Consejos parar reformar baños y ahorrar en el consumo de agua y energía

Vota este post

Cada vez más personas son conscientes de lo importante que es vivir de manera más sostenible y ahorrar en el consumo de agua y electricidad, y para ello, en esta ocasión vamos a dar una serie de consejos para reformar baños y conseguir disfrutar de una mayor eficiencia, sin por esto tener que renunciar a nuestra calidad de vida y confort.

Consejos parar reformar baños y ahorrar en el consumo de agua y energía

Por qué es importante invertir en sostenibilidad en el hogar

Nuestro hogar es el lugar donde pasamos más horas a lo largo de nuestras vidas, de manera que también es donde consumimos una mayor cantidad de agua y energía, de manera que, si cambiamos un poco nuestros hábitos y realizamos los cambios que sean necesarios para vivir reduciendo nuestra huella medioambiental, vamos a tener la posibilidad de conseguir una mejora muy sustancial.

De entre las diferentes opciones que podemos elegir, realizar una reforma de baños en Cantabria puede ser una buena opción, ya que es precisamente una de las estancias del hogar donde el consumo es más elevado.

Hay que tener en cuenta que toda la familia debe estar bien concienciada a la hora de ser más sostenibles, ya que esto va a aportar importantes ventajas como son:

  • Reducción del impacto medioambiental: vamos a conseguir reducir de manera sustancial nuestra huella tanto de carbono como de agua.
  • Eficiencia en el uso de recursos naturales: tanto el agua como la energía son recursos naturales esenciales, de los cuales depende nuestra calidad de vida, seguridad, confort y salud. Por esa razón, si nos acostumbramos a consumir menos y obtener los mismos resultados, estaremos favoreciendo la recuperación de nuestro entorno.
  • Cambio climático: aunque es cierto que el cambio climático es un ciclo natural imparable, las personas que habitamos la Tierra tenemos que hacer todo lo posible por reducir nuestro impacto y prevenir cambios bruscos que puedan afectar negativamente a la vida sobre el planeta.
  • Preservación de los recursos naturales: tener un comportamiento más eficiente, ayuda a preservar mejor los ecosistemas acuáticos, además de que reducimos la contaminación.
  • Ahorro económico: otra ventaja de reducir el consumo de agua y energía es que nos va a permitir ahorrar una buena cantidad de dinero todos los meses.
  • Menor dependencia: la reducción del consumo de recursos y la implantación de sistemas de recogida de aguas y de producción de energías sostenibles y renovables, nos permiten reducir al mínimo la dependencia tanto de las infraestructuras del Estado y de las empresas privadas, como de países extranjeros.

Qué partes del baño reformar para ser más sostenible

Una vez que ya tenemos clara la importancia de tener un comportamiento más sostenible en nuestro hogar, es el momento de hablar de las diferentes opciones que tenemos para reformar baños y, de este modo, conseguir un buen ahorro en el consumo de agua y energía.

Antes de nada, comentar lo importante que es contactar con una empresa especializada y con experiencia en el sector como es el caso de Duchactiva, ya que esto es lo que nos va a permitir encontrar un mejor presupuesto y un trabajo con más garantías, y es que recuerda que, lo excesivamente barato, al final sale caro.

Comencemos.

Los materiales reciclados y ecológicos, una solución sostenible

Antes de empezar la reforma, es importante tener en cuenta que en el mercado podemos encontrar materiales más sostenibles como es el caso de los materiales reciclados.

Tanto los materiales reciclados como los materiales naturales como la piedra y la madera, son recursos que podemos obtener con un menor impacto medioambiental, por lo que se convierten en ideales a la hora de reformar nuestro baño.

Recuerda que también es importante optar por materiales que se puedan reciclar de cara al futuro, ya que, de este modo, estaremos invirtiendo en una mayor sostenibilidad.

Al igual que hablamos de los materiales, también hay productos más ecológicos que han sido fabricados de manera sostenible, y que tienen un menor impacto en el entorno. Entre ellos destacan las pinturas y selladores ecológicos.

Cambia la bañera por una ducha

Otro consejo muy a considerar es la posibilidad de cambiar la bañera por una ducha, algo que cada vez más familias están haciendo.

La razón se debe a que los baños están siendo sustituidos por las duchas, más rápidas y con un consumo de agua y de energía muy inferior.

También tiene otra ventaja que es el hecho de que permite aprovechar mejor el espacio del baño, que ya de por sí suele ser ajustado, de manera que facilita la instalación de mobiliario o permite dejar espacios libres.

A esto hay que sumar que las duchas son más cómodas, accesibles y seguras, por lo que al final, si la bañera no la utilizamos para bañarnos, es un cambio que verdaderamente vale la pena.

Estudia bien la iluminación del baño o aseo

La iluminación es otro de los aspectos en los que podemos invertir.

Lo ideal es optar por iluminación natural, ya que esta es gratuita, y además resulta mucho más agradable y sana.

El problema es que los baños esto suele ser bastante complicado, ya que generalmente disponemos de ventanas pequeñas o, incluso, pueden dar a patios interiores o a zonas más oscuras.

En ese caso, no nos queda más que recurrir a la iluminación artificial, y en este sentido, la mejor opción es utilizar iluminación LED, ya que presentan grandes ventajas con respecto a otros sistemas de iluminación más tradicionales, como el hecho de consumir muy poca energía eléctrica, tienen una vida útil mucho más larga y no se calientan gracias a que prácticamente aprovechan toda la energía para convertirla en iluminación.

Una buena ventilación aporta seguridad, confort y ahorro energético

También es importante que el aseo o baño tenga una buena ventilación.

Lo ideal es optar por la ventilación natural, la cual se puede obtener directamente abriendo la ventana o, incluso, la puerta del baño para que haya un poco de corriente y se reduzcan los olores y los niveles de humedad.

También se puede optar por una ventilación mecánica, en cuyo caso tendremos un cierto consumo de energía, pero siempre lo podemos considerar como un consumo bien orientado, ya que hay que tener en cuenta que una buena ventilación no sólo aporta un mayor confort y salud, sino que, además, también ayuda a reducir la dependencia de sistemas de refrigeración y calefacción.

Instalaciones de fontanería, gas y electricidad en perfectas condiciones

La mejor forma de garantizar un menor consumo de agua y eléctrico es asegurándonos de que en las instalaciones de fontanería, gas y electricidad se encuentran en perfectas condiciones.

Una pérdida en cualquiera de ellas puede suponer un riesgo para nuestra seguridad, además de que se trata de una pérdida innecesaria de recursos, por lo que, si tienes dudas, lo mejor que puedes hacer es contactar con un profesional que realice una valoración y te indique si la instalación está en buenas condiciones o, por el contrario, vale la pena aprovechar la reforma del baño para cambiarla.

Sanitarios eficientes y de bajo consumo

También vas a poder invertir en instalaciones sanitarias más eficientes. Buen ejemplo de ello son los grifos y duchas con sistema de ahorro de agua o bajo flujo, los cuales tienen como objetivo que salga una menor cantidad de agua, pero sin que esto afecte a la presión.

Salvo cuando vayas a llenar un recipiente, en cuyo caso necesitas una cantidad determinada de agua, la sensación que vas a disfrutar es de un grifo normal, por lo que estarás ahorrando agua sin darte cuenta.

Utiliza un calentador de agua más eficiente

Utilizar un buen calentador de agua, que sea eficiente y tenga una etiqueta energética adecuada, ya sea A+, A++ o A+++ en el caso de la etiqueta de eficiencia energética antigua, o C, B o A en el caso de la etiqueta nueva, son las opciones en las que tenemos que pensar.

Bajar de esto va a suponer un gasto energético innecesario, y un coste económico muy elevado.

Por esa razón, conviene invertir en un buen calentador eficiente y, en poco tiempo, lo habremos amortizado por completo.

La reutilización del agua, una opción a considerar

También existe la posibilidad de plantearos la reutilización del agua del baño. Para ello, se puede realizar una instalación específica para las aguas grises, las cuales se pueden filtrar y reutilizar, por ejemplo, para el riego.

También podemos recurrir a sistemas más simples como el tener una garrafa al lado de la ducha, de manera que, mientras estemos esperando a que llegue el agua caliente, podemos llenar la garrafa y aprovecharla para regar u otros usos.

La tecnología inteligente, una reforma para el baño que mejora el confort, la seguridad y la eficiencia

Cada vez hay más sistemas inteligentes que nos permiten aprovechar mejor la energía para obtener los mismos o mejores resultados.

Entre ellos están los controladores de temperatura como son los termostatos inteligentes, pero también hay otras opciones como los sistemas de detección de fugas, que nos alertan en el caso de que se haya producido alguna, pudiendo de este modo proceder a su reparación lo antes posible.

Los detectores de movimiento o sensores en los grifos también pueden ser interesantes para evitar el desperdicio del agua, así como los sensores de presencia que encienden y apagan las luces, muy especialmente si se trata de zonas como los pasillos, por donde tan sólo transitamos durante unos segundos.

En definitiva, hay muchas cosas que podemos hacer a la hora de reformar baños y ahorrar en el consumo de agua y energía, así que os animamos a que tengáis en cuenta todas estas recomendaciones para que, en vuestra próxima reforma, hagáis un cambio drástico y que os permita ser más sostenibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.