlo dentro de nuestras recetas favoritas. De hecho en China es habitual utilizarlo durante las comidas ligeras y para hacer el pastel mooli típico de Año Nuevo.

A menudo se utiliza como condimento o incluso es un ingrediente fantástico para crear nuestras propias bebidas refrescantes.

Otra utilidad interesante es dejar secar las hojas y posteriormente utilizarlas para preparar sopa, un plato frecuentemente utilizado en Japón. No debemos olvidarnos de que sus hojas son perfectamente comestibles, por lo que podemos prepararlas para elaborar desde infusiones hasta cocinarlas como si se tratase de espinacas.

También debemos saber que la piel es la que le da ese sabor más fuerte, y esto es debido a que en ella se encuentra su aceite esencial. En este sentido existe la posibilidad de pelarlos para que su sabor sea más suave, pero siempre que podamos lo consumiremos completo para disfrutar de todos sus beneficios.

El rábano como remedio natural medicinal

Como pudimos observar en el apartado de propiedades del rábano, sus propiedades beneficiosas son tantas que sin duda lo podemos considerar un alimento medicinal muy beneficioso para nuestro organismo.

Cómo plantar rábanos. Ficha completa d

En este sentido podemos consumirlo tal cual utilizando las distintas formas que comentábamos en el apartado anterior para incluirlo en nuestros platos, pero a su vez también es interesante crear infusiones o zumos y jugos refrescantes para consumir.

Otra utilidad medicinal es crear un zumo de rábano y aplicar en nuestro cuerpo, ya que mejorará el estado de nuestra piel y sacaremos un gran partido a sus antioxidantes, a la vez que simultáneamente por supuesto también nos ayudará a acabar con los malos olores especialmente en la zona de las axilas y para combatir el dolor de pies.

Cómo cultivar el rábano

Cómo plantar rábanos. Ficha completa e

Calendario de siembra del rábano

El rábano se puede cultivar a lo largo de todo el año, aunque es preferible hacerlo en primavera, otoño, invierno o a principios de verano como mucho. Eso sí, en zonas muy fría, durante los meses de diciembre y enero es recomendable realizar una siembra protegida.

Clima y temperatura del rábano

Una de las ventajas a la hora de plantar rábanos es que en relación con el clima y la temperatura no es demasiado exigente, a la vez que presenta una fantástica resistencia al frío.

Suelo adecuado para el rábano

A su vez también se adapta sin problemas a prácticamente cualquier tipo de suelo, pero siempre es importante tener en cuenta que se beneficiará más en aquellos ricos en humus en forma de turba, estiércol o abono compuesto.

Es importante que el suelo drene bien, evitando que se acumule un exceso de agua que puede dar lugar a la podredumbre.

Cómo preparar el terreno para plantar rábanos

En el caso de que nos encontremos con un suelo excesivamente pobre es importante que 10 días antes del sembrado agreguemos un buen fertilizante.

Cómo sembrar y plantar rábanos

Antes de sembrar los rábanos deberemos regar en abundancia el suelo, y posteriormente los iremos colocando en agujeros de aproximadamente 1 cm de profundidad y en hileras que irán separadas alrededor de 15 cm.

Cómo plantar rábanos. Ficha completa f

En el caso de las semillas, las mismas aguantan sin problemas durante seis años antes de ser plantadas, por lo que si ya tienen más de este tiempo es recomendable sustituirlas por otras nuevas y no arriesgarnos.

A la hora de sembrar el rábano es preferible hacerlo en primavera, otoño o invierno, aunque también podremos hacerlo a principios de verano, y el volumen de semillas dependerá de la variedad, pero para que nos hagamos una idea, en el caso de rábanos normales utilizaremos unos 8 kg de semillas por hectárea, mientras que si optamos por plantar rabanito necesitaremos unos 12 kg de semillas por hectárea.

Una vez que haya transcurrido unos 15 días después de la siembra deberemos aclarar las plantas y distanciar los rábanos unos 10 cm entre ellos y 5 cm en el caso de que se trate de rabanito. No obstante podremos intercalar otras plantas como pueden ser lechugas en los huecos que queden libres ya que no afectará y sobre todo evitaremos la aparición de hierbas.

Es muy importante tener en cuenta que dada la rapidez con la que crecen los rábanos, si queremos tener siempre disponibles en nuestro huerto deberemos realizar una siembra cada dos semanas, de forma que podremos obtener cosecha sin problemas de un modo continuo.

No debemos olvidar que dependiendo de la variedad, el período entre la siembra y la cosecha suele oscilar entre las tres y las seis semanas, razón por la cual es una hortaliza muy apreciada por los hortelanos.

Cómo cuidar el rábano

Consejos para regar el rábano

Es importante regar el rábano frecuentemente pero sin excedernos en la cantidad de agua para obtener un buen fruto. Deberemos ser muy cautos con el volumen de agua que utilicemos durante el riego, muy especialmente en terrenos con peor drenaje, ya que existe riesgo de que el fruto se pudra.

Cómo abonar y fertilizar el rábano

En el caso de que se trate de un suelo de calidad no será necesario proceder a abonar.

Cómo recolectar el rábano

Una vez que vayamos a recolectar el rábano es interesante regar en abundancia la zona antes de la extracción. Es importante también tener en cuenta que, durante el invierno, el producto que no vayamos a consumir directamente lo podemos dejar en la tierra ya que aguanta mejor. No obstante tampoco debemos excedernos ya que de lo contrario puede alcanzar un tamaño excesivo, a la vez que si llueve en exceso se acabarán rajando y finalmente quedarán huecos en su interior.

Cómo plantar rábanos. Ficha completa g

En el caso de que vayamos a cosechar en verano lo haremos rápidamente en cuanto consideremos que el rábano ha alcanzado el tamaño adecuado. Esto se debe a que durante los meses de calor es habitual que se acaben ahuecando especialmente cuando hablamos de variedades tempranas.

Los enemigos del rábano

Plagas y enfermedades que afectan al rábano

En cuanto a las plagas y enfermedades que debemos tener en cuenta a la hora de plantar rábanos consideraremos la oruga de la col, los pulgones, la rosquilla negra, y el mildiu.

No obstante también deberemos prestar atención a la cantidad de agua, ya que el fruto se puede secar con cierta facilidad u obtener un fruto demasiado reducido en caso de defecto, o llegar a pudrirse en caso de exceso.

Si os ha gustado esta ficha os aconsejamos que os deis un paseo por el artículo de fichas completas donde podréis encontrar trucos y todo lo necesario para poder plantar frutas, verduras, hortalizas, legumbres, etc. y así confeccionar vuestro huerto en casa o en la huerta.

A su vez también os recomendamos que echéis un vistazo al artículo donde explicamos todas las herramientas que vais a necesitar para trabajar de una forma más cómoda y por supuesto eficiente. Para ello no tenéis más que pulsar sobre este enlace.

8 pensamientos en “Cómo plantar rábanos. Ficha completa”

  1. hola, me gustaría saber si se puede hacer extracción de aceite esencial de rabano para obtener sus propiedades antimicrobianas y cual seria el método de extracción. gracias

  2. Está fenomenal la ficha. mucha informacion muy buena y muy bien organizada. teneis que hacer mas fichas de estas que las estoy coleccionando para poder cultivar bien.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.