Energía en la arquitectura sostenible – Sistemas de producción y aprovechamiento

4.9/5 - (12 votos)

La optimización de la energía en la arquitectura sostenible es una de las prioridades para garantizar un crecimiento sostenible y que ofrezca la máxima calidad de vida, pero siempre desde el respeto al medioambiente, reduciendo el impacto y apostando por las energías limpias.

Energía en la arquitectura sostenible - Sistemas de producción y aprovechamiento

La energía en la arquitectura sostenible

Está claro que cada vez son más los particulares y profesionales que apuestan por una arquitectura más sostenible energéticamente, como es el caso de Tomás Moreno, uno de nuestros amigos arquitectos especializados en arquitectura sostenible, con el que hemos estado recientemente hablando en Murcia acerca de las particularidades de este tipo de arquitectura, sobre todo refiriéndonos a los sistemas de aprovechamiento de energía.

Está claro que, para poder disfrutar de un futuro más sostenible, es inevitable dar un cambio de tuerca al consumo energético, y es que a día de hoy, el porcentaje de energías no renovables que consumimos sigue siendo muy alto, a la vez que la sociedad todavía no se ha tomado suficientemente en serio lo que la arquitectura sostenible puede hacer por nosotros y la importancia de estos cambios.

No sólo estamos hablando de una reducción del consumo energético y de una producción renovable e ilimitada, sino que además, esto va a repercutir muy positivamente en el bolsillo de todos y cada uno de nosotros, por lo que, lo miremos por donde lo miremos, todo son ventajas.

Debemos plantearnos algo muy claro, y es que la energía es una de las piedras angulares más importantes de nuestro impacto medioambiental, de manera que si empezamos a cambiar el modo en que construimos, daremos un cambio muy positivo a nuestro entorno y al que heredarán nuestros hijos y nietos.

Sistemas para producir y aprovechar la energía en la arquitectura sostenible

Vamos a ponernos en marcha para analizar algunos de los principales sistemas que nos ayudan a producir y a aprovechar mejor la energía en la arquitectura sostenible.

Aprovechamiento de la energía solar, eólica y geotérmica

No podíamos empezar de otra forma que hablando de las energías alternativas, y más concretamente de las energías renovables.

Energía en la arquitectura sostenible - Sistemas de producción y aprovechamiento

Como ya hemos comentado en otros artículos, existen diferentes alternativas dentro del campo de la producción y aprovechamiento de energías infinitas, pero a la hora de enfocarnos en la arquitectura de un edificio o vivienda, existen cinco alternativas que permiten un funcionamiento autónomo y con una producción ecológica y sostenible, los cuales son:

  • Energía solar fotovoltaica: mediante la utilización de paneles fabricados con silicio, se consigue capturar la energía procedente del sol para convertirla en energía eléctrica aprovechable.
  • Energía solar térmica: en este caso, lo que se utilizan son colectores, pero con la misma filosofía de capturar la energía, utilizando en este caso diferentes sistemas (captador plano, tubo de alto vacío o polipropileno) para calentar fluidos. Es útil para ACS, calefacción, suelo radiante y climatización de piscinas.
  • Energía solar termodinámica: de nuevo se utiliza la energía del sol para calentar un fluido que circula dentro de un captador especial termodinámico, el cual, apoyado por un compresor, permite obtener agua caliente. También se utiliza para agua caliente sanitaria, calefacción, suelo radiante y climatización de piscinas.
  • Energía geotérmica: en este caso, el sistema aprovecha la diferencia de temperatura entre la superficie de la tierra y la de la corteza terrestre. De esta manera, obtenemos calor durante el invierno y fresco durante el verano.
  • Energía eólica: se utilizan aerogeneradores para aprovechar la energía producida por el viento.

La calefacción eficiente

Dentro del apartado anterior hemos estudiado diferentes alternativas que están enfocadas a la obtención de agua caliente sanitaria, calefacción, suelo radiante y climatización de piscinas, que son la energía solar térmica, la termodinámica y la geotérmica, sin olvidar que la fotovoltaica también se puede aprovechar de forma más indirecta para estos menesteres.

En este sentido, entendemos la calefacción eficiente como un sistema que aporta calor de forma más ecológica, ya sea a través de los medios indicados anteriormente, o directamente realizando un proyecto arquitectónico que permita el aprovechamiento de la energía de forma eficiente.

Esto es especialmente importante en las zonas con climas más fríos, de manera que el objetivo es proteger del frío y aprovechar el calor para reducir la dependencia de sistemas de calefacción.

El restante que no se pudiese conseguir, se aprovecharía con los sistemas solares y geotérmicos.

Los enfoques más importantes para lograr esta eficiencia son:

  • Orientación de la vivienda al sur o al oeste.
  • Plantar árboles de hoja perenne en el norte para proteger del frío.
  • Plantar árboles de hoja caduca en el sur para permitir el paso de calor en invierno y proteger del calor en verano.
  • Sistemas inteligentes para el aprovechamiento de la energía (domótica, persianas inteligentes, toldos, etc.).
  • Diseño de ventanas, sin olvidar que el vidrio es muy mal aislante térmico. Prima la utilización de ventanas climáticas, contraventanas y persianas.
  • Uso de ventanas vidriadas en los techos para aprovechar mejor el calor.
  • Utilización de un buen aislamiento térmico.
  • Utilización de sistemas de calefacción sostenibles.
  • Fomentar el calentamiento pasivo mediante ventilación sólo durante el día, en los momentos de más sol, así como utilización de sistemas para el aprovechamiento de vientos.

El enfriamiento eficiente

Energía en la arquitectura sostenible - Sistemas de producción y aprovechamiento

En las zonas más cálidas, tendremos la necesidad contraria, es decir, de buscar sistemas de enfriamiento eficiente como son:

  • Orientación de la vivienda al norte o al este.
  • Plantar árboles de hoja perenne en el sur para proteger del calor.
  • Plantar árboles de hoja caduca en el norte para permitir el paso de frío en verano y proteger en invierno.
  • Ventilar las estancias con regularidad.
  • Implantación de sistemas inteligentes para un mejor aprovechamiento de la energía (persianas inteligentes, toldos automáticos, domótica, etc.).
  • Favorecer la ventilación de elementos que produzcan calor como los electrodomésticos, ordenadores, etc.
  • Diseño y materiales utilizados para las ventanas. Se recomienda la utilización de ventanas climáticas, persianas y contraventanas.
  • No se recomienda la utilización de ventanas vidriadas en los techos.
  • Invertir en aislamiento térmico.
  • Utilización de sistemas de enfriamiento sostenibles.
  • Fomentar el refrescamiento pasivo mediante ventilación sólo por las noches, utilización de sistemas para el aprovechamiento de los vientos.

Aislamiento térmico en la arquitectura sustentable

Otro recurso imprescindible para la reducción del consumo de energía en la arquitectura sostenible, es la mejora del aislamiento térmico de la vivienda.

Esto implica prestar especial atención a:

  • Refuerzo del aislamiento térmico de techos.
  • Aislamiento eficiente de paredes exteriores (cerramientos y medianeras).
  • Utilización de sistemas de aislamiento para suelos.
  • Mejora en el aislamiento de puertas y ventanas.
  • Impedir las corrientes interiores por mala estanqueidad.

Tratamiento de residuos

Otro factor clave es el tratamiento de residuos, es decir, establecer sistemas de tratamiento in situ para aguas grises, aguas negras y resto de residuos orgánicos.

Algunos ejemplos serían:

  • Depuración de aguas grises para su reutilización.
  • Producción de compost a partir de restos orgánicos.
  • Reciclaje de aguas negras para la obtención de gas y fertilizante (biodigestores).
  • Reducción de la dependencia a elementos no orgánicos y reciclaje de los mismos.

A la hora de estudiar un proyecto, la energía en la arquitectura sostenible es una prioridad, ya que es una de las bases más importantes dentro de la eco arquitectura, de manera que es necesario valorar tanto la realización de estructuras más optimizadas y orientadas a un mejor aprovechamiento energético, como la utilización de sistemas y recursos que aporten la energía necesaria para garantizar la máxima calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.