Consejos para disfrutar de una vida más sana

4.5/5 - (2 votos)

La salud es el bien más preciado que tenemos, lo que significa que debemos preocuparnos de mantenerla lo mejor posible tanto a nivel físico como psicológico, dejando de lado a los enemigos de la vida sana, y acercando todo aquello que nos beneficia tanto a nivel físico como psicológico.

Consejos para disfrutar de una vida más sana

Trucos para una vida más saludable tanto físicamente como psicológicamente

Sé que muchos de vosotros sois amantes de la montaña, y os gusta salir a pasear, disfrutar de la naturaleza, hacer deporte, aprender más acerca de todo lo que nos rodea, y para ello, es imperativo que nos preocupemos por cuidar bien de nuestra salud, ya sea a través de una correcta alimentación, practicando deporte o por supuesto supliendo las carencias que podamos tener a nivel nutricional con productos saludables como es el caso de Holland and Barrett omega 3, que está formulado con una combinación de nutrientes muy necesarios como son el Omega 3, vitaminas A, C y D y yodo.

Aunque somos conscientes de la mayor parte de cambios que podemos hacer en nuestro día a día para disfrutar de una vida más sana, lo cierto es que no siempre los adoptamos, y con el tiempo, vamos asumiendo como normales conductas que pueden ser bastante perjudiciales, mientras que las más beneficiosas, parece que nos cuesta más adquirirlas.

Lo peor que podemos hacer cuando queremos mejorar nuestra salud es pensar que estos cambios nos van a suponer un esfuerzo, ya que lo estaremos enfocando de manera negativa, lo que hace que al final ocurra como con las dietas, que empezamos una, perdemos peso y cuando la terminamos, volvemos de nuevo a nuestros viejos hábitos por lo que sufrimos el tan temido efecto rebote que nos lleva no sólo a recuperar el peso perdido, sino incluso a ganar algunos kilos extra.

Esto hace que las dietas se conviertan en auténticas pesadillas, y es normal que acabemos desanimados, pero la realidad es que no lo estamos enfocando de la forma debida, es decir, no tenemos que pensar en la dieta como en un proceso duro para castigarnos por haber engordado, sino en el elemento que nos va a inspirar para el cambio, lo que nos ayudará a perder lo que nos sobra pero, sobre todo, a cambiar nuestros hábitos alimenticios, optando por una alimentación más saludable, donde podremos comer de todo, sí, incluso esos pasteles tan ricos y tan poco recomendables, pero siempre en su justa medida.

En esencia, vamos a dejar de comer cinco pasteles por cada tomate, para comer cinco tomates por cada pastel, y podremos disfrutar de una vida equilibrada, sana, con mucha más energía y vitalidad y sin tener que vivir sacrificándonos constantemente.

Una vez que entendemos que el enfoque es el pilar fundamental de nuestro proyecto, ahora vamos a enumerar algunos trucos que debemos tener en cuenta para disfrutar de una vida sana tanto a nivel físico como psicológico inspirándonos en las recomendaciones de la OMS:

  • Alimentación: una buena alimentación es imprescindible para disfrutar de buena salud, lo que significa que hay que comer variado, de todo y en cantidades adecuadas.
  • Suplementos: aunque llevemos una alimentación equilibrada, hay ocasiones en las que es posible que debamos incluir algún suplemento, ya sea por carencias que experimentemos, o para recuperarnos si realizamos muchos esfuerzos a lo largo del día. Recuerda que es muy importante elegir siempre productos de primera calidad de fabricantes con buena reputación como es el caso de Holland and Barrett para garantizar los resultados.
  • Ejercicio físico: practicar un poco de ejercicio físico es también muy necesario, y lo mejor de todo es que lo puedes adaptar a tus gustos, necesidades y posibilidades. Puedes desde salir a pasear hasta practicar multitud de deportes tanto individuales como de equipo. Recuerda que el deporte siempre tiene que estar adaptado a tus posibilidades; si tienes obesidad o presentas algún problema físico como por ejemplo alguna lesión, deberás ir poco a poco, sin excederte y disfrutando de la experiencia. Con el tiempo verás que tu cuerpo cada vez te pide más. Recuerda que si ya tienes una cierta edad o tienes cualquier tipo de duda sobre el ejercicio que quieres practicar, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu médico de cabecera para que valore tu estado y te aconseje de manera personalizada.
  • Descanso: es necesario no sólo dormir las horas recomendadas cada día, sino también disfrutar de un sueño de calidad. Para ello es importante utilizar un buen colchón, estar en un entorno silencioso, adecuar la temperatura de la habitación y evitar elementos que puedan distraer como televisiones y ordenadores. Recuerda desconectar el teléfono durante tus horas de sueño. Las horas de sueño diarias recomendadas son:
    • 0 a 3 meses: de 11 a 17 horas.
    • 4 a 11 meses: de 11 a 13 horas.
    • 1 a 2 años: de 9 a 15 horas.
    • 3 a 5 años: de 7 a 12 horas.
    • 6 a 13 años: de 9 a 11 horas.
    • 14 a 17 años: de 8 a 10 horas.
    • 18 a 64 años: de 7 a 9 horas.
    • 65 años en adelante: de 7 a 8 horas.
  • Control médico: el control médico esencial a todas las edades, sobre todo cuando vamos cumpliendo ya una cierta edad. Recordad que un análisis de sangre y una revisión cada uno o dos años, nos puede ayudar a detectar cualquier problema de salud y actuar con mayor margen sobre él.
  • Estrés: el estrés es uno de los mayores males de la sociedad moderna, ya que tenemos muchas cosas que hacer, muchas responsabilidades, debemos superar muchos problemas, y al final siempre nos falta tiempo para todo. Es por ello que debemos establecer horarios que nos lleven a hacer tan sólo lo que podemos hacer cada día, sin excedernos, y por supuesto, hay técnicas que nos ayudan a controlar y reducir los niveles de estrés, al igual que nos beneficiará en este sentido practicar deporte, descansar bien y llevar una buena alimentación. La meditación es muy útil en estos casos, así como practicar yoga y otros ejercicios que te ayudarán a liberarte cada día. Recuerda que la acumulación de estrés puede conllevar ansiedad, así que hay que dedicar un poco de tiempo cada día a controlar los niveles.
  • Higiene: una buena higiene nos puede evitar muchos problemas a nivel de salud, además de que una buena ducha es siempre beneficiosa a nivel físico y psicológico, ayudándonos a relajarnos.
  • Actividad: sé una persona activa, evita el sedentarismo. Intenta ocupar el tiempo libre con cosas que te llenen, ya sea pasear, hacer manualidades, bricolaje, haz un huerto, etc. Ocupa tu mente en cosas constructivas y positivas, y verás cómo día a día te vas sintiendo más feliz y con más ganas de disfrutar de la vida.
  • Quiérete: por suerte, estamos rodeados de personas que nos quieren y nos valoran, pero es cierto que en la mayoría de casos no somos conscientes de ello, ¿sabes por qué?, porque si no aprendes a quererte a ti mismo, no sólo no aprenderás a querer a los demás, sino que tampoco te darás cuenta de lo mucho que te quieren a ti.
  • Amigos y familia: con el paso del tiempo, las personas nos vamos centrando en nuestras vidas y nos vamos cerrando en nosotros mismos. Es el momento de retomar la relación con aquellas personas que son importantes para nosotros, y realizar actividades con ellos, ya que esto nos reforzará sobre todo a nivel psicológico, y nos hará sentirnos mejor y más felices.

Consejos para disfrutar de una vida más sana

Los mayores enemigos de la vida sana

Pasamos ahora a enumerar cuales son los peores enemigos de una vida más sana:

  • La obesidad es uno de los riesgos más innecesarios y del que se peca mucho en la actualidad. Atrae las peores enfermedades con el paso del tiempo, a lo que unimos que nos hace perder flexibilidad, energía y ganas de hacer cosas.
  • Fumar es muy perjudicial para la salud, deprime, aletarga, te hace sentir más pesado y torpe, hace que pierdas las ganas de hacer cosas y, en definitiva, te hunde a nivel físico y psicológico. Si no fumas, nunca empieces, ya que el tabaco no te da absolutamente nada, y si ya fumas, es el momento perfecto para dejarlo. Yo dejé de fumar hace años ayudándome del cigarrillo electrónico, y a día de hoy no lo echo de menos absolutamente nada. Es la mejor decisión que pude tomar, y si yo conseguí hacerlo, ten por seguro que tú también puedes.
  • Limita el consumo de alcohol. El vino y la cerveza son bebidas que tienen sus beneficios a nivel nutricional y un bajo nivel de alcohol, por lo que consumirlos de vez en cuando (sin abusar) es incluso saludable, mientras que los destilados ya son otra cosa, puesto que contienen mucho alcohol y muchos azúcares, a la vez que no aportan absolutamente nada beneficioso, por lo que lo ideal es dejarlas de lado, aunque no pasa absolutamente nada por beber un poco de forma esporádica.
  • Vivir de manera sedentaria puede llegar a perjudicar mucho nuestra salud.
  • No vayas al médico sólo cuando te duela algo, ya que es recomendable llevar un control regular de la salud para detectar cualquier problema con antelación. Recuerda que el colesterol, la hipertensión y otras enfermedades no suelen presentar síntomas hasta que ya se han desarrollado. Si las detectas a tiempo, las puedes corregir.

Esperamos que con estos consejos, a partir de ahora os pongáis las pilas y os animéis a disfrutar de una vida más sana, y por supuesto, todas las cosas que se os ocurran que puedan ser interesantes para añadir a estos listados, no tenéis más que compartirlas con nosotros un poco más abajo, a través del apartado de comentarios, y las iremos incorporando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.