Cómo sembrar una nectarina a partir de una semilla

5/5 - (4 votos)

La nectarina es un árbol frutal que puedes sembrar en tu jardín o incluso en una maceta. Hasta ahora, no se han encontrado especies silvestres de nectarina en la naturaleza. Los científicos han establecido que la nectarina común apareció como resultado de múltiples cruces naturales.

¿Cómo sembrar una nectarina a partir de una semilla? ¿Es posible lograrlo? Este es un tema muy amplio, que cubriremos en esta publicación. A continuación, te proporcionamos toda la información que necesitas saber para obtener un árbol de nectarinas a partir de una semilla.

Cómo sembrar una nectarina a partir de una semilla

Elegir la semilla de nectarina correcta

Al elegir una semilla, es imperativo prestar atención a la variedad de la fruta.

Es importante que el hueso sea de una nectarina propia de tu región. De lo contrario, la planta tendrá dificultades para adaptarse y es probable que no sobreviva, aunque germine.

Se debe escoger una nectarina saludable, suave al tacto y con buen color. Mejor si la fruta está completamente madura, justo antes de comenzar su proceso de oxidación. Esto aumentará la probabilidad de germinación.

Cabe recordar que la semilla de nectarina germina solo después de la temporada de invierno. Por lo tanto, los huesos que se obtuvieron durante el verano u otoño deberán guardarse en la heladera hasta la próxima primavera.

Preparación de la semilla para el cultivo de nectarina

No es una tarea fácil hacer crecer un árbol completo a partir de una pequeña semilla. Además, debes estar preparado para el hecho de que tomará mucho tiempo.

Las nectarinas son bastante caprichosas y difíciles de reproducir a través de semillas.

En promedio, solo una cuarta parte de toda la plantación dará muy buenos resultados. Por lo tanto, te aconsejamos preparar varios huesos a la vez si quieres tener éxito.

El primer paso es limpiar completamente las semillas, retirando los rastros de pulpa.

Seguidamente, remoja los huesos en agua tibia, aproximadamente durante 10 días.

Para obtener un mejor resultado, puedes agregar un estimulante del crecimiento, como un fertilizante especial para la germinación rápida de semillas.

Siembra y cuidados de las nectarinas

Siembra los huesos en macetas con tierra húmeda y cúbrelos con una bolsa. Después colócalas en un sitio cálido.

Los brotes deberán aparecer entre los 7 y 21 días siguientes.

Una vez que brota, se retira la bolsa, para brindarle a la planta las condiciones óptimas de iluminación, hidratación, temperatura y nutrición.

Iluminación, humedad y temperatura

Para obtener una nectarina suave, debes exponer la planta a la máxima luz. La mejor orientación para colocar arbustos en macetas es entre el sureste y suroeste.

En España, la orientación ideal es hacia el sur. El objetivo es lograr que el sol ilumine los brotes al menos 6 horas al día, que es suficiente.

La humedad en el ambiente debe ser moderada. De vez en cuando, las hojas se pueden rociar con agua, creando una lluvia artificial. También está permitido limpiarlas del polvo con un paño húmedo.

El régimen de temperatura para las nectarinas debe mantenerse de acuerdo con la estación del año.

El mayor riesgo de perder la cosecha ocurre durante el invierno, porque los frutos recién formados no soportan temperaturas inferiores a -1,6 °C.

Riego

La frecuencia y abundancia de riego está directamente relacionada con el régimen de temperatura y la estación del año. La cantidad máxima de riego debe hacerse en los calurosos meses de verano.

Estas son todas las recomendaciones sobre cómo sembrar nectarina a partir de sus huesos. Si sigues las instrucciones exactamente, tendrás éxito en el cultivo y te complacerás con frutas dulces, jugosas y fragantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.