Magrudis vendía carne mechada con listeria desde diciembre de 2018

Magrudis vendía carne mechada con listeria desde diciembre de 2018

Los propietarios de la empresa Magrudis, sabían desde el mes de febrero de 2019 que su carne mechada estaba contaminada con listeria y era responsable de diversos casos de listeriosis, pero aun así siguieron vendiéndola incluso cuando conocieron que el número de casos iba en aumento y pese a conocer los riesgos que suponía.

Magrudis venía carne mechada con listeria desde diciembre de 2018

Las víctimas de la carne mechada de Magrudis

En total, se han visto afectadas 226 personas que han podido asociarse a la carne mechada de Magrudis.

De todas estas, tres han fallecido y siete han abortado, lo que se traduce en un total de 10 muertes.

La investigación de la UCOMA comienza a revelar algunos datos importantes

La UCOMA (Unidad Central Operativa de Medio Ambiente de la Guardia Civil), responsable de la investigación sobre la carne mechada de Magrudis, ha comenzado a desvelar algunos datos importantes con respecto al caso.

Según indica, el problema se remota al mes de diciembre de 2018, cuando el lote 812028 se convertía en el primero en el que se detectaba la presencia de listeria.

Dicho lote fue etiquetado el día 20 de diciembre del año 2018, pero los responsables de la empresa no conocerían hasta febrero el verdadero riesgo que suponía su venta.

De hecho, comenzaron los casos de contagio, especialmente en Huelva, así como también en Sevilla y Cádiz, sus tres principales mercados.

Pese a ser conocedores de la situación, y ser conscientes del riesgo sanitario que suponía, en ningún momento informaron ni retiraron los lotes afectados.

La juez envía a prisión al administrador y al gerente de Magrudis

Magrudis venía carne mechada con listeria desde diciembre de 2018

La juez Pilar Ordóñez, tomó la decisión ayer de enviar a prisión al administrador de Magrudis y al gerente, los cuales son José Antonio Marín Ponce y Sandro Marín Rodríguez, padre e hijo.

Ambos han sido imputados por un delito contra la salud público en concurso ideal con tres delitos de homicidio imprudente, dos delitos de lesiones al feto con resultado de aborto, y lesiones por imprudencia grave.

Un tercer hijo, que en principio también fue detenido junto a otros dos trabajadores, ha sido puesto en libertad.

Sin embargo, al ser libertad con cargos, deberá presentarse en el juzgado los días 11 y 25 de cada mes.

La prisión, decretada por riesgo de fuga y por el conocimiento de la carne contaminada

La juez ha acordado prisión provisional comunicada y sin fianza.

Esta decisión se basa en la gravedad de los hechos, así como en el riesgo de fuga.

Además, ha sido tomada después de que padre e hijo admitiesen que no les sorprendieron los resultados de los análisis de febrero, ya que sabían que había casos de afectados por listeriosis.

Por su parte, el propietario de Magrudis, conocedor de la alerta, afirma que tiró unos «pocos kilos» de carne que se sabía que estaba afectada.

No obstante, ignoró su responsabilidad y no cumplió con las obligaciones impuestas por ley para aquellos productos alimenticios que deben cumplir con los criterios biológicos pertinentes.

La juez declara que considera el caso como una trama organizada, la cual vendía carne procesada para el consumo humano, a sabiendas de la presencia de la bacteria Listeria monocytogenes en altas concentraciones, muy por encima del nivel seguro.

Cabe destacar que José Antonio Marín, el propietario de Magrudis, contaba con una dilatada experiencia, ya que se dedicaba a la fabricación y distribución de productos alimenticios procesados al menos desde el año 1993.

Esto deja patente que era conocedor de las consecuencias que podía tener la carne contaminada con listeria.

Se descubre que José Antonio Marín, además de propietario de Magrudis, es dueño de Elaborados Cárnicos Mario SLU

Magrudis venía carne mechada con listeria desde diciembre de 2018

La investigación también ha permitido conocer que José Antonio Marín Ponce, administrador y propietario de Magrudis, también cuenta con otra empresa a su nombre, Elaborados Cárnicos Mario SLU.

Esta empresa se encuentra situada en la nave contigua a la de Magrudis.

Reparto de responsabilidades entre padre e hijo

Después de las declaraciones tomadas a los trabajadores de Magrudis, la Guardia Civil ha podido confirmar que el dueño y cabeza de la empresa era José Antonio Marín.

Sin embargo, su hijo Sandro Marín, también tenía un papel bastante representativo.

Este segundo se encargaba, entre otras cosas, de controlar el tiempo del producto en el horno en el que se pudo localizar el foco de la contaminación, así como la temperatura del mismo.

De hecho, fue el responsable de encargar los análisis privados para los lotes de carne mechada que dieron positivo y que fueron ocultados a las autoridades sanitarias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.