Shark Stop, nacen los trajes a prueba de tiburones

5/5 - (5 votos)

Shark Stop es el nombre de un nuevo concepto de prenda deportiva, concretamente de trajes a prueba de tiburones, una solución con la que se intenta minimizar los riesgos tanto de buceadores como de pescadores y surfistas, y es que según el International Shark Attacks File, en el año 2021 se han registrado un total de 11 muertes y 73 incidentes protagonizados por ataques de tiburones a hombres.

Los ataques de tiburones a nivel internacional

Comentábamos que el año pasado se registraron 11 muertes de personas a manos de tiburones, así como un total de 73 ataques que por suerte tan solo quedaron en un susto o en heridas de diferente consideración, lo cual puede en principio parece una cifra baja, pero es una clara muestra de que hay que llevar mucho cuidado y conocer bien a estos animales a través de una web sobre tiburones que nos ayude a diferenciar aquellos que pueden representar un peligro real, de otros de los que no tendremos que preocuparnos.

De hecho, hay que tener en cuenta que existen muchos casos que no se llegan a documentar, por lo que la cifra real tanto de muertes como de ataques es muy superior a la registrada de manera oficial.

Estos ataques se ceban especialmente con los pescadores, buceadores y surfistas que se mueven por zonas donde hay tiburones de manera habitual, pero incluso también se han registrado ataques a lo largo de los años en lugares donde no se esperaba o había pocas posibilidades de que se pudiese avistar un tiburón.

Esto hace que sea muy importante tener claro que, si practicamos este tipo de actividades, nos tenemos que asegurar de estar siempre bien protegidos, incluso aunque buceemos o sufreemos en lugares a priori seguros.

Características del traje Shark Stop

Debido a este riesgo y con el objetivo de reducir su incidencia, nace un tipo de traje a prueba de tiburones conocido como Shark Stop.

Shark Stop es un traje de neopreno que ha sido fabricado con una nueva tecnología de nanofibra que ofrece una gran resistencia incluso a la mordedura de tiburones, logrando así una gran protección ante cualquier situación de riesgo que se pueda dar bajo el mar, no solo pensando en un ataque de tiburones, sino también de otras especies o incluso en accidentes en el fondo marino.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los trajes Shark Stop no van a impedir por completo que el tiburón o cualquier otro animal acuático pueda mordernos, pero lo que se consigue es reducir de manera considerable el efecto de la mordedura, lo que puede en muchos casos llegar a significar la diferencia entre la vida y la muerte, o incluso el sufrir una herida o padecer una seria lesión.

De hecho, se ha podido demostrar que el traje reduce de manera significativa la profundidad de la mordedura del tiburón blanco.

Cabe destacar que los trajes Shark Stop han sido fabricados con neopreno biológico, reduciendo así el impacto medioambiental, y en todo momento garantizan la máxima flexibilidad incluso pese a incorporar nanofibra que aumenta su resistencia.

Sin embargo, es cierto que tiene una pequeña pega que es el hecho de que se trata de un traje algo más pesado, un detalle a tener en cuenta pero que en realidad se convierte en una pega mínima si tenemos claro que nos puede llegar a salvar la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.