Construcción industrializada, un sistema que se alía con BIM para cuidar el medioambiente

Vota este post

La arquitectura sostenible está en alza, y en sus innumerables ventajas tiene mucho que ver la metodología Building Information Modeling

Construcción industrializada, un sistema que se alía con BIM para cuidar el medioambiente

El compromiso con el cuidado del medio ambiente y la eficiencia energética se ha vuelto una prioridad urgente en todos los ámbitos de la vida, y también en el sector de la construcción. Crear viviendas desde la sostenibilidad es un reto necesario y hoy asequible gracias a sistemas alternativos al tradicional como los que apuestan por la construcción industrializada.

Un sistema que emplea técnicas innovadoras que permiten reducir los residuos, ahorrar costes y utilizar materiales respetuosos con el medio ambiente, y al que cada vez más empresas se apuntan. Y en este cambio de paradigma en el sector de la construcción, BIM tiene mucho que aportar.

La revolucionaria metodología de trabajo colaborativo que permite centralizar toda la información de un proyecto (geométrica, documental, etcétera) en un único modelo digital desarrollado por todos los agentes involucrados, unificando recursos e información, es cada vez más valorada por los profesionales del sector AECO (Arquitectura, Ingeniería, Construcción, Operaciones), que optan por especializarse en el uso y el dominio de la tecnología BIM a través de alguno de los numerosos cursos o programas formativos de máster BIM online que se ofertan en la actualidad.

Y es que BIM agiliza y dota de una mayor eficiencia y eficacia a cualquier proyecto de edificación y obra civil, permitiendo la detección de posibles errores y la reducción de costes y tiempos de ejecución; en definitiva, volviendo el proceso de construcción más sostenible.

De ahí que esta innovadora tecnología y filosofía de trabajo sea una buena aliada de las casas industrializadas, es decir, aquellas cuyos componentes se fabrican en talleres para ser transportados luego a su ubicación final para su ensamblaje. Este sistema de construcción, que recurre a piezas estandarizadas y diseños modulares, se va imponiendo ante las exigencias cada vez más estrictas de los gobiernos y administraciones en materia medioambiental y de sostenibilidad, y también dada su capacidad para dar respuesta a las demandas del sector con soluciones ágiles y de calidad, en procesos mucho más automatizados.

En este reto en aras de la eficiencia, BIM tiene mucho que ver, ya que proporciona un modelo virtual de datos compartido por todos los profesionales que intervienen en un proyecto, permitiéndoles visualizar de manera detallada el diseño de la futura obra en cuestión.

Tal y como destaca Íñigo Salazar, Director Técnico en la empresa especialista en Ingeniería de estructuras Dasein Ingenieros, en la última entrega de la sección AbiertoXObras, que cada primer lunes de mes lanza en su web la consultora especializada Espacio BIM -www.espaciobim.com-, “la colaboración en tiempo real de los equipos que intervienen y permite realizar seguimientos de progresos, programar tareas y asignar responsabilidades a los distintos agentes”.

Esta coordinación garantizada durante todo el ciclo de vida del proyecto optimiza el proceso de construcción, haciéndolo mucho más sostenible y acorde con los retos de cuidado del medioambiente que necesitan de la implicación global y urgente en todos los ámbitos de la vida, para mejorar nuestra existencia y la de futuras generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.