Plantas que no necesitan cuidados

4.5/5 - (11 votos)

Para poder disfrutar de un buen humor y de una mejor calidad de vida, es imprescindible estar rodeados de la debida vida vegetal, pero si sois de los que os despistáis o no disponéis de mucho tiempo para estar pendientes del mantenimiento, vamos a conocer algunas de las plantas que no necesitan cuidados y que se mantienen en perfectas condiciones.

Plantas que no necesitan cuidados

Las plantas de aire, la solución más autónoma

Comenzamos con las indiscutibles reinas de la autonomía, y es que, si hay plantas que no necesitan cuidados y se mantienen por sí mismas, estas son las plantas de aire.

Las plantas al aire son aquellas que crecen sin la necesidad de tierra ni de aportación alguna por nuestra parte (o prácticamente ninguna).

A diferencia de la mayoría de plantas, las plantas al aire obtienen los nutrientes y el agua del propio ambiente en el que se encuentran a través de sus hojas, y de hecho, las raíces de estas plantas son un mero soporte, ya que no tienen otra función.

Aquí puedes ver los cuidados de la planta de aire, y descubrir algunas curiosidades muy interesantes así como las mejores variedades para que dotes el entorno de naturaleza de la forma más sencilla posible.

El poto, plantas que no necesitan cuidados y están siempre verdes

Pasamos ahora a otra de las plantas de interior por excelencia que es el poto.

Estas plantas están especialmente pensadas para ponerlas colgantes, de manera que las ramas vayan cayendo.

Se reproducen fácilmente por esquejes, por lo que con una sola planta, puedes conseguir una población de potos muy considerable.

Requieren muy poca agua, y deben estar resguardadas del sol.

Aspidistras para el amante de las hojas grandes

Plantas que no necesitan cuidados

Fabulosa planta de interior y de gran belleza, que permanece verde todo el año y apenas requiere riego.

Se adapta muy bien a espacios con poca luz, pero tiene un pequeño problema, y es que dado el tamaño de sus hojas y la disposición de las mismas, acumula bastante polvo.

Cintas de interior, crecen rápidas y sin duda son plantas que no necesitan cuidados

Plantas que no necesitan cuidados

Otra planta de interior clásica e imprescindible, con una capacidad de adaptación fantástica a diferentes ambientes.

Son de rápido crecimiento, y tan sólo hay que regarla una vez a la semana o dos en los meses más calurosos.

No debe darle el sol directamente, y es importante plantarlas en macetas grandes ya que tienen mucha raíz.

El aloe vera, una planta práctica y bonita

Además de permanecer verde todo el año y ofrecer un aspecto fantástico, el aloe vera es una suculenta que también es práctica, ya que nos permite aprovechas sus propiedades tanto a nivel estético como curativo.

Apenas requiere que la reguemos, pero eso sí, es importante que le dé suficiente luz.

Si buscas una planta con estilo, el ficus benjamina es la respuesta

Preciosa planta que aporta elegancia y naturaleza a tu hogar u oficina.

Hay que protegerla del sol directo, pero es importante que le dé la luz.

En cuanto al riego, es moderado, pero lo que le viene muy bien es que le pulvericemos un poco de agua sobre las hojas con regularidad, especialmente en verano.

Para los amantes de las flores, también podéis optar por el espatifilo

Planta siempre verde y que además muestra unas flores fantásticas que aportan estilo y elegancia.

Deben estar expuestas a la luz, pero nunca al sol directo, además de que apenas tendrás que regarla.

La planta de serpiente, una de las más resistentes

Esta es una planta original y muy bonita, ideal para ubicarla en zonas donde no hay mucha luz.

Tampoco necesita apenas agua, pero lo que sí es importante es tener en cuenta que son sensibles a las temperaturas elevadas.

Prefieren las zonas frías, y aporta una doble ventaja, ya que además de ser bonitas, también ayudan a purificar el aire.

La kentia también entra dentro del grupo de plantas que no necesitan cuidados, pero es delicada

Terminamos el listado de plantas que no necesitan cuidados con la kentia, una planta delicada pero que apenas requiere de cuidados.

Es importante tener en cuenta las necesidades de expansión de esta planta, por lo que deberás contar con suficiente espacio y ponerle un buen macetero para que no se estropee.

Requiere de muy poco riego y de mucha luz, pero asegúrate de que no le da el sol directo o la estropeará.

Cabe destacar que es una planta especialmente delicada frente a los cambios, por lo que se recomienda dejar en un sitio y no moverla de él, y en caso de necesitarlo, hacerlo poco a poco para que se vaya adaptando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.