Ideas para reutilizar los recursos y ser más sostenible

Vota este post

Vivimos en una sociedad en la que nos hemos acostumbrado a consumir sin límites, lo que está suponiendo un elevado consumo de energía y la desaparición de recursos valiosos, de los cuales, muchos no los vamos a poder recuperar fácilmente. Por esa razón, vamos a explicar la importancia de la concienciación a la hora de reutilizar los recursos, además de que os daremos algunas ideas útiles que van desde la compraventa entre particulares a través de plataformas como vendocanarias, hasta el reaprovechamiento de cada artículo y recurso que cae en nuestras manos.

Ideas para reutilizar los recursos y ser más sostenible

El hiperconsumo y la necesidad de reutilizar los recursos

La población mundial supera los 8000 millones de personas, lo que supone un fuerte impacto para el medioambiente, ya que precisamos de una gran cantidad de recursos y de energía para satisfacer nuestras necesidades a diferentes niveles.

Esto hace que diariamente se generen toneladas y toneladas de basura, de la cual, tan sólo un porcentaje mínimo, por debajo del 10%, se procede a reciclar.

Esto se puede llegar a convertir en un serio problema de cara al futuro, de manera que, además de fomentar el reciclaje, también es muy importante concienciarnos y reutilizar los recursos que tenemos a nuestra disposición.

Por qué es importante reutilizar los recursos

La reutilización de recursos da lugar a una reducción sustancial de la basura generada, y si una vez que hayamos sacado todo el partido posible a dichos recursos procedemos a su reciclaje, estaremos ahorrando grandes cantidades de materiales y energía, por lo que nuestra huella se reducirá de forma significativa.

Debemos tener en cuenta que, cuando compramos un teléfono móvil, no sólo se han utilizado esos materiales que tenemos en nuestra mano para construirlo, sino que ha hecho falta mucha energía tanto para la obtención de la materia prima como para su procesamiento, para su transporte, su acondicionamiento, posterior transporte, fabricación de cada una de las piezas que conforman el teléfono, de nuevo transporte de estas piezas a la fábrica donde se producen los teléfonos, y aquí también se va a consumir energía hasta que sale de nuevo a la carretera en su caja, hasta llegar a la tienda que es su destino inicial antes de que lo compremos.

Tal y como podemos observar, se han consumido grandes cantidades de energía tan sólo para un smartphone, con lo cual, si al cabo del año nos deshacemos de él, estaremos cometiendo un gran despilfarro, aunque se reciclen todas sus partes, para lo cual, os recuerdo que también necesitamos energía.

De hecho, no hace demasiado tiempo, la reutilización de los recursos era algo normal en nuestro día a día, lo que hacía que cualquier cosa tuviese una vida mucho más larga y rentable, pero el consumismo excesivo nos ha llevado a extremos como el de cambiar de teléfono cada año o renovar los electrodomésticos en apenas cinco años, lo que está teniendo un fuerte impacto en un plazo de tiempo muy corto.

Por esa razón, la reutilización es la forma más inteligente y sostenible de reducir el impacto medioambiental, mucho más que el propio reciclado, ya que si conseguimos alargar la vida útil de todo lo que tenemos a nuestra disposición, vamos a minimizar nuestra huella, reducir la contaminación y evitar la generación de residuos.

Qué puedo hacer para reutilizar los recursos y sacarles el máximo partido

Lo cierto es que el reaprovechamiento y la reutilización de los recursos es algo que está en nuestra mano, y de hecho, nos permite poder disfrutar de todo lo que tenemos a nuestro alrededor sin renunciar a nada, pero consumiéndolo de una forma más inteligente y responsable.

A continuación vamos a analizar algunos aspectos que debemos tener en cuenta para poder reutilizar los recursos y así sacar el máximo partido a todo aquello que cae en nuestras manos:

La compraventa entre particulares, ideal para reutilizar los recursos de forma inteligente

Empezamos con una de las soluciones más sencillas y que además también son bienvenidas para nuestro bolsillo, la cual no es otra que recurrir a la compra y a la venta entre particulares.

Además de comprar más barato, esto también nos puede ayudar a deshacernos de las cosas que ya no utilizamos y que pueden ser de utilidad para otras personas, con lo cual, al final estamos desahogando mucho nuestro bolsillo sin tener que renunciar a todo aquello que queremos o necesitamos.

En los Marketplace de artículos usados o de segunda mano, podemos encontrar prácticamente de todo lo que podamos imaginar, incluyendo:

  • Vehículos de todo tipo.
  • Juegos y juguetes.
  • Electrodomésticos y aparatos del hogar.
  • Ordenadores, teléfonos, relojes, cámaras, tablets y otros artículos informáticos y tecnológicos.
  • Artículos para practicar deporte.
  • Prendas de ropa de vestir.
  • Artículos para vestir.
  • Ropa de cama, cortinas y otros para el hogar.
  • Artículos de decoración.
  • Artículos de arte y artesanía.
  • Muebles para el hogar y la oficina.
  • Maquinaria y herramientas.
  • Materiales y productos de diferentes tipos.
  • Instrumentos musicales.
  • Libros y artículos educativos.
  • Artículos de colección.

De hecho, es una forma muy interesante de poder encontrar cosas que ya no se venden en las tiendas porque han quedado descatalogadas.

En definitiva, el objetivo en este caso es dar una segunda e incluso tercera oportunidad a cosas que todavía funcionan y se pueden aprovechar y que, al no utilizar en nuestro hogar, al final acabamos tirándolas a la basura con el desperdicio que ello conlleva.

Da una segunda vida a los electrodomésticos de tu hogar

Por todos es sabido que los electrodomésticos se fabrican a día de hoy con el objetivo de que tengan una vida útil más corta, pero lo cierto es que muchas veces, con un simple arreglo, vamos a poder duplicar e incluso triplicar su vida útil.

Antes de cambiar un electrodoméstico, es recomendable echar un vistazo para ver si lo podemos reparar, ya que a menudo, con tan sólo cambiar una simple pieza, el electrodoméstico estará de nuevo como el primer día.

Y cuando no puedas repararlo y tengas que cambiarlo, puedes plantearte los electrodomésticos de segunda mano, o incluso hay tiendas en las que venden electrodomésticos con pequeños desperfectos como algún arañazo o golpe, con lo que puedes ahorrar mucho dinero a la vez que les das una nueva oportunidad.

Actualiza tu ordenador antes de cambiarlo por otro nuevo

La informática avanza de manera vertiginosa, lo que hace que muchas veces nuestros ordenadores se queden anticuados antes de tiempo.

En la actualidad, los equipos informáticos que se venden tienen una potencia bastante elevada, gracias a lo cual no es necesario realizar el cambio en plazos de tiempo tan cortos, sino que los podemos utilizar más tiempo sin notar una pérdida de rendimiento excesiva.

No obstante, en el momento en el que notemos que necesitamos más potencia, en lugar de comprar otro ordenador nuevo, puede ser interesante estudiar cuál es el componente que se ha quedado desfasado para ver si podemos cambiarlo por otro que cubra esa carencia y nos permita seguir aprovechando el resto de componentes durante más tiempo.

Los elementos principales de todo ordenador son:

  • Placa base o placa madre.
  • Microprocesador o CPU.
  • Módulos de memoria RAM.
  • Discos duros.
  • Ventiladores y sistemas de refrigeración.
  • Tarjeta gráfica o GPU.
  • Tarjeta de sonido.
  • Tarjeta de red.
  • Fuente de alimentación.

Todo esto lo vas a poder comprar nuevo, o incluso de segunda mano si encuentras piezas interesantes.

Aprovecha los envases antes de deshacerte de ellos

Siempre me ha resultado bastante irónico lo de cobrar las bolsas en el supermercado, porque lo cierto es que todo lo que hay en dicho supermercado está envuelto en grandes cantidades de plástico, lo que me hace pensar que realmente, lo de cobrar las bolsas no tiene como objetivo real el de reducir el consumo de plástico.

De la misma forma que todo viene con plástico, también hay muchos envases fabricados con otros materiales como el vidrio, y tanto en un caso como en el otro, estamos hablando de recursos que apenas se aprovechan y que suponen un importante gasto de material y de energía para su fabricación y transporte, para que al final tan sólo sirvan para mantener la comida durante unos días.

Todos estos envases se pueden reutilizar para usos variopintos que van desde convertirlos en comederos para nuestras mascotas, hasta transformarlos en semilleros, o incluso los tarros de vidrio pueden servir para guardar otros alimentos, semillas y un largo etcétera, ya que recordad que con una envasadora al vacío podemos sacar todo el aire y guardar productos dentro de ellos con las máximas garantías de durabilidad.

La ropa de segunda mano, la forma más sostenible de renovar tu armario

¿Cuántas veces hemos comprado una prenda y, sin darnos cuenta, ha quedado relegada al fondo del armario y al final apenas hemos usado o incluso sigue con su etiqueta?

Para algunas personas, esa prenda ya pasado de moda o no cumple con el estilo que lleve en ese momento, de manera que la solución fácil es tirarla a la basura.

Sin embargo, la ropa es un bien esencial al que todo el mundo debe poder acceder, por lo que cualquier prenda que tengas en buen estado, la vas a poder vender a través de Internet con lo que sacarás un dinero y a la vez alguien le podrá sacar partido.

Entre los tipos de prendas que vamos a poder encontrar destacan:

  • Camisas y camisetas.
  • Trajes y chaquetas.
  • Chaquetones y prendas de abrigo.
  • Pantalones largos y cortos.
  • Vestidos y faldas.
  • Corbatas y pajaritas.
  • Accesorios como bolsos, cinturones y artículos de bisutería.
  • Ropa para niños y bebés.

De igual manera, te recomendamos que eches un vistazo y tengas en cuenta que vas a poder renovar tu armario con muy poco dinero, comprando cosas que si no fuese por el mercado de segunda mano, nunca las encontrarías en ninguna tienda, y muchas de ellas de marcas reconocidas a un precio mucho más barato.

Reutiliza las telas antes de tirarlas

Llega un momento en el que las prendas, cortinas, sábanas, mantas y similares ya no se encuentran en buenas condiciones para vender, pero aun así, quizás todavía puedan tener otras utilidades.

Por ejemplo, hay rastros que venden mantas viejas que muchas personas compran para que los animales puedan estar calentitos durante el invierno, e igualmente también puedes reutilizarlas haciendo con tus manos cosas diferentes como cortinas, fundas o almohadas hechas a retales.

No te deshagas de la materia orgánica, transfórmala en compost

Sabemos que esto no es siempre posible, ya que va a depender del espacio del que dispongamos, pero en la medida de lo posible, debes tener en cuenta que toda esa materia orgánica que se genera y que acaba en la basura, en realidad se puede transformar en un compost de gran calidad.

La cáscara de plátano, la piel de fruta que hayas pelado, los restos de la poda de tus plantas y un largo etcétera, son recursos muy valiosos aunque los hayamos convertido en basura, y es que no hay más que colocarlos en una pequeña compostera y, pocos meses después, tendremos un abono o compost de primera calidad y gratuito.

La concienciación es clave para que la gente aprenda la importancia de reutilizar los recursos

Para terminar, debéis recordar que la concienciación es clave para que la gente empiece a entender la necesidad de reutilizar los recursos.

Cuando hablamos de reutilizar los recursos no nos referimos a vivir en la mendicidad ni acumular cosas de manera innecesaria, sino comprender que las cosas no envejecen por tener unos meses o unos años, y que los materiales, si se encuentran en buenas condiciones, se pueden dedicar a muchos usos.

Es habitual que la gente tire los tarros de vidrio a la basura, y después compre envases para almacenar alimentos, con lo cual está gastando mucho dinero y desperdiciando material de manera absurda, y con este ejemplo nos podemos extender hasta el infinito y es que, si nos fijamos un poco, todos consumimos más de lo que verdaderamente necesitamos, algo que en realidad no nos está aportando una mayor calidad de vida.

En materia de concienciación y educación, podemos incluso ponernos de acuerdo con nuestra comunidad de vecinos y realizar programas educativos, presentar iniciativas comunitarias como mercadillos de intercambio, se pueden instalar composteras comunitarias para su uso en el entorno y, en definitiva, es necesario que tanto adultos como niños vayan asimilando los beneficios de reutilizar recursos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.