Qué son las piedras preciosas, qué tipos hay y cómo limpiarlas

Qué son las piedras preciosas, qué tipos hay y cómo limpiarlas

Si quieres saber qué son las piedras preciosas, vamos a conocer todas sus particularidades, además de que entenderemos las razones por las que se diferencian de las semipreciosas, averiguaremos los distintos tipos que existen, y por supuesto, también os vamos a dar algunas recomendaciones muy útiles para que aprendáis a limpiarlas en casa de forma segura.

Qué son las piedras preciosas, qué tipos hay y cómo limpiarlas
Diamante

Qué son las piedras preciosas

Las piedras preciosas son minerales que, debido a su escasez y belleza, son utilizados para confeccionar todo tipo de objetos y joyas.

Cabe destacar que, a la hora de dar valor a una piedra preciosa, se debe tener en cuenta no sólo su belleza, sino también su perfección.

Esto significa que si dañamos una de estas piedras, automáticamente pasará a perder valor.

Tipos de piedras preciosas

Qué son las piedras preciosas, qué tipos hay y cómo limpiarlas
Esmeralda

Os ofrecemos este listado en el que os indicamos todas las piedras preciosas que hay según la clasificación actual.

  • Diamante
  • Esmeralda
  • Rubí
  • Zafiro

Os recordamos que esta clasificación ha ido variando con el paso del tiempo, de manera que en el pasado había otras piedras que también han sido consideradas preciosas, pero que en la actualidad, debido a que ya no son tan exclusivas porque se ha encontrado una mayor cantidad de las mismas, por lo que han pasado a ser catalogadas como piedras semipreciosas.

Cuáles son las propiedades de las gemas

Qué son las piedras preciosas, qué tipos hay y cómo limpiarlas
Rubí

A la hora de clasificar este tipo de piedras, deberemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

Belleza de las piedras

Se llega a la conclusión en función de cuatro elementos:

  • Color: se debe estudiar su color, pudiendo dar lugar a:
    • Incoloro: no tiene color.
    • Gemas de color: el color permite identificar la piedra.
    • Idiocromáticos: color propio del mineral.
    • Alocromáticos: las impurezas modifican su color.
    • Seudocromáticos: produce efectos ópticos.
  • Lustre: hay que tener en cuenta el tipo de lustre, lo cual nos ayuda a acercarnos más al tipo de piedra.
  • Transparencia: deberemos analizar si son transparentes, translúcidos u opacos.
  • Efectos ópticos: estudiamos la posible presencia de efectos ópticos en el mineral.

Durabilidad

Tendremos en cuenta un total de seis elementos clave:

  • Dureza: se estudia su resistencia al rayado.
  • Exfoliación: capacidad para separar los minerales en láminas planas.
  • Partición: presencia de cristales idénticos.
  • Planos de exfoliación: estudio del número de planos.
  • Fractura: capacidad para romper.
  • Resistencia: capacidad para resistir a los agentes físicos y químicos.

Rareza de las piedras preciosas

Vamos a llegar a una conclusión en base a estas tres características:

  • Escasez: estudiamos su abundancia en la naturaleza.
  • Clases: existen diferentes materiales en función de la estructura y su composición química:
    • Gemas naturales, finas o verdaderas: son las que sólo han sido sometidas a los tratamientos permitidos.
    • Gemas sintéticas: han sido fabricadas en un laboratorio.
    • Gemas artificiales: son aparentemente naturales, pero su estructura y composición varían con respecto a la gema natural.
    • Gemas compuestas: están formadas por varios trozos de gemas unidos entre sí.
    • Gemas reconstruidas: son tratadas mediante presión y calor.
    • Gemas de imitación: no son naturales.
    • Vidrios: fabricadas por el hombre.
  • Perlas:
    • Naturales: las perlas generadas por los moluscos. Contienen calcio y conquiolina.
    • Orientales: son perlas de ostra que han sido pintadas.
    • Cultivadas: han sido cultivadas por el hombre en piscifactorías.
  • Imitación: se trata de un cristal barnizado.

Cómo limpiar las piedras preciosas

Qué son las piedras preciosas, qué tipos hay y cómo limpiarlas
Zafiro

Es muy importante que aprendáis a limpiar las piedras adecuadamente, ya que la mayoría de estas piedras son delicadas y cualquier producto químico la puede estropear.

Por esa razón os aconsejamos que sigáis los consejos que detallamos a continuación y evitaréis problemas:

Cómo limpiar el diamante

Haremos una mezcla de amoniaco (1/3) y agua (2/3).

Sumergimos el diamante y, ayudados por un cepillo (sirve por ejemplo un cepillo de dientes), frotamos para eliminar todo el polvo o la suciedad que se haya ido acumulando.

Enjuagamos con agua y secamos antes de guardarlos.

Cómo limpiar la esmeralda

Se trata de una piedra muy delicada, por lo que sólo vamos a utilizar agua a temperatura ambiente.

Empapamos ligeramente la gema y secamos con un paño suave.

Cada dos años, se recomienda llevar al joyero para que le aplique aceites naturales en caso de ser necesario.

Cómo limpiar el rubí

Vamos a preparar una mezcla de agua templada y jabón neutro.

Introducimos el rubí en el agua de cinco a diez minutos, y después, ayudados por un cepillo, vamos limpiando toda su superficie y posibles recovecos.

Secamos con un paño suave antes de guardar.

Cómo limpiar el zafiro

Haremos una mezcla de amoniaco (1/3) y agua (2/3).

Sumergimos el zafiro en dicha mezcla y dejamos durante unos diez minutos.

Frotamos con un cepillo que tenga las cerdas muy suaves.

Una vez limpio, lo secamos con un paño muy suave y ya lo podemos guardar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.