Cómo preparar conservas caseras. Mermelada de ciruela

Si estáis buscando una receta para preparar mermelada de ciruelas casera, vamos a analizar tanto los ingredientes como el proceso paso a paso que os permitirá disfrutar de un producto sano, natural, nutritivo y sobre todo muy sabroso, tanto para los mayores como para los más pequeños de la casa.

hacer mermelada de ciruela

Qué necesito para la receta de mermelada de ciruela casera

Para poder preparar nuestra deliciosa mermelada de ciruela casera, vamos a necesitar una serie de ingredientes y materiales para su correcta realización, los cuales detallamos a continuación.

Ingredientes para preparar mermelada de ciruela casera

Vamos a empezar calculando los ingredientes, los cuales son los siguientes:

  • Ciruelas: 1 Kg de ciruelas frescas. Elegiremos el tipo de ciruela que más nos guste, pero por supuesto os aconsejamos que hagáis de varios tipos, ya que en la variedad está el gusto. Sungold, Re Beauty, Golden Japan, Black Amber, Santa Rosa, Reina Claudia Verde, Reina Claudia de Oullins, Angelino… para que nos entendamos, ciruelas blancas, ciruelas rojas, ciruelas, negras, ciruelas amarillas, ciruelas verdes o cualquier otra que nos guste.
  • Azúcar: 500 g.
  • Zumo de limón: exprimimos medio limón de tamaño mediano.

Utensilios necesarios para preparar mermelada de ciruela casera

Además de los ingredientes, también vamos a necesitar algunos materiales fácilmente accesibles ya que todos los tendréis en casa.

  • Cazuela: evitaremos las cazuelas de aluminio.
  • Batidora: aunque no se trata de una herramienta obligatoria, la vamos a necesitar si queréis conseguir una textura más uniforme.
  • Tarros de vidrio: evidentemente será donde envasemos nuestra mermelada para su consumo. Es importante que las tapas de los tarros cierren bien y tengan aislante en su parte inferior, evitando el contacto directo del metal con el producto.
  • Cacerola: la vamos a utilizar para esterilizar los tarros de vidrio.

Proceso de elaboración de la mermelada de ciruela casera

Una vez que hemos comprobado que tenemos de todo preparado, tanto materiales como ingredientes, ya podemos ponernos manos a la obra.

Lo primero que vamos a hacer es esterilizar los tarros donde vamos a guardar la mermelada, ya que es la mejor forma de evitar enfermedades en su almacenamiento. Para ello no tendremos más que echar agua en la cacerola, ponemos a hervir e introducimos los botes en su interior con mucho cuidado de no quemarnos. No olvidéis introducir también las tapaderas para que se esterilicen bien.

Deberemos esperar unos 20 minutos, y posteriormente los sacaremos, los escurriremos, los secaremos por fuera y sobre todo evitaremos tocar el interior, ya que de esta forma nos garantizamos la perfecta esterilización.

Mientras se van esterilizando los tarros podemos ir avanzando con nuestra receta.

receta de mermelada de ciruela

Lo que haremos será lavar bien las ciruelas, y a continuación las cortamos por la mitad para extraer su hueso.

Hecho esto, las introducimos dentro de la cazuela y añadimos el azúcar y el zumo de medio limón. Dejaremos que macere durante al menos una hora.

Transcurrido este tiempo, ponemos la cazuela al fuego y dejamos durante unos 40 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando para evitar que se quede pegado.

Conforme se vaya cumpliendo el tiempo, vamos comprobando que vaya adquiriendo la consistencia adecuada, y una vez lo consigamos, retiramos del fuego.

Ahora ya podemos envasar al vacío para alargar el tiempo de consumo. Os recomendamos que echéis un vistazo al artículo donde explicamos cómo envasar al vacío si todavía no sabéis cómo llevar a cabo el proceso.

Esperamos que os haya gustado la receta, y por supuesto os aconsejamos que echéis un vistazo a todas nuestras recetas de encurtidos, conservas y almíbar para surtir vuestra despensa de una forma más creativa y por supuesto sabrosa.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.