¿Qué es la energía verde?

Vota este post

En esta ocasión vamos a hablar de la energía verde, un concepto que a menudo se confunde con energías renovables o energías sostenibles, pero que aunque tiene ciertas similitudes, en realidad su significado es diferente, centrándose en energías determinadas tal y como vamos a ver a continuación. Nuestro objetivo es definir esta energía, analizar los distintos tipos que existen y valorar la mejor opción para contratar energía verde en la actualidad estudiando las tarifas de Holaluz.

¿Qué es la energía verde?

Qué es la energía verde

Comenzamos definiendo la energía verde, la cual se refiere a aquellas energías que, para su obtención, no se emiten gases nocivos ni otros contaminantes.

Diferencias entre energía verde y energías renovables

Con la definición anterior, seguramente muchos pensáis que energías renovables y energías verdes son lo mismo, pero en realidad hay algunas diferencias importantes:

  • Energías renovables: se trata de energías inagotables debido a que proceden de dos tipos de fuentes que son fuentes capaces de regenerarse con rapidez, y de fuentes naturales e inagotables.
  • Energías verdes: son energías inagotables para cuya fabricación no emitimos contaminantes.

Tal y como podéis observar en base a las definiciones anteriores, podemos decir que todas las energías verdes son energías renovables pero no todas las energías renovables son energías verdes, y que el concepto de energía renovable alcanza un campo más amplio que, entre otras, contempla las energías verdes.

Tipos de energías verdes que existen

A la hora de elegir tarifas de luz, lo más probable es que estés interesado en que la energía que consumas provenga de energías verdes como ofrece Holaluz, de manera que vamos a analizar cuáles son los considerados como los diferentes tipos de energías verdes que existen en la actualidad:

  • Energía fotovoltaica: la fotovoltaica es una de las energías verdes más populares y extendidas a nivel internacional. Se basa en sistemas que incorporan paneles solares, los cuales están fabricados en silicio y su objetivo es capturar la radiación solar para convertirla en energía eléctrica que posteriormente podremos utilizar en nuestro hogar.
  • Energía térmica: la energía térmica es otro de los recursos de energías verdes que también está muy extendido. La filosofía es similar a la fotovoltaica, es decir, vamos a utilizar captadores planos o tubos de alto vacío que, en su interior, contiene un fluido caloportador que absorberá el calor de la radiación solar para, a continuación, trasladarlo al agua contenida en un depósito, la cual se podrá utilizar para ACS, calefacción y climatización de piscinas.
  • Energía hidráulica: este sistema permite aprovechar las corrientes naturales del agua que se pueden encontrar en rollos naturales, ríos artificiales y presas, de manera que se aproveche la energía generada para transformarla en electricidad. Aunque su origen es anterior, cabe destacar que este sistema de producción de energía se viene utilizando desde finales del siglo XIX de manera generalizada.
  • Energía geotérmica: este sistema de producción de energía se basa en la diferencia térmica que existe entre el interior de la corteza terrestre y la superficie. De esta manera se intercambia o traspasa el calor en uno u otro sentido en función de si se quiere obtener calefacción y ACS o aire acondicionado. Cuando en la superficie de la corteza terrestre la temperatura es elevada, el calor se traslada al interior, con lo que se obtiene frío, mientras que si la temperatura en la superficie de la corteza terrestre es más baja, en el interior de la misma tendremos una temperatura más elevada, por lo que trasladaremos el calor del interior al exterior, obteniendo calefacción y agua caliente sanitaria.
  • Energía eólica: la energía eólica es aquella que nos permite aprovechar la fuerza del viento para transformarla en energía eléctrica aprovechable.
  • Energía maremotriz: aprovecha la energía producida por las mareas para transformarla en energía eléctrica.
  • Energía undimotriz: aprovecha la energía producida por el movimiento de las olas para transformarla en energía eléctrica.
  • Biomasa: en este caso, se consideraría como energía verde el aprovechamiento de la biomasa para obtener biogás mediante la fermentación. Además, este proceso también nos permite obtener a su vez fertilizante.

Ventajas de utilizar energías verdes

Pasamos ahora a enumerar algunas de las principales ventajas de utilizar energía procedente de sistemas de producción de energías verdes:

  • Para la producción de energía, no se generan gases ni restos contaminantes.
  • Se trata de energías renovables, ya que se obtienen a partir de recursos inagotables o que la naturaleza puede regenerar fácilmente y con rapidez.
  • Los recursos necesarios para la obtención de energía son gratuitos.
  • Reduce la dependencia energética.
  • Las personas que se preocupan por consumir energías verdes, también están más concienciadas con la sostenibilidad y el ahorro energético.
  • Evita la tan preocupante dependencia de los combustibles fósiles.
  • Es un tipo de energía que favorece el desarrollo de la economía de las diferentes regiones que la producen.
  • Optar por consumir energías verdes favorece el cambio a un sistema de producción de energía más sostenible y respetuoso con el medioambiente.
  • Sirve para concienciar a otras personas de la importancia que tiene el cambiar a las energías verdes y sostenibles, dejando atrás las energías contaminantes y cuyos recursos se agotarán con el tiempo.

Cómo contratar energías verdes

Es importante que sepas que, en la actualidad, hay empresas que están concienciadas con la importancia de invertir en sostenibilidad, de manera que ofrecen a sus clientes la posibilidad de consumir energía eléctrica 100% procedente de energías verdes.

Lo único que hay que hacer en estos casos es contactar con estas compañías y valorar sus diferentes tarifas para encontrar aquella que se adapte a nuestras necesidades, y siempre con la seguridad de estar optando por una alternativa mucho más sostenible y ecológica.

Es importante tener en cuenta que para contratar un suministro de energías verdes, vamos a necesitar exactamente la misma documentación así como realizar el mismo proceso de contratación que hacíamos con las compañías tradicionales, de manera que la documentación necesaria generalmente será la siguiente:

  • Copia del DNI del titular del suministro.
  • Dirección del punto de suministro (dirección de la vivienda, nave, etcétera a la que se va a suministrar la energía).
  • CUPS, que es el Código Universal de Punto de Suministro, un dato que puedes encontrar en cualquiera de las facturas de tu vieja compañía.
  • Datos bancarios para la domiciliación del cobro de las facturas.
  • Potencia eléctrica que se quiere contratar.

Precio de este tipo de energía

En muchas personas que tienen miedo a pasarse a las energías verdes porque piensan que son más caras, pero lo cierto es que el precio es exactamente el mismo.

Es decir, no vas a tener que hacer ningún sacrificio para subirte al carro de las energías verdes, sino que lo único que tienes que hacer es estudiar las tarifas que te ofrece la empresa y decantarte por aquella que se adapte mejor a tu forma de consumo.

Las tarifas verdes de Holaluz

Aunque existen otras empresas, Holaluz es una de las más populares y mejor valoradas de cuantas ofrecen energías verdes, de manera que hemos pensado que puede ser interesante estudiar las tarifas Holaluz para que os hagáis una idea de lo que podéis contratar.

En concreto, Holaluz dispone de dos tarifas que son las siguientes:

Taifa Justa Holaluz

Comenzamos con la tarifa Justa Holaluz, la cual se caracteriza por ser una tarifa plana completamente personalizada.

Esto significa que, independientemente de tu consumo, vas a pagar la misma cuota mensual, lo que hace que sea mucho más fácil que ajustes los números cada mes.

No hay que hacer regularizaciones a final de año y la potencia siempre ira ajustada al máximo para reducir el coste mensual.

No tiene ningún tipo de permanencia ni tampoco costes ocultos, y tendrás la seguridad de consumir tan sólo energía 100% verde renovable.

Tarifa Clásica Holaluz

Otra opción es la tarifa Clásica Holaluz, que en este caso está diseñada para que tan sólo pagues lo que consumes cada mes.

Es decir, si un mes por la razón que sea consumes menos, también pagarás menos.

En este caso también vas a poder conocer cuál es el importe de tu factura mensual, ya que aunque varíe, tienes la posibilidad de activar la prefactura para evitar sustos a final de mes.

En este caso tampoco existe permanencia ni costes ocultos, y al igual que en el caso de la tarifa Justa, toda la energía consumida será 100% verde renovable, y la potencia se ajustará el máximo posible para que no tengas que pagar más de la cuenta.

En definitiva, es fácil ver que tenemos a nuestra disposición la posibilidad de poner nuestro granito de arena para dar el cambio, con tan sólo empezar a consumir energías verdes, lo cual podemos hacer sin tener que pagar más y con tan sólo buscar la compañía que nos ofrezca el tipo de tarifa que se adapte a nuestro ritmo de vida y necesidades reales, con lo que podremos no sólo consumir energía de manera más responsable y sostenible, sino que además también podemos llegar a ahorrar bastante dinero cada mes si ajustamos bien nuestra tarifa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.