Las empresas comienzan con la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos

5/5 - (3 votos)

El modo en el que nos movemos va a cambiar de manera muy significativa en los próximos años, de manera que las empresas más previsoras están dando el paso y comienzan con la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en sus instalaciones. El aumento de la demanda de los vehículos eléctricos e híbridos enchufables, hacen que se convierta en una necesidad pero, ¿cuál es la solución que me resulta más interesante? Vamos a aclarar las dudas frecuentes acerca de los puntos de recarga para que conozcas mejor su funcionamiento y encuentres el modelo más idóneo.

Las empresas comienzan con la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos

Aumenta la demanda de híbridos enchufables y vehículos eléctricos puros

Los gobiernos europeos han declarado la guerra a los vehículos de combustión, dando lugar a prohibiciones que ya había de hoy nos podemos encontrar y que en los próximos años seguirán endureciendo hasta hacer difícil que los vehículos tradicionales puedan seguir funcionando por la carretera.

Esto ha dado lugar a un auge en el interés tanto de particulares como de empresas por cambiar sus viejos vehículos de combustión interna por híbridos enchufables e incluso vehículos eléctricos puros.

Sin embargo, uno de los impedimentos más importantes que se encuentran este tipo de vehículos es lo complicado que resulta poder realizar las recargas, ya que todavía escasean los puntos de carga y electrolineras, lo que ha hecho que las empresas empiecen a tomarse muy en serio la instalación puntos de recarga de coches eléctricos.

De esta manera, toda la flota de vehículos podrá recargarse sin ningún tipo de dificultad y de una manera más económica, con la garantía de que los trabajadores podrán salir al día siguiente a trabajar sin problemas.

Las empresas y los puntos de recarga para vehículos eléctricos

Las empresas son conscientes de la importancia de instalar puntos de recarga para vehículos eléctricos, por una parte por la necesidad del propio negocio, y por otra porque es la solución más inteligente y económica por la que podemos optar.

Sin embargo, es importante analizar las diferentes alternativas que existen en el mercado para dar con aquella que realmente cumpla con las necesidades de nuestro negocio.

Qué tipo de solución interesa más a mi empresa

Lo mejor a la hora de realizar la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos es contactar con una empresa especializada, la cual se encargará de analizar nuestras necesidades y recomendar una solución completamente personalizada.

Además, también se hará cargo de la legalización del proyecto, de manera que en nuestro negocio cumpla con las exigencias de la Normativa en función del tipo de uso al que se vaya a destinar el o los puntos de recarga.

De igual manera se hará cargo de la instalación, garantizando así la seguridad y la mejor optimización posible del sistema, lo que ayudará no sólo a garantizar un funcionamiento estable a lo largo de toda su vida útil, sino que además también prevendrá la aparición de averías o deterioros tanto en el punto de recarga como en el propio vehículo.

Cabe destacar que, en la actualidad, el cliente tiene la posibilidad de elegir la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos con o sin baterías, el medio de almacenamiento de energía perfecto para disponer de energía de recarga en cualquier momento y al mejor precio.

Si optamos por puntos de recarga tecnológicamente avanzados, incluso tendremos la posibilidad de comprobar, controlar y gestionar el funcionamiento del sistema de manera remota, tanto a través de una aplicación que se puede instalar en teléfonos inteligentes y tabletas, como incluso directamente en nuestro ordenador a través de la web.

Esto facilita su vez la gestión de las cargas de los vehículos de la empresa y de los trabajadores en caso de que tengan autorizado su uso.

Cómo funcionan estos puntos de carga

A la hora de realizar la recarga de un vehículo eléctrico, lo único que vamos a necesitar es el punto de recarga o cargador eléctrico y el cable, ya que tanto el cargador como el vehículo incorporan todos los elementos necesarios como son la fuente de alimentación, unidad de control, cargador y baterías para una carga eficiente y controlada.

Fundamentalmente hay cinco modos de recarga de baterías de vehículos eléctricos, teniendo cada uno de ellos unas particularidades definidas, debido a lo cual se utilizan distintos tipos de conectores para evitar conexiones erróneas.

Los tipos de recarga para vehículos eléctricos son:

  • Cargador básico: es el cargador básico que permite cargas de hasta un máximo de 3,7 kW en el Modo 2, lo que significa que necesitaremos al menos ocho horas para una carga completa.
  • Cargador semirápido: utiliza el Modo 3 de recarga, y permite desde un mínimo de 7,4 kW hasta 22 kW, pudiendo realizar cargas completas en tan sólo una hora.
  • Cargador rápido: en este caso está diseñado para utilizar el Modo 4 de recarga, ofreciendo cargas de hasta 50 kW. Permite cargar baterías completas en menos de una hora, y cargar el 80% de la batería en un tiempo inferior a 30 minutos.
  • Cargador ultrarrápido: son menos habituales pero se trata de tecnologías que cada vez están permitiendo cargas más rápidas, hasta el punto que ya hay modelos que ofrecen la posibilidad de cargar hasta 350 kW, lo que significa que podríamos cargar hasta el 80% de la batería incluso en menos de cuatro minutos.
  • Cargador mediante inducción: son conocidos como cargadores de recarga inductiva, y se basa en que los vehículos no precisan de un cable ni de una conexión para que comience la recarga, sino que tan sólo se tendrán que ubicarse sobre unas placas de carga que serán las que se encarguen de todo el trabajo. Estos cargadores son bastante caros por lo que, en estos momentos, se están utilizando fundamentalmente en compañías de autobuses.

Las ventajas de instalar puntos de recarga para coches, camiones y furgonetas eléctricos

Vamos a valorar algunas de las principales ventajas que tiene el instalar puntos de recarga para vehículos eléctricos en la empresa:

  • Garantiza la accesibilidad a la carga para los vehículos de empresa.
  • Permite controlar las recargas que se realizan sobre los vehículos propios.
  • Facilita la gestión y el mantenimiento de los vehículos.
  • Permite al empresario ahorrar una gran cantidad de dinero en las cargas.
  • Ofrece la posibilidad de utilizar los puntos de recarga para vehículos eléctricos con sistemas fotovoltaicos, lo que permite realizar recargas gratis.
  • También podemos ofrecer a los clientes y a los trabajadores la posibilidad de recargar sus vehículos híbridos enchufables y eléctricos puros en nuestros puntos, un extra para el trabajador muy importante y un detalle fantástico para el cliente.
  • Facilita la posibilidad de ir renovando la flota cambiando los viejos vehículos de combustión interna por los nuevos vehículos eléctricos, lo que reduce los gastos y el mantenimiento.
  • Al optar por vehículos eléctricos, se minimiza el riesgo de que en un futuro próximo nuestros vehículos de flota no puedan acceder a determinadas zonas.
  • También vas a conseguir crear una imagen más moderna y comprometida de tu empresa, la cual mostrará un mayor compromiso con el medioambiente y con la reducción de emisión de gases contaminantes.

Consejos de mantenimiento y uso de los puntos de recarga para vehículos eléctricos de empresas

Los puntos de recarga para vehículos eléctricos actuales apenas requieren mantenimiento, el cual puede ser llevado a cabo directamente por la empresa que se encarga de la instalación, la cual podrá realizar una optimización más eficiente de cada punto.

Sin embargo, es importante tener en cuenta los consejos que detallamos a continuación para garantizar una vida útil larga y con un mínimo índice de averías o problemas de funcionamiento:

  • El funcionamiento de los cargadores es muy sencillo, pero antes de utilizarlo por primera vez es muy importante leer las instrucciones del fabricante para garantizar que se utiliza adecuadamente.
  • Si los puntos para ser utilizados por otras personas, se deberá indicar de manera clara el modo en que se debe proceder para ofrecer la máxima seguridad tanto para el punto de recarga como para el propio vehículo.
  • No dejemos enchufados los cargadores que no estemos utilizando.
  • Mantén el punto de recarga limpio y libre de polvo, ya que de esta forma evitarás que vaya penetrando su interior y deteriore el sistema.
  • Evita a los entornos excesivamente húmedos, y en caso de instalar en el exterior, los puntos deberán contar con un buen grado de aislamiento frente al agua y al polvo.
  • Si en cualquier momento observas algún funcionamiento anómalo en el equipo, no lo utilices y contacta con el técnico lo antes posible para que proceda a su reparación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.