Todo sobre los parásitos en los gatos – Fechas, riesgos, prevención y desparasitación

Vamos a aprender más acerca de los parásitos en los gatos, estudiando los tipos que afectan a nuestra querida mascota, los momentos del año en los que son más frecuentes, cómo pueden afectarle, qué situaciones de riesgo aumentan la posibilidad de presencia de parásitos en gatos, además de que os daremos algunos consejos para prevenirlos y por supuesto las alternativas que existen para acabar con ellos.

Todo sobre los parásitos en los gatos - fechas, riesgos, prevención y desparasitación

Qué parásitos son más habituales en los gatos y cuáles son sus peligros

Antes de enumerar los parásitos más habituales en los gatos, es importante que distingamos entre parásitos internos y parásitos externos.

Los parásitos internos del gato son aquellos que se encuentran en el interior del organismo de nuestra mascota, y entre los más habituales podemos destacar:

  • Gusano del corazón: son causantes de muerte repentina debido a que no se suelen observar síntomas de su presencia.
  • Gusano del pulmón: provoca problemas respiratorios a niveles bronquial y pulmonar.
  • Gusanos ganchudos: causan hemorragias internas.
  • Gusanos redondos: generalmente no manifiesta problemas, pero si la infección aumenta, puede provocar problemas estomacales y pulmonares.
  • Tenias: provocan irritación, problemas de apetito, estreñimiento y diarrea.

Y por otra parte tenemos los parásitos externos del gato, que son los que anidan en su pelaje y en general en la parte exterior del animal:

  • Garrapatas: transmiten diferentes enfermedades, entre las que destaca la enfermedad de Lyme, la cual afecta gravemente a los humanos.
  • Pulgas: pueden transmitir enfermedades como la Bartonelosis o reacciones alérgicas.

Como podemos observar, tanto los parásitos internos como externos pueden dar lugar a enfermedades, molestias y complicaciones para su salud, por lo que debemos aprender cómo desparasitar a un gato tal y como vamos a explicaros un poco más adelante, protegiéndolo a él y protegiéndonos también a nosotros mismos.

Cuándo se dan más casos de parásitos en los gatos

Al igual que en el caso anterior, debemos volver a distinguir entre los parásitos internos y parásitos externos, ya que la habitualidad de cada uno de ellos varía.

  • Parásitos externos: se pueden dar en cualquier momento del año, pero su proliferación comienza especialmente a finales de primavera, y se mantiene creciente a lo largo de todo el verano. En zonas de clima más cálido serán más abundantes y duraderos, aunque hay variedades que consiguen resistir bien el frío, además de que es precisamente durante estos meses cuando se esconden para aparecer en el momento más propicio para ellos, por lo que debemos utilizar antiparasitarios externos durante todo el año.
  • Parásitos internos: si bien es cierto que algunos pueden estar presentes en momentos más concretos, lo cierto es que la gran mayoría actúan a lo largo de todo el año, de ahí que no debamos interrumpir la dosificación de antiparasitarios internos.

Situaciones en las que hay más riesgo de que tu gato contraiga parásitos

Los parásitos están en todas partes, por lo que siempre es importante que lo tengamos en cuenta para prevenir que puedan afectar a nuestra mascota.

Sin embargo, hay situaciones en las que vamos a aumentar el riesgo de contagio tanto de parásitos internos como de externos, entre las cuales destacamos:

  • Cuando nuestra mascota está en contacto con otros gatos que puedan estar infectados.
  • Si el gato se escapa de casa.
  • Casos en los que el animal se alimente de comida de dudosa procedencia o en mal estado.
  • Las zonas donde abundan los mosquitos es más frecuente que se produzcan contagios.
  • En zonas con más vegetación, son más habituales.
  • Las salidas al campo y jardines pueden infectar a tu compañero.
  • El balcón y la ventana son lugares de riesgo, especialmente para aquellos parásitos que se transmiten por la picadura de mosquitos.
  • Para aquellos que tengáis jardín o un terreno, recordad que pueden anidar los parásitos e infectarlo.
  • Los gatos que cazan, sobre todo si es fuera de casa, tienen mayor riesgo de contraer parásitos internos.

Recuerda también que el volumen de parásitos externos es algo que varía cada año, de manera que podemos encontrarnos algunos en los que prácticamente no los vemos, o como está ocurriendo este año, que abundan en todos los rincones y el riesgo es mucho mayor.

Todo sobre los parásitos en los gatos - fechas, riesgos, prevención y desparasitación

Consejos para prevenir los parásitos en los gatos

La mejor forma de evitar la presencia de parásitos es precisamente sorteando las situaciones de riesgo y tratando de forma preventiva a nuestra mascota.

Para ello os hemos preparado una serie de consejos que os van a resultar muy útiles:

  • Utiliza collares, pastillas y pipetas antiparasitarias.
  • Evita que tu gato entre en contacto con animales abandonados o que estén habitualmente por la calle.
  • Protege las salidas para que el gato no pueda escaparse.
  • Mantén la higiene en casa y en el entorno por el que se mueve tu gato.
  • Controla bien la alimentación de tu mascota.
  • Si vives en una zona con muchos mosquitos, utiliza sistemas que eviten la proliferación en tu entorno.
  • Limpia el jardín y mantenlo libre de zonas en las que puedan anidar estos bichos.
  • Fumigar regularmente las zonas que sean susceptibles de albergar parásitos.
  • Si sales al campo, revisa bien a tu mascota antes de volver a casa.
  • Cuando haya muchos mosquitos, evita que tu gato esté mucho tiempo en el balcón o la ventana.
  • Alimenta a tu gato y evita que coma lo que pueda cazar por la calle.

Alternativas para desparasitar a los gatos

Como os decíamos, una de las mejores medidas preventivas es la utilización de:

  • Parásitos externos: pipetas antiparasitarias y collares antiparasitarios.
  • Parásitos internos: pastillas antiparasitarias.

Gracias a ello vamos a evitar que nuestra mascota se pueda ver afectada por todo tipo de parásitos.

Sin embargo, es importante que nos aseguremos de que estamos utilizando productos de calidad y que garanticen la seguridad de nuestra mascota.

Y recuerda que no debemos obsesionarnos con esto, es decir, si le has puesto una pipeta de calidad, confía en ella, no le coloques también un collar (o viceversa), ya que si tiene el mismo principio o componente, podemos estar dando una dosis muy alta a nuestro compañero, lo cual no sólo no va a prevenir mejor el contagio, sino que además puede afectar negativamente a su salud.

Así que es esencial que sigamos las recomendaciones del fabricante, ya que si el producto es de calidad, podemos estar totalmente tranquilos.

En el caso de que tu mascota ya se encuentre contagiada por los diferentes parásitos que hemos enumerado, no te preocupes, ya que con estos antiparasitarios, en unos días estarán completamente limpios y libres de riesgos para su salud.

Es muy importante que sepamos que los parásitos en los gatos pueden suponer un serio problema, y precisamente este año se ha observado un preocupante repunte en los casos de infección, de manera que debemos actuar de forma previsora y por supuesto, analizar las diferentes opciones que tenemos para solucionarlo en caso de que se produzca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.