Naves industriales sostenibles

Vota este post

Gracias a las múltiples ventajas de las naves industriales sostenibles, actualmente cada vez son más los propietarios que las configuran para conseguir un funcionamiento más ecológico, a la vez que cada vez hay más compradores que antes de hacerse con una nave, comprueban sus características a nivel sostenible, de manera que en esta ocasión vamos a hablar acerca de este tipo de nave y sus características más importantes.

Naves industriales sostenibles

Qué son las naves industriales sostenibles

Una nave industrial sostenible es básicamente un espacio constructivo de uso industrial que ha sido personalizado mediante la implementación de materiales, elementos, tecnologías y otros que permiten un funcionamiento más ecológico.

El objetivo es el de reducir el consumo de energías y productos para conseguir los mismos resultados pero de un modo más eficiente, con la ventaja de que cada vez es más fácil encontrar lugares de venta de naves en Madrid y en otras comunidades, gracias al compromiso del sector industrial y a la creciente necesidad de minimizar al máximo el gasto energético.

Además, algunos gobiernos ofrecen ayudas dirigidas al desarrollo de la sostenibilidad en el ámbito industrial, ofreciendo así un pequeño empujón muy especialmente dirigido a la introducción o mejora de los sistemas de producción de energías renovables y energías sostenibles.

Qué naves industriales se pueden transformar para mejorar su sostenibilidad

Es muy importante tener en cuenta que cualquier tipo de nave industrial permite introducir mejoras para convertirse en naves industriales sostenibles, independientemente de que se trate de una nave industrial de nueva construcción o una nave industrial vieja.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que dependiendo de una serie de parámetros y particularidades, el desarrollo sostenible se dirigirá a caminos diferentes, ya que no todas las soluciones se van a poder  emplear en cualquier tipo de nave.

Ventajas de las naves industriales sostenibles

Vamos a analizar algunas de las principales ventajas de las naves industriales sostenibles:

  • Se reducen las facturas energéticas.
  • En lugar de utilizar energías fósiles, la empresa utiliza un elevado porcentaje de energías renovables.
  • Los equipos precisan de menos energía para conseguir los mismos resultados.
  • También se reducen las emisiones contaminantes como es el caso de CO2 y gases NOx.
  • Permite trabajar de forma más segura.
  • Conseguiremos mejorar los resultados, aumentando los beneficios y reduciendo los gastos.
  • Es mucho más fácil controlar todos los procesos.
  • Aumentaremos el confort al disfrutar de un entorno mejor climatizado.
  • Nos encontraremos en un entorno más seguro a nivel de salud, con niveles de humedad y temperaturas más ajustadas, iluminación natural, sistemas de control, mejora en la ventilación, reducción de niveles tóxicos, etcétera.
  • Estaremos contribuyendo a reducir los problemas medioambientales.
  • Es la forma más correcta de proteger la biodiversidad del entorno en el que nos encontramos, reduciendo al máximo el impacto de la edificación y de su funcionamiento.
  • Podremos favorecer y crear hábitats para la fauna a través de soluciones simples como el uso de techos verdes.
  • Se reduce en los desperdicios, lo que a su vez también reduce el impacto relacionado con la obtención de materia prima y con la generación de contaminantes.
  • Desperdiciaremos menos agua.
  • Podremos aprovechar mejor el agua obtenida de forma natural.

Cómo encontrar naves industriales sostenibles

Para encontrar naves sostenibles, es importante estudiar bien el mercado, y sobre todo buscar plataformas que estén comprometidas y ofrezcan un abanico más amplio de este tipo de construcción como es el caso de Naves Madrid.

Hay que tener en cuenta que, para conseguir la máxima sostenibilidad posible, no sólo debemos tener en cuenta las características de la nave, sino que también es importante que estudiemos el modo en el que se va a desarrollar nuestro proyecto en ella, es decir, la cercanía de materias primas, clientes y otras necesidades que podamos tener a lo largo de los años.

Naves industriales sostenibles

Cómo hacer las naves industriales más sostenibles

Pasamos ahora a enumerar algunas de las principales claves que nos van a permitir hacer que una nave industrial sea más ecológica:

Uso de materiales de construcción más sostenibles

Comenzamos hablando de uno de los esenciales que son los materiales que vamos a utilizar a la hora de construir la nave industrial.

Evidentemente, esto se tendrá en cuenta tanto para naves de nueva construcción como para aquellas que vayan a ser reformadas:

  • Materiales metálicos: aunque se precisa de altas dosis de energía para su fabricación, son materiales que ofrecen una resistencia muy elevada y una fantástica vida útil, con la particularidad de que también son 100% reciclables, lo que significa que no sólo los vamos a utilizar durante muchos años, sino que en el momento en el que la nave industrial deje de funcionar, se podrán volver a fundir o a reutilizar.
  • Madera: siempre y cuando se trate de maderas obtenidas a partir de plantaciones sostenibles, hay que tener en cuenta que hablamos de un material que no contamina, es muy eficiente a nivel de aislamiento térmico, reduce los tiempos en la construcción y además es muy económica. Eso sí, es importante que se realice un tratamiento adecuado para garantizar la máxima vida útil posible.
  • Materiales cerámicos: su fabricación requiere de energía, pero no se utilizan elementos químicos que puedan ser contaminantes. Tienen una gran durabilidad al paso del tiempo y al uso, así como una fantástica adaptación a las necesidades arquitectónicas.
  • Piedra: material completamente natural, muy buen aislamiento térmico y acústico y de elevada resistencia que no sólo funciona bien a nivel constructivo, sino que también se utiliza frecuentemente como elemento decorativo. De hecho, puede ser ideal para levantar paramentos verticales sin la necesidad de añadir otras terminaciones.
  • Otros materiales simples: como por ejemplo el corcho y el bambú.
  • Otros materiales compuestos: donde podemos destacar vinilos y fibra de carbono.

Soluciones constructivas más eficientes

Una vez que tenemos en cuenta los diferentes materiales que podemos utilizar para reducir el impacto medioambiental, podemos pasar ahora a analizar algunas soluciones constructivas que puede ser interesante tener en cuenta en el momento de la reforma o construcción:

  • Iluminación natural: es muy importante hacer todo lo posible por aprovechar al máximo la iluminación natural, es decir, la luz que podemos obtener del sol a lo largo del día. Esto por una parte ayuda a reducir drásticamente el consumo de energía, mientras que por otra, también se ha demostrado que es mucho más beneficioso para la salud, y una solución fantástica para la industria ganadera, ya que mejora el bienestar animal así como los resultados del negocio. Para aprovechar esta iluminación, se pueden instalar ventanas así como también claraboyas y tubos solares.
  • Techos verdes: se trata de techos que han sido diseñados para esconder los materiales tradicionales mediante el empleo de vegetación. Esto por una parte beneficia a la flora y fauna del entorno, reduciendo el impacto de la construcción, mientras que por otro, también tiene grandes ventajas puesto que mejoran el aislamiento térmico del edificio y ayudan a purificar el entorno y contrarrestar los posibles gasees nocivos derivados de la producción.
  • Aislamiento térmico: invertir en aislamiento térmico es una de las mejores formas de conseguir un entorno más sostenible, ya que la principal ventaja que vamos a disfrutar es el hecho de reducir considerablemente el gasto de energía en aparatos de climatización (ya sea calefacción o aire acondicionado). Además, mejora sustancialmente la calidad del entorno, evitando cambios bruscos de temperatura, es mucho más saludable tanto para las personas como para los animales y evita humedades y otros problemas. A esto hay que sumar que, al consumir menos energía para alcanzar los mismos o mejores resultados, también veremos cómo se reduce la factura eléctrica cada mes, lo cual significa que invertir en aislamiento térmico es algo que se va amortizando a lo largo de los años.
  • Emisiones contaminantes: dependiendo del tipo de industria que hayamos creado, es importante estudiar bien los diferentes sistemas que nos van a permitir reducir las emisiones contaminantes. Recuerda que en muchos casos en los que esto es imposible, por falta de tecnología este respecto o por otras causas, de manera que lo recomendable ante este tipo de situación es crear sistemas que permitan reducir o mejorar el aire del entorno, es decir, ya que no podemos evitar contaminar, al menos vamos a hacer algo por reducir la contaminación, como puede ser implementar sistemas que permitan depurar el aire exterior o reciclar las aguas.
  • Diseños bioclimáticos: a la hora de diseñar un edificio, es importante estudiar sus particularidades y las del entorno donde se va a ubicar, de manera que dé lugar a un diseño que se adapte de tal manera que minimice al máximo el impacto medioambiental. Esto incluye desde aprovechar mejor la luz natural a utilizar la radiación solar para calentar las estancias, desarrollar la vegetación tanto dentro como fuera de la instalación y, en definitiva, conseguir que la nave apenas represente un impacto medioambiental.
  • Recogida de aguas de lluvia: instalar un sistema de recogida de aguas de lluvia puede ser una solución inteligente para poder almacenar este recurso tan imprescindible, ya sea con el objetivo de depurarlo y utilizarlo a nivel empresarial, o incluso para mantener en las mejores condiciones la vegetación del entorno.
  • Sistemas de reciclaje de aguas grises: otra solución es utilizar sistemas que permitan reciclar las aguas grises que se producen en la nave industrial, las cuales pueden ser de utilidad para diferentes opciones como por ejemplo regar los jardines del entorno de la nave, lo cual favorecerá la biodiversidad tanto a nivel de flora como de fauna.
  • Vegetación en el entorno: cuidar bien la vegetación del entorno de la nave es positivo por varias razones, ya que por una parte, tal y como hemos comentado anteriormente, favorece la biodiversidad, mientras que por otra, si elegimos adecuadamente, también puede actuar como elemento aislante a nivel térmico.

Implementación de energías renovables

Hay algunas energías renovables que pueden ser más interesantes a la hora de reducir la dependencia de energías fósiles:

  • Energía fotovoltaica: es la que nos permite obtener energía eléctrica a partir de la radiación solar. Al disponer de una buena superficie en el tejado de la nave, podremos instalar los paneles solares con gran facilidad, pudiendo obtener grandes cantidades de energía.
  • Energía térmica: se trata de sistemas a través de los cuales se absorbe el calor para trasladarlo a un depósito o circuito con agua. Se pueden utilizar captadores planos o tubos de alto vacío.
  • Energía eólica: permite obtener energía eléctrica a partir del viento, lo que significa que puede cubrir las carencias energéticas en los días de mal tiempo siempre y cuando haya viento.
  • Energía geotérmica: permite realizar un intercambio de calor entre el exterior y el interior de la corteza terrestre. El interior de la corteza terrestre siempre se encuentra a una temperatura determinada, de manera que dependiendo de si sobre ella la temperatura es más elevada o más baja, podremos trasladar el calor hacia el exterior o trasladarlo al interior de la corteza, logrando de esta manera obtener calefacción para el invierno, aire acondicionado para el verano y ACS para todo el año.

Naves industriales sostenibles

Sistemas de reciclado y aprovechamiento de aguas

El agua es un bien muy preciado y escaso, lo que significa que para ser sostenibles, es esencial aprovecharla al máximo.

En este sentido os proponemos un sistema de reciclado y aprovechamiento de aguas, el cual se puede instalar tanto para aguas grises como para aguas negras, aunque lo más habitual es trabajar sobre aguas grises.

Una vez depurada el agua, se puede volver a utilizar tanto a nivel industrial como para limpiar y regar.

La domótica en las naves industriales

Existen diferentes sistemas domóticos que pueden ayudar a mejorar el funcionamiento de la nave industrial:

  • Sensores: existe un amplio abanico de sensores, tanto de presencia como de iluminación, los cuales permiten enviar información a sistemas domóticos que se encargarán de realizar diferentes acciones que van desde el encendido o apagado de luces, equipos de climatización y otros, hasta activar alarmas.
  • Termostatos: esenciales para controlar de forma exhaustiva la temperatura de todas y cada una de las estancias.
  • Toldos y persianas automáticas: también existe la posibilidad de instalar persianas y toldos conectados a un sistema domótico que se encargará de elegir la posición más indicada tanto para el todo como para la persiana en función del sol, la iluminación y el viento.
  • Sistemas de control: se pueden instalar sistemas de control que permiten gestionar mejor los accesos a las instalaciones, así como crear registros de entradas y salidas.
  • Fugas: instalar un sistema de detección de fugas inteligente que permite detectar cualquier anomalía en este sentido,  siendo un sistema de seguridad muy recomendable para instalaciones industriales. Estos detectores también pueden incorporar sistemas de corte automático para impedir riesgos.
  • Sistemas de riego: muy útiles y prácticos, ya que evitan que tengamos que estar acordándonos de cuándo regar. Al ser sistemas inteligentes, no sólo se encargarán de regar en los momentos precisos, sino que también pueden incorporar otras funciones como detectar la humedad del suelo para regar tan sólo cuando sea necesario. Por ello, también es una forma fantástica de reducir el consumo de agua, lo que supone una ventaja tanto a nivel de bolsillo como a nivel medioambiental.
  • Control remoto: también hay que tener en cuenta que muchos sistemas domóticos os van a permitir gestionar múltiples funciones de la nave desde cualquier parte del mundo en la que nos encontremos, con tan sólo tener una conexión a Internet y una aplicación determinada que generalmente se podrá instalar en smartphones, tablets y ordenadores

Sistemas de monitorización y gestión de negocio más eficientes

Utiliza sistemas de monitorización y de gestión del negocio también nos va a ayudar a mejorar la eficiencia.

Aquí es mucho más complicado especificar, ya que dependiendo de la actividad que se realice, estos sistemas variarán de manera considerable.

Sin embargo, todos ellos están dirigidos a un objetivo en común que es el de ayudar a reducir los consumos y los desperdicios, a la vez que mejora la gestión aumentando la productividad mientras se reducen los gastos.

Equipos de trabajo más rápidos y eficientes energéticamente

Renovar la maquinaria puede ser también una buena forma de invertir en sostenibilidad.

Recuerda que hay máquinas que todavía se pueden seguir aprovechando, de manera que con tan solo realizar una actualización, la cual muchas veces supone un gasto muy pequeño en comparación con los beneficios que nos va a ofrecer, lograremos que nuestro equipo esté a la última.

Un equipo más moderno consume menos energía, trabaja más rápidamente y funcional de un modo más óptimo e inteligente, favoreciendo al medioambiente y al bolsillo.

Políticas que permitan cumplir con la filosofía RRR (reducir, reutilizar y reciclar)

Puede ser el momento perfecto para implementar políticas a través de las cuales se consiga cumplir con la filosofía RRR que consiste en lo siguiente:

  • Reducir: el objetivo es evitar utilizar materiales y objetos que no sean reutilizables, los cuales serán sustituidos por otros sistemas más sostenibles. Por ejemplo, el lugar de deshacernos de los elementos sobrantes en cajas de cartón, lo podemos hacer tirándolos en contenedores metálicos. Otro ejemplo sería el de reducir el uso de plásticos desechables que no sean realmente necesarios.
  • Reutilizar: debemos intentar primar la reutilización de elementos de uso habitual como por ejemplo los palets. En este sentido, invertir en un palets de calidad que tenga una larga vida útil, será una forma fantástica de evitar desperdicios e inversiones poco rentables.
  • Reciclar: deberemos hacer todo lo que esté en nuestra mano por dar una nueva vida útil a los plásticos, papeles, cartones, metales y cualquier tipo de material que ya no utilicemos y que se pueda volver a transformar.

Todo esto lo debemos aplicar no sólo al proceso de producción, sino también a la hora de cubrir toda la vida útil de nuestros productos, lo que significa estudiar el transporte, empaquetado y cualquier otro factor que nos ayude a cumplir con esta filosofía.

Apuesta por el teletrabajo si es posible

Para terminar aprovechamos para recordarte que el teletrabajo también puede ser una alternativa interesante para reducir el espacio necesario y los consumos innecesarios.

Hay que tener en cuenta que cada trabajador que se desplaza a nuestra  nave, va a necesitar utilizar un medio de transporte, el cual, salvo si está cerca y puede usar un patín o una bicicleta, generalmente será un coche, moto, autobús, etcétera.

Todo esto es un derroche energético que se puede evitar a través del teletrabajo.

Un comentario sobre «Naves industriales sostenibles»

  1. Muy bueno el artículo! Cada vez hay más empresas que se preocupan por llevar acabo acciones sostenibles y respetuosas con el medioambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.