Observar la fauna acuática, una actividad divertida y muy instructiva

4.6/5 - (16 votos)

Observar la fauna acuática es una actividad sin duda muy divertida y con la que, además, tanto adultos como niños van a poder aprender un montón mientras disfrutan de una actividad que sin duda engancha.

Observar la fauna acuática, una actividad divertida y muy instructiva

Cómo observar la fauna acuática

Antes de aprender todos los secretos de la fauna acuática, es importante equiparse bien, y para ello os vamos a dar algunos consejos básicos.

La barca hinchable, el medio más eficaz para moverte por el agua

El medio de transporte es esencial, y para ello hemos elegido las barcas hinchables, ya que son muy cómodas, manejables y económicas, además de que se presentan con multitud de modelos que van desde el más sencillo, hasta otros más completos, duraderos y para una mayor cantidad de pasajeros.

La barca inflable también tiene un par de ventajas muy importantes que es la facilidad a la hora de transportarla y de guardarla una vez llegamos a casa.

Apenas ocupa espacio en casa ni en el coche, pero al inflarla, disponemos de todo lo necesaria para dar un paseo seguros y cómodos.

Cabe mencionar que estas barcas son muy estables y seguras, además de que cuidándolas un poco, veréis que tienen una larga durabilidad, a lo cual sumamos su versatilidad, por lo que es una inversión inteligente y que nos va a garantizar muchas horas de entretenimiento.

De cualquier manera, es muy importante elegir un modelo de calidad y que se adapte a nuestras necesidades, ya que en el mercado se pueden encontrar barcas hinchables para adultos, barcas hinchables para niños, baratas, profesionales, con o sin motor, modelos pequeños, medianos para cuatro personas o grandes a partir de cinco personas,  etc.

Prepara un buen equipo de buceo

Podemos observar la fauna acuática desde la barca, pero si queremos llegar más lejos, lo ideal es preparar un equipo de buceo sencillo para movernos bajo el agua y verlo todo con más claridad.

Es importante tener en cuenta que a nivel de buceo, existen multitud de opciones, desde una simple máscara con un tubo snorkel, hasta equipos profesionales que permiten adentrarse en las profundidades.

Observar la fauna acuática, una actividad divertida y muy instructiva

La elección va a depender de nuestros conocimientos, por lo que en la mayor parte de casos, tan sólo necesitaremos la máscara con el tubo, para ir flotando y viendo la fauna marina sin tener que estar sacando la cabeza fuera para tomar aire.

Recuerda que para bucear, es necesario realizar un curso previo que te capacite para hacerlo de forma segura.

Ventajas de observar la fauna acuática

Cabe destacar que estamos hablando de una actividad que es muy divertida, se adapta a personas de cualquier edad, resulta verdaderamente saludable, aprenderemos un montón de cosas buenas, y además, también fomenta la práctica deportiva.

A los niños les encanta, y para los padres es una oportunidad fantástica de aprender y pasar unos ratos inolvidables con la familia.

Eso sí, para poder encontrar animales interesantes, es importante elegir un destino que tenga una buena variedad, y sobre todo dirigirnos con la barca hinchable a las zonas más interesantes y donde hay un mayor volumen de animales marinos.

Consejos a la hora de observar la fauna acuática

Tal y como puedes ver, observar la fauna acuática es una actividad con muchas ventajas tanto si decides practicarla solo, con amigos o con la familia, pero es importante tener en cuenta una serie de consejos que te garantizarán no sólo una mayor seguridad, sino que además, también podrás sacarle más partido a la experiencia:

  • Nunca salgas solo: esta es una máxima imprescindible en toda aventura, y es que nunca sabemos si se va a producir algún contratiempo que nos haga necesitar a una persona a nuestro lado.
  • Documéntate con antelación: la mejor forma de aprender y disfrutar de la experiencia es sabiendo a lo que vamos, y para ello es necesario documentarnos previamente sobre el lugar, las especies, morfología del terreno, etc.
  • Ten paciencia: no intentes verlo todo en un tiempo récord. Nada, rema o bucea despacio, y vive la experiencia. Recuerda que si te mueves con demasiada rapidez, la mayoría de especies se van a asustar, lo que hará que huyan o se escondan.
  • Fotografías y vídeos: es el momento perfecto para hacer fotografías o vídeos de toda la experiencia. Esto te ayudará a repasar e incluso a identificar especies que no has podido clasificar durante el proceso de observación.
  • Anotaciones: también puedes tomar nota de aquellos detalles que te han llamado más la atención de las especies, pudiendo hacer un estudio con mayor profundidad y ayudando al cerebro a retener mejor el tipo de especie de la que se trata.
  • Especies peligrosas: aunque la mayor parte de especies no te van a dar problemas, recuerda que las hay más territoriales, lo que significa que van a defender su entorno frente a lo que consideran una amenaza.
  • Recuerda que volverás: y por supuesto, no intentes aprenderlo todo en un día, recuerda que vas a vivir de nuevo esta experiencia, por lo que lo ideal para poder sacar el máximo aprendizaje, es que te centres en unas pocas especies concretas, con lo que entrenarás el ojo y retendrás mucho mejor la información para identificarlas en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.