Las salinas y su importancia en el medio y en el desarrollo del hombre

Las salinas son espacios que tienen un elevado valor ecológico, ofreciendo un entorno apropiado a cientos de especies tanto animales como vegetales a la vez que aportan un beneficio importante en el desarrollo del ser humano.

Qué son las salinas

Las salinas, también conocidas como salobrales, son un espacio en el cual se vierte agua salada y se deja evaporar para poder recoger posteriormente la sal, que se preparará en diferentes formas como sal gruesa, sal en escamas o sal fina, tanto para alimentación como para otros usos diferentes como el tratamiento de aguas, fabricación de vidrio, producción de cloro, deshielo de carreteras durante el invierno, etc.

Existen dos tipos principales de salinas que son:

  • Salinas de costa: se ubican en las costas marinas y utilizan el agua salada de mar.
  • Salinas de interior: se instalan cerca de manantiales de agua salada y se utiliza el agua que sale de ellos tras pasar por depósitos de sal subterráneos.

Cómo funcionan las salinas

Para poder extraer la sal, se construyen las granjas, que es la extensión completa en la que se deja reposar el agua, las cuales están conformadas por diferentes eras, también denominadas parcelas.

Siempre que sea posible, las granjas se construyen con toda su extensión al mismo nivel, pero en zonas donde no es factible, se conforman con eras que van dispuestas en terrazas, a diferentes niveles entre ellas.

Cada era se llena con agua salada, dejando que el sol se encargue de forma natural de la evaporación del agua, quedando la sal accesible para su recolección.

Una vez que el agua se ha evaporado, la sal se introduce en unos depósitos especiales, donde se procede a un último secado.

Cuando alcanza el grado de humedad adecuado, se procede a su empaquetado y distribución.

Cómo contribuyen las salinas en la naturaleza

Hay que partir de la base de que las salinas son construcciones totalmente naturales, y con un mínimo de elementos que puedan ser considerados artificiales.

Para su construcción se buscan espacios limpios y libres, ofreciendo un entorno de humedales que permite la adaptación de multitud de especies que, de otra forma, no podrían alojarse en esta zona, con lo cual se favorece la biodiversidad.

De hecho, se calcula que las salinas españolas crean ecosistemas donde se concentran más de 230 especies diferentes tanto de flora como de fauna, creando un entorno propicio para su desarrollo y reproducción.

Esta afluencia de flora y fauna se produce en buena parte de forma natural al crear un entorno propicio para ello, pero también se desarrollan políticas que están orientadas a la introducción de especies específicas para garantizar la variedad y el equilibrio del ecosistema.

También hay que tener en cuenta que existen tres sistemas de producción de sal que son:

  • Salinas: sistema ecológico y sostenible gracias a su escaso impacto y al beneficio que aporta a la flora y fauna del entorno.
  • Vacuum: método de obtención mediante la utilización de grandes calderas que precisan de enormes cantidades de energía.
  • Mina: la sal de mina se obtiene mediante la excavaciones de minas, lo que implica la utilización de explosivos y sistemas de elevada demanda energética.

Tal y como podemos observar, las salinas son la única solución sostenible para la producción de sal, aunque es importante tener en cuenta que tan sólo un 5% de la sal que se consume en Europa, procede de este sistema de producción, ya que requiere más paciencia aunque a cambio se consigue una mayor calidad.

Para entender el beneficio ecológico de las salinas, hay que tener en cuenta que si esta industria cesase, todas las granjas se secarían, por lo que los humedales desaparecerían y, con ellos, las especies animales y vegetales del entorno.

Las salinas y su importancia en el medio y en el desarrollo del hombre

La importancia de las salinas en la actualidad

De toda la sal de salinas que se consume en Europa, España produce el 40%, mientras que el restante 60% se fabrica en Italia, Grecia y Francia.

Esto significa que es una industria que crea empleo de manera constante, mejorando la economía del país de forma limpia y sostenible.

A esto hay que remarcar lo que hemos comentado en el apartado anterior, es decir, se trata de un tipo de industria ecológica que fomenta la creación de humedales que crean un ecosistema que ayuda al desarrollo de la biodiversidad y al equilibrio natural.

Los lugares en los que se ubican las salinas, no sólo se benefician de los empleos directos que esta actividad industrial genera, sino también de los indirectos que están más o menos relacionados con la producción de sal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *