La guía definitiva para cultivar marihuana en casa

5/5 - (1 voto)

Cultivar marihuana en casa es una actividad cada vez más común. Personas en diferentes partes del mundo lo hacen, pues les aporta distintos beneficios. Además, aunque no lo parezca, tener un cultivo de marihuana no es tan complejo siempre que se tenga en cuenta una serie de recomendaciones específicas. Si acabas de empezar en este mundillo y te interesa dar tus primeros pasos, te recomendamos que continúes leyendo, porque te dejaremos una guía completa para que siembres y cultives cualquier tipo de semilla de marihuana en tu hogar.

La guía definitiva para cultivar marihuana en casa

El paso a paso del cultivo de marihuana

Algo muy importante antes de comenzar con el cultivo, es definir si se hará al aire libre o dentro del hogar. Si se hace en el exterior, el sol te ayudará con el proceso de fotosíntesis, pero si lo haces en el interior, necesitarás salas de cultivo que tengan luces LED. En ese caso, los cuidados serán diferentes, pero puedes conseguir muy buenos resultados.

De cualquier forma, los pasos a seguir son:

Germina las semillas

Aunque existen diferentes métodos para germinar las semillas, el más recomendable es el de la servilleta. Para conseguirlo debes poner una servilletas en un recipiente. Las servilletas deben estar húmedas, y encima de las servilletas debes colocar las semillas. Encima coloca una nueva servilleta, también húmeda, y ponle la tapa al recipiente.

Es importante que las servilletas estén húmedas y no mojadas. Si las semillas se inundan, se pudrirán antes de germinar. Este paso debes hacerlo durante unas 24 a 48 horas. En este tiempo las semillas se abrirán y saldrá una pequeña raíz.

Trasplante a maceta de 3 litros

Cuando la raíz haya salido de la semilla deberás plantar las semillas en una maceta de 3 litros. Esto le dará suficiente espacio para que las raíces crezcan en un periodo de un mes. Durante ese mes se agregará un fertilizante adecuado y se le aplicará el riego específico para el tipo de semilla que se haya plantado.

Trasplante a maceta de 7 litros

Con el tiempo la planta necesitará más espacio, así que después de que transcurra el primer mes, es necesario pasar de una maceta de 3 litros a una de 7 litros. Es importante que la planta esté en contacto con el sol para que el proceso de fotosíntesis se complete, y si la has puesto en interior, deberá estar en contacto con las luces LED para que no se marchite.

Etapa de prefloración

Para quienes estén cultivando semillas regulares, la etapa de prefloración les permitirá determinar si la planta es hembra o macho. En caso de que tenga una estructura que se asemeje a un cáliz, estás frente a una planta hembra. Y si en lugar de lo anterior ves bolitas pequeñas, no es una planta hembra, sino macho. 

En este momento, deberás cambiar el fertilizante; antes usabas uno de crecimiento, y ahora debes optar por uno de floración para favorecer el proceso.

Etapa de floración

Te darás cuenta de que la etapa de floración comenzará cuando crezca en los cogollos un vello blanco. Estas serán ramas más largas y con puntas, y es la muestra de que esta etapa ha comenzado. Si usas un fertilizante de floración, los cogollos crecerán mejor, serán más densos y resinosos, así que evita usar fertilizantes de mala calidad o para otros fines.

Engorde de cogollos

Esta será la etapa de crecimiento definitiva de la planta. Los cogollos deberán aumentar su tamaño, y para ello se necesitan unos 40 días después del cambio de fotoperíodo que ahora será de 12/12. También es importante incluir una dosis de fósforo y potasio, además de un fertilizante especial para el engorde.

Lavado de raíces

Si te saltas este paso, tu planta tendrá problemas. Te arriesgas a tener un producto con fertilizantes, por lo que su sabor y calidad podría disminuir considerablemente. En este punto las plantas son capaces de absorber agua, por lo que debes ponerla debajo de la ducha para que quede completamente limpia.

Cosecha y secado

La parte final del proceso llegará tras el secado. En este momento, las raíces tienen que estar limpias y se tendrán que cosechar los cogollos para podarlos posteriormente con una podadora especial. Si vives en un sitio frío en el que haya humedad por la noche, se secarán en unos 15 días, pero si vives en un sitio seco y cálido, puede tardar mucho menos. 

¿Cuáles semillas de marihuana debo usar?

En el mercado existe una gran cantidad de tipos de semillas que puedes cultivar, y la que elijas dependerá de los resultados que quieras conseguir. Si acabas de empezar con el cultivo de la marihuana, es probable que necesites unas semillas que den una planta fuerte y que requiera de cuidados mínimos. Si ese es el caso, una de las más recomendables son las semillas critical widow.

Este tipo de semillas se obtienen con el cruce entre las White Widow y la Critical Mass. Esta combinación aporta una mayor resistencia tanto a las semillas como a la planta final. Plantar una de estas semillas nos da mayor seguridad de éxito, pues resiste muy bien las plagas y el moho, que son dos enemigos que afectan con habitualidad a los cultivadores novatos.

Lo mejor de estas semillas es que casi cualquier persona puede plantarlas y cosechar cogollos bastante sanos, con excelente calidad y de alta clase. Así que si quieres lo mejor, te recomendamos que las tengas en cuenta.

¿Son seguras las semillas critical widow?

Sí, son seguras, pero debes tener en cuenta que el nivel de THC puede llegar al 20%. Es por ello que debes fumar con moderación, sobre todo si acabas de comenzar a hacerlo. Lo positivo es que el aroma y el sabor son superiores. Esta planta te proporcionará un excelente efecto, pero debes ser cauteloso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.