Transporte internacional sostenible

El ámbito del transporte internacional está cada vez más concienciado de la necesidad de optar por alternativas más sostenibles, y de hecho, cada vez son más las empresas que apoyan el transporte internacional sostenible, optando por servicios y políticas que reducen su impacto en el medioambiente.

Transporte internacional sostenible

Las ventajas del transporte internacional por carretera

El transporte internacional por carretera es una de las alternativas más interesantes a la hora de realizar todo tipo de envíos, ya que ofrece numerosas ventajas como las que vamos a detallar a continuación:

  • Transporte más económico: primeramente debemos tener en cuenta que el transporte por carretera tiende a ser más económico, ya que se reduce la infraestructura necesaria para su funcionamiento.
  • Menor impacto medioambiental: el impacto medioambiental del transporte por carretera es menor del que se produce con aviones y barcos.
  • Gran flexibilidad: se adapta mejor a los horarios de entrega puesto que no depende de entidades que permitan su salida como ocurre con barcos y aviones.
  • El mismo transporte de principio a fin: cuando se realizan envíos por vía aérea o mar, tanto para llegar al aeropuerto o puerto y para alcanzar su destino, se debe combinar con transporte por carretera.
  • Más rápido y directo: gracias al punto anterior, el envío llega directo a su destino, sin tener que combinar con otros medios de transporte.
  • Completa trazabilidad: permite un seguimiento completo del paquete desde su origen al destino.
  • Menos riesgos de extravío: al salir y llegar en el mismo vehículo, el riesgo de pérdida para nuestro paquete es mínimo.

Un buen ejemplo de estas ventajas lo encontramos a través de la empresa de transporte Transvolando, una de las que está adoptando una mayor cantidad de políticas de sostenimiento como las que vamos a conocer a continuación.

Nuevas políticas más ecológicas en el transporte internacional sostenible

Para poder alcanzar las máximas ventajas en materia de transporte internacional sostenible, se han ido estableciendo nuevas políticas entre las que destacamos las siguientes.

Más pedidos para una misma ruta

Una política muy a considerar a nivel medioambiental es el hecho de que el transporte internacional sostenible busca aprovechar al máximo cada viaje.

Esto se consigue garantizando que todos los vehículos de transporte salen de origen llenos, o incluso, durante el trayecto van recogiendo pedidos para garantizar la máxima optimización.

De este modo, aprovechamos mucho mejor cada ruta, logrando por una parte reducir el consumo de combustibles fósiles, mientras que por otra también se abaratan los costes.

Uso de vehículos con un menor consumo

Utilizar una flota de camiones y vehículos de transporte renovada es también otra ventaja sustancial.

Los vehículos actuales han reducido su consumo de forma muy considerable con respecto a los que se fabricaban hace 15 años, a la vez que también han minimizado las emisiones contaminantes, ofreciendo una modalidad de transporte más ecológico y sostenible.

De igual manera que ocurre en el apartado anterior, esto va a beneficiar en dos aspectos que son nuestro bolsillo y por supuesto la reducción del impacto medioambiental.

La apuesta por carburantes más ecológicos

Optar por utilizar biodiésel en lugar de carburantes tradicionales, también ayuda a reducir la contaminación.

En este caso, se logra una reducción sustancial de las emisiones de CO2, el cual está calculado en una media del 3,5%.

Quizás a priori no parezca un paso de gigante, pero lo cierto es que todo suma, y estos detalles son los que dan lugar a la evolución del transporte internacional sostenible.

Transporte internacional sostenible

Reducción de puntos de contacto en el transporte internacional sostenible

Las empresas que combinan trayectos con diferentes vehículos y asignan distintos puntos de contacto según el lugar en el que se encuentre un paquete, hacen que todo sea más engorroso, además de que aumentan el tiempo de espera para realizar cualquier tipo de modificación.

Por ejemplo, si ha habido un error en el envío de un determinado pedido, el tener la seguridad de que sólo existe un punto de contacto, garantizará que el cambio de vehículo se realice no sólo más rápido, sino también de un modo más preciso y reduciendo los costes e impacto.

Trayectos optimizados para cualquier destino

Antes de comenzar una ruta, es importante que el trayecto se encuentre bien organizado.

El objetivo es establecer todos los puntos clave para que el camión pueda entregar y recoger la mercancía del modo más eficiente.

Esto puede suponer un gran ahorro en tiempo y dinero, además de que evidentemente también reducimos la contaminación y optimizamos las entregas.

Seguimiento de la flota durante los transportes

Finalmente, otra de las nuevas políticas para un transporte internacional más sostenible es la de realizar un completo seguimiento de toda la flota.

A través de esto, se pueden desde corregir errores de ruta hasta incluso detectar problemas o averías en un plazo mínimo de tiempo, pudiendo actuar con mayor antelación y diligencia para resolverlo.

Gracias a la concienciación de empresas y clientes, el transporte internacional sostenible cada vez más es una realidad tangible, reduciendo el impacto que tenemos sobre el medioambiente, y por supuesto, adaptando las necesidades a una realidad imperante cada vez más exigente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.