Las estrategias de revisión y mantenimiento del hogar imprescindibles

5/5 - (1 voto)

Muchas veces no somos conscientes de la importancia que tiene el establecer una serie de estrategias de mantenimiento del hogar para preservar adecuadamente todos los elementos que forman parte de la vivienda, incluyendo desde las instalaciones hasta la integridad de la edificación. Por esa razón vamos a hablar de este tema con el objetivo de comprender los elementos imprescindibles que deberán formar parte de esta estrategia, y la importancia de realizar revisiones periódicas para detectar cualquier anomalía.

Las estrategias de revisión y mantenimiento del hogar imprescindibles

Las revisiones periódicas y el mantenimiento del hogar

Con el paso del tiempo, los diferentes elementos que conforman nuestra vivienda se van deteriorando, lo que hace que se puedan generar desde problemas leves hasta otros de mayor gravedad.

A través de una correcta revisión periódica de tareas de mantenimiento como eliminar filtraciones de agua en paredes, revisar el estado de los desagües y de la grifería, control del estado de los paramentos y elementos exteriores, comprobación de los aparatos eléctricos y otras que vamos a indicar a continuación, vamos a poder disfrutar de múltiples ventajas que van desde tener la seguridad de que todo va a funcionar en perfectas condiciones, hasta prevenir la aparición de problemas que puedan suponer un coste económico sustancial.

Si tenemos en cuenta estas revisiones y los procesos de mantenimiento que debemos realizar, veremos que es verdaderamente sencillo mantener el hogar en las mejores condiciones posibles sin gastos económicos y sin sustos, de manera que en el siguiente apartado vamos a explicaros las estrategias de mantenimiento del hogar que debéis implementar para evitar tener que depender de técnicos externos.

Elementos que deben formar parte de tu estrategia de mantenimiento del hogar

En este apartado vamos a enumerar algunos de los principales elementos que deben formar parte de tu estrategia de mantenimiento del hogar, de manera que puedas establecer una correcta organización para realizar las revisiones y las tareas de mantenimiento que te ayudarán a disfrutar de una vivienda en perfectas condiciones, con un funcionamiento optimizado y un menor consumo energético.

Detección y reparación de filtraciones de agua

Una de las peores experiencias que podemos tener en nuestro hogar es la aparición de una filtración de agua, por una parte porque es un problema que puede llegar a afectar muy negativamente a la integridad de la edificación, mientras que por otra, suele ser complicado poder detectar la razón por la que se produce.

Estas filtraciones se pueden producir por distintas razones como son:

  • Filtraciones por lluvia: en el caso de que el techo o la fachada se encuentre en mal estado, el agua de lluvia se puede acabar filtrando hasta dar la cara por el interior de la vivienda. Ten en cuenta que este tipo de filtraciones muchas veces son muy complicadas de detectar, ya que no necesariamente se encuentran ubicadas en el lugar por el que está entrando el agua, además de que una simple grieta de 1 mm puede ser la causante de tal estropicio. En estos casos, si no conseguimos tener claro el punto de filtración, es mejor contratar a profesional, ya que no sólo tiene más experiencia, sino que podrá realizar una reparación general que nos permitirá ahorrar tiempo, dinero y disgustos.
  • Filtraciones por humedad: en los sótanos y en las viviendas mal aisladas del suelo es habitual que se produzcan filtraciones por humedad. Estos casos pueden ser complicados, aunque por norma general se presentan sobre todo en viviendas antiguas. De cualquier manera, existen sistemas a través de los cuales podemos acabar con estas humedades, pero por norma general vamos a tener que recurrir siempre a un profesional que se haga cargo de ello.
  • Filtraciones por obstrucción: una obstrucción en una tubería de desagüe puede ser la responsable de una filtración. Piensa que las tuberías de desagüe no están diseñadas para contener agua de manera constante en su interior, por lo que si se obstaculiza su paso, se puede llegar a acumular y, con que exista un pequeño poro, esta agua acabaría saliendo al exterior.
  • Filtraciones por pérdidas de agua: para terminar, finalmente tenemos las filtraciones por pérdidas de agua, es decir, alguna de las tuberías de entrada de agua o de las que distribuyen la misma a lo largo de toda la vivienda, presentan algún punto en el que pierden, con lo cual se comienza a formar humedad en la pared que no desaparecerá hasta que solucionemos la pérdida. Estas pérdidas generalmente son algo más fáciles de detectar puesto que por norma general se encuentra en el mismo lugar donde se ha producido la mancha.

Sobre todo quiero hacer hincapié en lo importante que es que, en caso de que detectéis alguna filtración de agua, actúeis lo más rápidamente posible para solucionarla, ya que esto evitará que se puedan producir daños mucho más significativos y con un coste de reparación muy elevado.

Mantenimiento de desagües de la casa

Los desagües son otra de las partes importantes que debemos mantener en perfectas condiciones en nuestro hogar.

El desagüe es una tubería, generalmente de PVC, la cual tiene como cometido dirigir a la fosa o al alcantarillado las aguas grises y aguas negras, es decir, toda el agua que sale de nuestro grifo y no utilizamos.

El paso del tiempo así como la acumulación de determinados residuos como son jabones, aceites, cabellos y otros, van conformando una masilla que alcanza una dureza muy elevada y se adhiere a las paredes internas de la tubería de PVC, de manera que poco a poco se va produciendo la obstrucción.

Llega un momento en el que, si no actuamos, al final toda la luz del tubo queda tapada, con lo cual el agua dejará de fluir.

Si llegamos a este punto es necesario contactar con un profesional de desatascos, lo cual supone un coste y una molestia importante para nosotros, pero lo cierto es que esto se puede prevenir de forma muy sencilla con tan sólo establecer un calendario de mantenimiento del hogar para realizar una limpieza general de las tuberías de desagüe cada cierto tiempo.

El plazo puede variar, de manera que si es una construcción nueva, con realizar la limpieza cada seis meses suele ser suficiente, pero si es una tubería antigua o que ya esté dando algunos problemas, podemos plantearnos una limpieza cada uno o dos meses hasta que observemos que funciona mejor.

Comprobación de la grifería y detección de pérdidas de agua

Uno de los puntos por los que se suelen producir más pérdidas de agua es la grifería del hogar, incluyendo tanto los baños como la cocina, y por supuesto también los grifos que tengamos instalados en nuestro jardín.

La particularidad de estas pérdidas es que a menudo son muy poco significativas, de manera que van perdiendo gota a gota sin que nos demos cuenta, pero con el paso del tiempo, al final estamos desperdiciando una gran cantidad de agua y posiblemente el mueble, la pared o el suelo se estén estropeando innecesariamente.

Por esa razón, es importante apuntar una revisión anual del estado de la grifería de nuestra casa, para poder valorar si hay algún grifo que deba ser sustituido.

Limpieza y mantenimiento del exterior de la vivienda

Debemos tomarnos muy en serio la limpieza y el mantenimiento del exterior de la vivienda, en especial si disponemos de jardín, ya que con el paso del tiempo se van acumulando hojas, suciedad, ramas y un largo etcétera que pueden afectar negativamente al estado de nuestra vivienda.

También es importante podar adecuadamente los árboles que haya en el entorno de la casa, ya que si con el tiempo van creciendo las ramas, al final se pueden llegar a convertir en un serio problema, e incluso pueden romperse o crecer de manera que puedan afectar a la estructura de la vivienda.

Conexión de los aparatos eléctricos, esencial en el mantenimiento del hogar

Lo ideal sería comprobar el estado de todas las conexiones eléctricas del hogar una vez al año, pero evidentemente esto es algo bastante complicado, aunque hay una tarea que sí podemos realizar con facilidad que es la de comprobar los aparatos eléctricos que tenemos conectados.

Aprovecho esta ocasión para recordaros que los aparatos, cuando están conectados, incluso si están apagados, van a consumir una pequeña cantidad de electricidad, la cual se puede considerar como residual, pero el inconveniente está en que a día de hoy contamos con una gran cantidad de aparatos eléctricos, por lo que si vamos sumando, al cabo del año son muchos vatios y muchos euros desperdiciados.

Lo que os recomiendo es que desenchuféis los aparatos cuando no los estéis utilizando, algo sencillo si son aparatos de temporada o de uso poco frecuente, y para los de uso más habitual, podéis instalar un interruptor con mando a distancia, de manera que con tan sólo pulsar un botón, el aparato quede completamente desconectado de la red eléctrica y sin realizar ningún tipo de consumo.

Además de evitar el consumo innecesario, esto también va a favorecer la seguridad en el hogar, evitando que si un aparato está en malas condiciones, pueda ocasionar un accidente, y por supuesto, también debéis tener en cuenta que un aparato conectado a la red eléctrica, aunque no se use, está consumiendo su vida útil, mientras que si está desconectado, vamos a conseguir que funcione durante mucho más tiempo en perfectas condiciones.

Estado de las terrazas, tejados y cubiertas

Las terrazas, cubiertas y tejados son las partes de la vivienda que se ven más afectadas por las condiciones climatológicas del entorno.

El viento, la lluvia, el hielo, la nieve, las altas y bajas temperaturas, la acción del sol directo y el polvo son algunos de los principales elementos que van a deteriorar y desgastar estas superficies, razón por la cual es importante establecer una revisión periódica que se deberá llevar a cabo al menos una vez al año.

A través de ella tenemos que comprobar el estado de estas superficies, pudiendo de este modo detectar la presencia de piezas rotas o muy desgastadas, las cuales deberemos proceder a reparar lo antes posible para prevenir las filtraciones de agua.

Comprobación del estado de los elementos barnizados y pintura

Todas las viviendas tienen diferentes materiales, entre los cuales encontramos la piedra (o morteros), la madera y el hierro.

Todos ellos se fabrican con el objetivo de garantizar una larga vida útil, pero con el paso del tiempo y el efecto de las inclemencias, poco a poco se van desgastando.

Lo único que tenemos que hacer es revisar una vez al año su estado, de manera que observemos cuándo es el momento idóneo para pintar o barnizar según sea conveniente.

La madera y el hierro son dos de los materiales que más se pueden deteriorar si no los cuidamos convenientemente, de manera que en pocos años podría llegar a ser necesario sustituirlos con el coste considerable que esto supone.

Sin embargo, si realizamos un pintado o barnizado cada dos o tres años, tendremos la total seguridad de que todos estos elementos van a estar en perfectas condiciones incluso durante toda la vida de la vivienda, por lo que realmente vale la pena este pequeño esfuerzo y minúsculo gasto para evitar obras mayores y gastos elevados.

Revisión y limpieza de canalones de agua

Los canalones del agua que se instalan en el exterior tienen como cometido el de recoger el agua que cae en el tejado, terrazas y cubiertas para dirigirla a un lugar predeterminado. Recordad que os recomendamos que aprovechéis esta instalación para recoger el agua de lluvia y utilizarla para regar vuestras plantas.

De cualquier manera, uno de los problemas de los canalones es que están abiertos al exterior, lo que significa que todas las hojas y la suciedad que caiga en el tejado y que sobrevuele la zona, al final puede acabar atascándolos.

Normalmente es suficiente con realizar una revisión y limpieza al año, pero si observas que en alguna zona el calor no está cumpliendo con su trabajo y expulsa el agua al exterior, es importante que le eches un vistazo puesto que posiblemente se haya acumulado algo de suciedad.

Recuerda que también hay sistemas muy interesantes que reducen la acumulación de suciedad como la colocación de una pequeña rejilla en la parte superior del canalón, o incluso podéis enrollar un trozo de rejilla y lo introducís dentro, de manera que se quedará siempre en su sitio y favorecerá el flujo del agua.

Limpieza y revisión de filtros para un correcto mantenimiento del hogar

Para terminar, no queremos despedirnos sin recordaros lo importante que es también mantener en las mejores condiciones posibles todos los filtros de los diferentes aparatos que estemos utilizando en nuestro hogar.

En este sentido, uno de los más habituales es el filtro o los filtros del aire acondicionado, los cuales se deben comprobar y revisar al menos una vez al año para detectar cualquier tipo de deterioro, mientras que la limpieza de los mismos se deberá realizar con una cierta regularidad que dependerá de lo que tarde en ensuciarse en función de las características de nuestro entorno.

De esta forma, hay zonas en las que hay mucho polvo y se recomienda realizar su limpieza al menos una vez al mes, mientras que en otras tarda mucho más en acumularse la suciedad y, por tanto, con una limpieza cada tres meses será suficiente.

Recuerda que cuando los filtros se llenan de suciedad, el equipo tiene que hacer un mayor esfuerzo para obtener los mismos resultados, lo que implica un mayor consumo de energía eléctrica, además de que con el paso del tiempo se pueden acumular ácaros y restos de suciedad que pueden llegar a afectar negativamente a nuestra salud.

Además de tener en cuenta el aparato de aire acondicionado, es posible que tengamos otros sistemas que incorporen filtros como por ejemplo los purificadores de aire, los cuales por norma general van a requerir de una frecuencia de limpieza mensual si los utilizamos de manera continuada.

Si tenéis en cuenta todos estos consejos y estrategias para el mantenimiento del hogar, vais a poder disfrutar de numerosas ventajas que van desde alargar la vida útil de los diferentes elementos e instalaciones de vuestro hogar, hasta ahorrar un buen dinero al prevenir el deterioro acelerado de aquellas partes que se estropean con mayor rapidez o frecuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.